7/31/2009

Latifundios Mediáticos

Hoy se anuncia que el gobierno venezolano prohibirá los “latifundios mediáticos”.

La media, o medios de comunicación masivos, hace ratos dejó de ser “libertad de prensa”, eso ha quedado como una sustancia pajera. En El Salvador, como en Venezuela, se trata de una mara de camarillas familiares que se han apoderado de la media para mantener el status quo de explotación y embrutecimiento sobre la población que “informan” para preservar privilegios y enriquecerse salvajemente.

A nivel latinoamericano, estas camarillas familiares se han empandillado en lo que llaman SIP, un nido gansteril en donde se concentra toda la “libertad de expresión”, lo que no está en esa cueva de mentirosos no es “libre expresión”, estos tipos, muchos de ellos recién llegados a Latinoamérica no más de un siglo, han secuestrado la libertad de expresión para impulsar sus mezquinos intereses políticos y empresariales.

De nuevo el Presidente Hugo Chávez es el pionero de algo que se tiene que hacer en Latinoamérica y es recuperar nuestros medios de información del grupúsculo de facinerosos criollos y extranjeros que tienen secuestrado estos medios.

El fin de semana arrancará con un lloriqueo de estos medios y la agudización de la satanización de Hugo Chávez, pero este paso que Venezuela está a punto de dar es trascendental en la supervivencia y progreso de Latinoamérica y se tiene que llevar a cabo, en unos países más severo que otros.

En El Salvador ya no ignoramos quienes son los que han secuestrados nuestros medios de comunicación masivos, ya los vimos echar espumas y baba con las mentiras e inmundicia que le echaron al FMNL y Mauricio Funes durante la pasada campaña electoral. Aun suena, se ve (gracias a you tube), y se palpa calientito los “110 grupos armados”, las Panteras Negras del ruco bifacial pariente del negroide golpista, el paro gringo de las remesas, la estampida de los negocios abandonando el país… todo esto transmitido por la familia Altamirano, la familia Dutriz, la familia Saca, la familia Essersky… y demás fauna. pero esto es terrorismo aquí y en China. Estas camarillas familiares empresariales trataron de aterrorizar a la población salvadoreña para que no votaran por el FMLN y votaran por ARENA. Por eso digo mil veces que estos NO SON medios de información sino medios de propaganda que deben ser exorcizados y luego regulados cuanto antes.

Lo que Venezuela está a punto de aprobar es una legítima y soberana defensa contra las desreguladas fechorías mediáticas que las camarillas familiares llevan a cabo bajo la paja de “libertada de expresión”.

No hay punto medio tocante a este punto, así con la redundancia, la “autorregulación” es pura y absoluta paja. En El salvador ya sabemos exactamente a que se refiere el Ministro venezolano cuando dice “latifundios mediáticos”, y es porque eso es lo que sucede en el terruño: un grupúsculo ha secuestrado la libre expresión en el terruño.

Las mayorías tienen que recuperar, regular, y castigar a los secuestradores.

Tamen
.