7/20/2009

La Derecha de Obama y la Izquierda de Funes

Personalmente ya no me cabe duda que la élite derechista gringa está detrás del golpe de Honduras y del “set up” en Guatemala contra el presidente Colom. Sin embargo lo que no está claro es si Barack Hussein Obama está al tanto y de acuerdo en lo que en el país que él preside se está gestando contra las mayorías en América Latina, o sencillamente está aculerado. Tampoco está claro, al menos desde gringolandia, donde anda el liderazgo izquierdista de Lula en todo esto.

Y no sólo a Obama le sucede que, ya estando en medio del despelote, uno se da cuenta que la regamos midiendo el reto cuando no previmos ciertos importantes detalles. En El salvador también Mauricio Funes está comenzando a dar muestras de lentitud y letargia. Fue irritante darse cuenta que nuestro embajador en Honduras seguía siendo un nombramiento de Saca, un ex militar de dudoso prestigio y de un partido nefasto que inconstitucionalmente sigue legalizado. Y luego el bochorno del embajador de la OEA y las declaraciones que presuntamente dio tocante a Honduras en Washington, y lo peor es la timidez de colibrí del canciller salvadoreño que tenemos.

El gobierno de Obama lleva seis meses y a pesar que su partido tiene absoluta mayoría en el senado y la cámara, está viendo que sus promesas electorales están siendo examinadas para aprobación como en cámara lenta y a regañadientes. Hay ciertos elementos que se le impusieron a huevos a Obama por la élite blanca mandamás como Hilary Clinton en el Departamento de Estado, de aquí es donde está emanando la imagen derechista del gobierno de Obama que hoy lo están pareciendo seguir las mismas políticas de Bush tales como los juicios militares en Guantánamo, la exclusión de Bolivia en las tarifas arancelarias… y el crucial titubeo tocante al golpe en Honduras.

En El Salvador la situación de Funes es más complicada que Obama porque no cuenta con la mayoría en la Asamblea, no cuenta con la Corte Suprema de Justicia, no cuenta con el capital, y peor aún, no cuenta con los medios de información. Funes apenas tiene mes y medio en el hueso pero me doy cuenta que también a él le han clavado gente, o él ha llevado gente, que como a Obama hoy, mañana a Funes le serán funestos. Cómo preámbulo ya testificamos el despelote que se le formó con el cacique de Concultura que aún no termina, ahora Funes está en medio del desvergue de la presa El Chaparral que heredó de saca… y tiene pendiente aún sus promesas de vivienda, empleo, seguridad que serán claves dentro de tres años, pero con 90 días no se puede aún dilucidar nada.

El Departamento de Estado gringo, antes del 2001, era la más importante secretaría gringa y la cual había sido dominada por los Neocons (que entonces eran izquierdistas pro soviéticos) del Lobby sionista desde Nixon. El Lobby sionista, originalmente se llamó American Zionist Council, pero en 1960 cambió su nombre a American Israel Public Affairs Committee (AIPAC), para evitar tener que registrarse como agente extranjero. Cuando llegó Nixon, y gracias a la millonada que dan a ambos partidos, los sionistas impusieron a Henry Kissinger como Secretario de Estado apoderándose de esta rama del gobierno gringo hasta el 2001. Pero luego llegó la guerra de Iraq y el Pentágono, o Secretaría de la Guerra, llegó a ser clave y hacía allí se movieron también los sionistas Neocons del Lobby. Pero el “background” de Obama y su oposición a las políticas sionistas en el Medio Oriente ha sonado la alarma e hicieron a los Neocons regresar al Departamento de Estado y lo han logrado gracias a la ex senadora de Nueva York (cuartel general de los Neocons) quien tiene lazos con estos individuos a través de Wall Street.

Hay una nueva alianza entre los Neocons de Nueva York y la élite helmíntica de Miami: los dos odian a Hugo Chávez, los Neocons porque Chávez tuvo las agallas de romper relaciones con la entidad sionista y denunciar el Holocausto Palestino y con las nacionalizaciones está dando “mal ejemplo”, y Miami por el apoyo a Fidel y el pueblo cubano.

Entonces no nos sorprendamos si vemos resurgir viejas caras del pasado reavivando acciones que llevaron a cabo en el pasado. Por ejemplo individuos como Cristiani en El salvador y Otto Reich en USA.

La razón que un individuo que hoy está bañado en millones gracias a que ha saqueado impunemente a El salvador haya salido de nuevo a la palestra pública es pura protección personal, él sabe qué sucedería si se le investigara a fondo por un imparcial e independiente investigador, como los que los gringos suelen nombrar para investigar a los suyos, Cristiani sabe que su saqueo de la nación sería visible e iría a parar a la cárcel. En USA un individuo que de repente ha surgido es el viejo Neocon de origen austríaco-cubano Otto Reich, a quien por un lado lo motiva su odio incondicional a Fidel castro y Hugo Chávez, segundo su mentalidad de extrema derecha y finalmente su desprecio de las mayorías mestizos, indigenas y negros de latinoamérica.

Los medios de comunicación gringos y Univisión están dando un giro paulatino en los reportes del caso hondureño, en Univisión Micheletti ya NO se reporta como “presidente de facto”, sino como “presidente interino”. CNN en inglés ha comenzado un programa de media hora con el anélido Rick Sánchez que la semana pasada entrevistó precisamente a Otto Reich quien por supuesto dio comentarios de apoyo el golpe y tiró el usual veneno a Hugo Chávez…, y leyendo a Vargas Llosa, Jorge Ramos, Montaner, Moisés Naím, Oppenheimer me doy cuenta que básicamente dicen lo mismo en diferentes palabras..

“La línea de batalla está trazada”… así escribió uno de los plumíferos del pasquín del loco quiquito días después del golpe de Honduras y parece que no hablaba paja. Hay una contraofensiva derechista contra los regímenes de izquierda que han ganando a través del voto en Latinoamérica, gobiernos electos izquierdistas que debido a que no siguen los lineamientos de la élite imperialista gringa son considerados “dictaduras” de izquierda.

Tamen
.