7/01/2009

Desde La Diáspora

Aquí en Houston la mara de hermanos hondureños, como en Honduras, están divididos; sin embargo, para el día después del golpe, el péndulo se inclinaba a favor de los oligarcas golpistas, con muchos catrachos entrevistados hablando en Televisión frases como “lo malo hay que cortarlo de tajo”, pero ayer el péndulo comenzó a cambiar cuando dos intelectuales hondureños entrevistados dijeron que apoyaban el regreso de “Mel”.

El que se está volteando por supuesto es el liderazgo gringo que se niega claramente a llamar “golpe de estado” algo tan claro como el agua. Su Alteza Real Hillary Rodham Clinton ha llegado tan lejos como decir “es casi” un golpe de estado.

Por FOX NEWS, el enclave derechista, han desfilado los “expertos” echándole verga a Obama por “alinearse con los dictadores sudamericanos”, o sea líderes hispanos de izquierda que ya no están bajo el control de la élite gringa.

En general, la media gringa se ha enfocado más en Michael Jackson que en su “back yard”, pero los escasos reportajes que se publican parecen extrañamente balanceados cuando viene a las publicaciones más importantes. Univisión, el canal de la mafia de Miami, extrañamente, ha mostrado ampliamente las demostraciones de apoyo a Zelaya en Honduras, lo mismo la rival Telemundo. CNN en Español ha sido más crítica del “gobierno” del italiano Micheletti Bain por la censura que ha sufrido esta estación en Honduras.

A cuatro días del golpe las cosas empiezan clarear tras el repudio mundial contra la oligarquía gorilesca catracha, no hay duda que eventualmente los oligarcas hondureños tendrán que retroceder y Mel Zelaya recuperará la presidencia… pero luego vendrán muchas interrogantes.
Por ejemplo ¿qué pasará con los jerarcas militares que se prestaron a este golpe? Y ¿qué pasará con el italiano Micheletti y sus lacayos como el payaso Ortez Colindres? De alguna manera hay que hacerlos pagar por este despelote y sentar precedente para que los demás oligarcas en América latina ni se les cruce la idea de intentar otro hondureñaso.

Yo creo que lo chiche será reinstalar a Zelaya, lo carajo será después de esto.

Tamen
.