6/03/2009

CUSCATLÁN: 12 años de Vida Virtual...

En enero de 1997, en America Online, conocí una excelente mujer compatriota a través de un foro de poesías. Yo vivía en Chicago, ella en una ciudad de un estado del sur de gringolandia. Ella me encontró cuando visitando el foro de poesía leyó mis poemas sobre El Salvador… y nos hicimos “ciber” amigos sin conocernos personalmente.

Después de un mes nos hablamos por primera vez por teléfono y ella se destapó conmigo diciéndome que era Cónsul de El salvador en una ciudad gringa, además que me hizo saber que ella había nacido de una adinerada y bien conectada familia salvadoreña arenera y que ella, como su familia, era miembro del partido Arena. Yo hice lo mismo y le dije la neta: era un simpatizante del FMLN cuando era guerrilla, y hoy ya partido político aún más… y llegamos a un acuerdo que nos permitió seguir nuestra amistad y encauzarnos en la poesía, el arte y la literatura que ella tanto le gustaba sin escribir nada. Esta mujer sencillamente amaba el arte y la literatura.

Un día por estos días, o sea, a finales de mayo de 1997, ella me dijo. “y porqué no abrís un homepage para exponer el arte y literatura nuestra, yo te voy a dar todo mi apoyo media vez pueda…” me agarró en curva y vacilé. Yo no tenía la más mínima idea como putas se hacía un “homepage”. A duras penas había comenzado a comprender el “instant Message”, e-mail y todos esos nuevos volados que llegaron cuando llegó internet y que 10 años atrás era ciencia ficción… pero ella accionó su palabra y días después estaba recibiendo un CD diseñador de páginas web. Me encantó el reto y pasé tres días tiempo completo tratando de descifrar como trabajaba el volado.

Fue así como en un día como hoy, 3 de Junio de 1997, salió por primera vez al aire la página CUSCATLÁN. Usé los 2MB gratis que AOL daba a sus suscriptores, no tenía dominio propio sino hasta seis meses después que compré el dominio www. cuscatla.com

En diciembre/1977 encontré a MemoRDíaz, un ex compañero del Instituto Nacional, quien vivía (y vive aún) en Los Ángeles, entonces a él se le ocurrió la idea de abrir una sección de humorismo nuestro, yo le pedí fuese mi socio en este proyecto y él aceptó, desde entonces la página que comenzó con 2MB y 10 páginas enlazadas, hoy es de 125 MB y 424 páginas… se ha convertido en una linda morena adolescente.

A esta mujer, que hoy yo considero mecenas del website CUSCATLÁN, y celebrando el lanzamiento ese 3 de junio de 1977, le dije que me dejará pagarle lo que gastó por el diseñador, ella se rehusó y a cambió me contó una historia y me pidió le escribiera un poema en base a dicha historia.

Y este fue el poema que di como agradecimiento a aMarie, a quien nunca olvido y yo y CUSCATLÁN siempre le estaremos agradecido y deseándole lo mejor donde sea se encuentre, también hacerle saber que en buena parte gracias a ella CUSCATLÁN hoy cumple 12 AÑOS en la red!!

Cuentan que donde llueve y truena
nació una linda Niña de Bellos Ojos,
aún de alcurnia y criada con antojos,
la niña llegó a mujer con alma buena...

Su mundo semejaba vieja aristocracia,
vida de abundancia y en lo pomposo,
pero cuando su familia eligió su esposo,
la pobre infeliz niña lloró en desgracia...

Niña linda que conociste países lejanos,
se casó sin conocer eso que estremece,
que hace vibrar y que al pensarlo crece,
éxtasis de amor que nos hace humanos...

La pobrecita creyó que al casarse, ella
sentiría esos besos de amor ansiados,
pero fue tarde cuando vio lo equivocado,
que es casarse sin amar aún siendo bella...

Hoy ya mujer, madre, y aún hermosa,
lisonja la vida que la ató a esto insulso,
y aún pensando en pecar de impulso,
sueña en los brazos del amor penosa...

Así un día, vagando en su fantasía,
conoció un mozo pobre pero franco
que sin verla ni oírla leyó su encanto,
y la buscó sin meditar lo que vendría...

La Niña de Bellos Ojos sintió un alborozo,
pero su alma pura amar a otro la impedía,
casada y abandonada la pobre niña sufría,
pero al fin cedió a los avances del mozo...

Se entregaron al amor un día de fantasía,
y se olvidaron del origen y diferente cuna,
pues la atracción mutua era en demasía,
y así pasaron juntos una noche de luna...

Rompieron en furor ansiado y anhelado,
porque temían que nunca lo repetirían,
ambos desaguaron sus deseos al hado,
y olvidaron el destino del cual venían...

Una lágrima de amor bañó a la niña bella,
e hizo jurar al mozo que nunca la dejaría,
y ya creyéndose en la luna y las estrellas,
vio a su mozo esfumarse.... ¡en su fantasía!


Tamen
.