11/02/2008

LA GRINGOCRACIA

Habremos muchos salvadoreños que tenemos ciudadanía doble y podremos votar en los comicios venideros, tanto en EE.UU. como en el terruño, y aunque no podamos votar, pienso que en la Diáspora saber lo del gasto tocante a nuestra política como de la política gringa es necesario. Favorece el hecho que una es casi copia de la otra.

La política gringa electoral no es algo chiche de comprender, es como el fútbol americano, se habla de ello todo el año, pero el torneo dura tres meses. Y así como son de enredadas las reglas de su popular juego invernal, así son jodidas de entender las reglas que rigen su sistema político.

Si para ser Presidente es yuca entender el volado, llegar a ser candidato del partido es aún más viga. Los dos grandes partidos tienen elecciones de votación “primaria”, donde escogen candidato; como la copia chafa que hizo Arena para elegir a Avilés.

El proceso del Partido Demócrata es el más intrincado a propósito para encubrir que los que eligen al candidato presidencial es una camarilla de “superdelegados” que nadie ha elegido, y que son libres de escoger a quien quieran sin darle razón a nadie, ¡nadie los manda! Entre estos 800 Superdelegados se hallan John Kerry, Bill Clinton, Jimmy Carter, Bob Kennedy… etc. Ellos son miembros de la élite del Partido Demócrata, son los “líderes del partido”, y ellos son “superdelegates forever”, o vitalicios, y no tienen que rendirle cuentas a nadie. Este es el Secretariado del Partido Demócrata.

Qué Viva la Gringocracia!!!

Pero las minorías étnicas tomamos la política como lo que brinda el “Superbowl”: Entretenimiento. De otra manera no me explico cómo es que una buena tajada del “gringo” hispano y negro no entienden sobre Colegio Electoral, Delegados y Superdelegados, y aún así no preguntan, y, peor aún, votan. Yo sospecho que la respuesta a la apatía es porque la explicación del proceso, para muchos, es paloma de entender.

Por ejemplo: se podría repetir el caso que Obama gane el voto popular y pierda la Presidencia en el Colegio Electoral, como pasó a Al Gore 2000. Y es que los gringos cuando votan por un pre candidato, o candidato presidencial, no votan directamente para escogerlo a él, sino que votan para escoger un grupito de Delegados, 538, que conforman el actual número de Delegados del Colegio Electoral.

Pero aquí se comienza a enchibolar a la mara porque de los 538, sólo se necesita la mitad más uno, o sea 270, para elegir el Presidente.

Todo comenzó cuando se escribió la constitución, los líderes independentistas gringos no se ponían de acuerdo sobre si el Presidente debía ser elegido por los votantes, o por el congreso, el propósito era darle poder a la minoría, por supuesto que entonces la minoría era sólo raza blanca. Los políticos anglos tienen algo quizás positivo pues no se dan de vergazos o se matan entre sí cuando en desacuerdo, sino que escogen líderes que se juntan, platican comiendo y chupando, hasta llegar a un “compromiso”, pues les encanta el compromiso como solución a sus desacuerdos…, y el compromiso entonces fue crear un cuerpo que le llamaron Colegio Electoral…, y le pasaron la pelota a ellos para que eligieran al Presidente gringo.

Los 170 millones de votantes en gringolandia no eligen directamente a su Comandante en Jefe, sino que delegan ese derecho al “Secretariado” de 270 miembros del Colegio Electoral.

¡Qué viva la Gringocracia!

A los 170 millones de votantes se les dice en la media “libre” que es votación presidencial pero no se subraya el hecho de los delegados que rara vez se menciona, hasta que se arma el enredo como en el 2000 con Gore. Para muchos gringos, en especial las minorías étnicas, lo de Gore fue sorpresa, y muchos aún ignoraban tal cosa como el Colegio Electoral.

Pero para que todo este sistema político enredado trabaje se necesita un chingo de pisto. ¿Y de donde viene la plata para sus multimillonarias campañas?

Se puede aceptar ayuda económica del gobierno, pero entonces hay “ceiling”, o límite, en cuánto pueden gastar los candidatos, hoy día la ayuda del gobierno asciende a 80 millones; pero si se rechaza el dinero del gobierno, no hay límite en el gasto de campaña, y generalmente esto es lo que hacen los candidatos, rechazan los milloncitos del gobierno, para poder usar un sin límite de millones de “campaign contributions”, un caliche gringo para la palabra soborno. Obama en su campaña recibió nada menos que 680 millones, y McCain 460.

Los anglos tiene leyes electorales que permite donaciones, y el dinero de los donantes virtualmente va a ambos partidos, pero los mismos donantes le apuestan a ambos partidos por si las de hule, aunque dan más al que le regresa más.

Hay un límite en lo que un individuo puede donar a un candidato, y al partido, pero también hay hechos a propósito “loopholes”, u hoyos, donde se puede evadir “legalmente” la ley, y son tan grandes que cabe un tráiler.

En gringolandia nadie da sólo por dar, esta es una sociedad donde el dinero es la comodidad, el acceso fácil, el poder. Por dinero, y “propiedad privada”, aún la familia vale pelones entre la mayoría de anglos, negros, y malinches. La plata que financia las multimillonarias elecciones gringas viene de instituciones financieras, conglomerados religiosos, televangelistas, sindicatos, Lobbies, “think tanks”…, y principalmente de acaudalados Neocons entronados en las corporaciones gringas.

Y es que las corporaciones gringas es la clave. De acuerdo a un estudio de Sonoma State University , se encontró que sólo 118 individuos sostenían la membrecía de los ejecutivos de las 10 mayores publicaciones de USA, o sea, 8 fuera de 10 importantes ejecutivos en los medios de comunicación gringa más importantes del país, comparten común membrecía en las oficinas ejecutivas de todas ellas. Se hartan chiche a Boris Essersky… ¡Increíble!... pero no todo para aquí, estos mismos 118 individuos también se sientan en las directivas de las 288 corporaciones nacionales e internacionales más importantes de EE.UU. y ¡sorpresa! la mayoría son Neocons de la raza de Essersky.

Aquí el villano no es el “rojo-comunista”, sino el “árabe y musulmán terrorista” . Una de las más “serias” acusaciones contra Obama por los republicanos es que Obama es musulmán… Y nadie pregunta porqué es delito ser musulmán en gringolandia? Y para demonizarlos, además de Hollywood, tienen el equivalente, en escala “pequeñisimal”, del Diario de Hoy de quiquito, y este es “Fox News” del Neocon sionista Ruper Murdoch.

Las diferencia entre los gringos derechistas y los capitalistas derechistas en el terruño, respecto a donaciones de campaña, es que el gringo lo hace “ficha vista”, porque tienen leyes, güebeyan también, pero lo hacen con clase, y se diferencian más porque en USA si se descubre al corrupto, lo hacen pedazos y lo mandan a un “Minimun Security Prision”, otro caliche gringo para la palabra “country club”.

Cada año se descubre en EE.UU. un escándalo de corrupción, en el 2007 fue el poderoso jefe de la Cámara de Representantes Tom Delay, mi vecino en Houston, su juicio por corrupción comienza en Diciembre. Este año es el turno al decano Senador Stevens de Alaska, un viejito de 84 años -güeviar es como el amor, no hay edad-, y con 50 años de Senador, él es el más viejo Senador de EE.UU.

Pero los derechistas extranjeros que han secuestrado los destinos del pueblo salvadoreño dejan libre a los corruptos, como recientemente ocurrió con el ladrón de ANDA, Orellana, y un talego de etcéteras, pero dejar libre a este tipo que participó en el desfalco de casi 100 millones en dinero del pueblo, fue una prepotente bofetada a la cara del pueblo salvadoreño por el partido Arena… Lo mismo hacía Tom Delay.

En El Salvador, y diferente a EE.UU. es secreto de donde viene el dinero de las millonarias campañas por el partido en el poder, por eso nacen las especulaciones sobre ello, se ronronea que Taiwán, los anélidos de Miami, la partida secreta que ya no es secreta, los 3 mil mensuales del chingo de ricos... se vale la especulación porque no hay leyes que las haga visibles, a calzón quitado.

El Faro publicó que cuando le preguntaron a Saca donde conseguía tanta plata y cuánto gastaba en su campaña mediática ególatra, el Faro dice que Saca refirió la respuesta a su Ministro de Información Julio Rank Altamirano, quien prepotentemente se negó rotundamente a dar la información diciendo que a su criterio “no creo que abone nada para al desarrollo del país en este momento”, es el caliche de ellos para decir, “no se puede porque hemos güeveado mucho”. Y es que hacer público las cifras podría complicar legalmente a la mafia de Saca, pues se especula que está gastando millonadas comprando innecesarias pautas comerciales a sus propias estaciones de radio.

Finalmente ambos gobiernos se han creído la mamá de Tarzán y han quebrado la ley cuantas veces han querido. En gringolandia no se enjuicia a Bush por sus mentiras porque hubo trato secreto entre la élite, y esto, por el momento, lo tiene a salvo de la mentira de Irak y las armas nucleares, la agente encubierta de la CIA, el desplome del mercado de las viviendas, la cagada de Katrina, el bochorno del hondureño González... etc.

En el terruño, el cacareado “perdón y olvido” es la última tablita de salvación del culpable. En El salvador habrá que ganar primero y luego mirar a la legalidad del pasado, pues nunca puede haber paz sin justicia.

Tamen