6/01/2009

Funes+FMLN = El Salvador

Ahora comenzaremos a saber de quién son las mulas... El presidente Mauricio Funes y el FMNL tienen la oportunidad de al menos sacar al país del desorden fiscal, judicial, social, delincuencial… y un gran pijo de “al” que heredan de Saca y su despelote. No se vale regarla.

Y como decía Aniceto “no se vale la venganza, pero sí la desquitanza”.

He leído los nombres del nuevo gabinete y aparte de algunos no conozco al resto, pero no importa, el nombre no vale nada, los resultados son los que cuentan. De hace ratos oigo el nombre de hato Hasbún, el mano derecha de Funes, y me hace preguntar si este “hato” es el mismo que a mediados de los años 60s estremeció el Gimnasio Nacional, fueron los tiempos cuando el tata de Mauricio Funes, Roberto, quien se crió en una enorme casa en el callejón detrás de mi mesón, no pudo hacerla en el equipo del Liceo. Hato Hasbún fue el mejor basquetbolista colegial del país. Jugaba para el Liceo Salvadoreño cuando estos eran imbatibles, y aún recuerdo ese partido Liceo contra Instituto Nacional cuando por el Liceo, hato Hasbún, y por el Instituto Nacional, Tapir y Vilanova, se mandaron un señor mascón que perdieron los alacranes por un punto… si es el mismo hato pues espero que sea tan eficiente burócrata como fue basquetbolista.

La derecha privilegiada y extranjera no cejará en hacerle la vida imposible al nuevo gobierno pues de su eficiencia o ineficacia dependen las sucias esperanzas de estos para regresar a seguir sangrando al país. Tengo la premonición de cuáles serán sus tácticas pues los he visto hacerlo en Chile 1971-1973, El Salvador 1982-1987, Venezuela 2001-2004, y Bolivia 2006-20009.

Desbaratarán el país de los insumos necesarios y harán desfiles de cacerolas. En la corporación del oligarca hebreo verán caritas maquilladas piel blanca, con bien cuidados cabellos, manicure, y con ropa importada desfilar golpeando cacerolas.

Económicamente sacarán la poca plata que tienen en el país y la juntarán con el talego que tienen en el extranjero… la resaca colonial y extranjera hace lo mismito en toda América Latina. El presidente Rafael Correa de Ecuador, un economista educado en gringolandia, acaba de aplicar una de las salidas contra esta táctica: obligarlos a repatriar un porcentaje base de sus activos y mantenerlos en el país disponibles all the time.

En la media que dominan atacarán el efecto, pero no mencionarán para nada la causa. Un ejemplo de lo que digo: “La población debe saber con certeza, la situación actual del gobierno y del país; debe decirse con claridad qué se piensa hacer y cómo se hará, sobre todo luego de las negociaciones propias de la gestión de gobierno”… Estas fueron las interrogantes que plantea el flamante Editor en Jefe del diario del loco quiquito el día de ayer. Este tipo adjudica la generalización que el pueblo salvadoreño quiere saber el efecto, pero no la causa, “la población debe saber con certeza… que se piensa hacer y cómo se hará”. ¿Qué causó todo el despelote? el flamante jefe no dice nada porque implicaría muchas cosas… estos plumíferos serán la voz cantante de los oligarcas y privilegiados que buscarán la manera de recrear una atmósfera tipo Duarte para hacerle la vida imposible al nuevo gobierno. Esas lágrimas cocodrileñas es una clásica paja, esta es la mera neta: “A lo mejor tenemos muchas ansiedades, sin embargo desde el inicio debe quedar claro la decisión y contundencia de realizar una gestión transparente con información de calidad” concluye.

El editorial de este carácter tipifica la media nuestra. En 20 años nunca cuestionaron la transparencia y calidad de los gobiernos de Arena, y hoy, cuando Funes ni aún arranca, ya lo están cuestionando. ¿Dónde estaban cuando Katya Miranda, Finsepro, Perla, la Secretaría de la Juventud y los gastos de la Cumbre, el descarado Ministro Maza, los ególatras gastos de propaganda, la multimillonaria partida secreta?… no dijeron ni pío.

La alianza Funes-FMNL tiene la gran oportunidad de demostrar que sí se puede hacer algo por las mayorías vilmente despreciadas por casi 200 años. Salud, educación, justicia, delincuencia, estándar de vida… hay tanto que hacer que será jodido solventar tanto con tan pocos recursos y tan poco tiempo, pero al menos arranquemos ya.
P
ersonalmente creo que lo peor es el hecho que tenemos una constitución escrita para acomodar a un grupúsculo de familias extranjeras y privilegiadas, con su respectivos lacayos, por supuesto, sin menospreciar el hecho que es una constitución escrita por asesinos.

La senda que hará el verdadero cambio será la Asamblea Constituyente y una nueva Constitución.

Tamen
.