11/10/2008

Walter Araujo: Típico Servidor de la Oligarquía.

La reciente entrevista que publico El Faro con Walter Araujo, Presidente del Tribunal Supremo Electoral en El Salvador, mostró la petulancia, prepotencia e incoherencia que este individuo ha mostrado en casi toda su vida pública. Pero cuando terminé de leer la entrevista se me vino un recuerdo

Eran las 6:30 de la mañana en ese lluvioso día de julio/1999. Hacía una semana había regresado a quedarme en El Salvador después de 18 años de vivir en la Diáspora. En la televisión habían tres personajes: Uno aparentaba 30 años, impetuoso, y bajo su rostro se leía un "caption" que decía: Walter Araujo, Diputado, ARENA, el otro quizás tenía una decena más de años y parecía bregar con sí mismo para hacerse ver inteligible y equilibrado, pero no había “caption” para saber su nombre, obviamente era el moderador del programa, y el último era un “viejo” en edad de retiro el cual reconocí al instante: Schafick Handal.

Me sorprendió que los noticieros se hubieran agringado en paleta en el terruño, pues no recordaba hubieran programas de entrevistas noticiosas en vivo por las mañanas en El Salvador de los años 70s. Esta sería la primera de las muchas sorpresas que descubriría en los próximos 21 meses que duró mi estadía.

-Y usted Diputado Araujo, considera que seguimos viviendo bajo una oligarquía como acierta el diputado Handal? –preguntó el moderador sin nombre, obviamente atizando el fuego, o como hacíamos en mi escuela Joaquin Rodezno cuando queríamos que dos se dieran verga se les decía poniendo la mano en medio de los dos: "El que escupa primero gana".

-Estos a todos acusan de oligarcas, sólo porque alguien tuvo éxito en los negocios, lo acusan de oligarca…, quizás hasta a mi me acusen de oligarca, -y volviendo a ver directamente a Schafick, Walter Araujo le preguntó retadoramente -Vaya vos, decime, soy yo oligarca?

Handal, Diputado del FMNL, y miembro histórico del Partido Comunista quien doblaba en edad a Walter Araujo pareció tomarse su tiempo para contestar, pero firme y serio, Schafick Handal entonces enfrentó la mirada de Araujo y le espetó:

-No sos, pero les servís.

Después de leer la entrevista en El Faro, y casi una década después, este individuo no ha cambiado ni un ápice, al contrario se nota más petulante y más prepotente… y estoy seguro él será uno de los primeros en salir huyendo del país después de las elecciones de marzo/2009.

Tamen