10/11/2008

El Baje de la Semana

Ha sido una semana de expiaciones, tanto económicamente como políticamente. Económicamente, acá en gringolandia, la mara con la que más o menos por 10 horas rolo diariamente en mi profesión, anda bien chiveada, y esta vez vale pelones la raza, o tenga o no tenga pisto, a esta crisis económica hay que darle crédito porque no es “gringocracia”, sino cabalmente democrática, nos está golpeando a todos.

Cuando los “taypayer” comenzamos a recibir el cheque del “stimilus package” en mayo este año, yo le dije a mi alero camboyano en el trabajo que el volado estaba raro porque los gringos nunca dan nada de gratis, “de alguna manera nos van a meter la molonga, ya vas a ver” le dije. Esta semana los dos hemos sido barridos perdiendo el 40%, cada uno, de nuestros ahorros para el retiro.

Los gringos me regalaron $1,500 varos de puro “fay”, pues yo no los pedí, ellos me lo regalaron mandándome por correo un cheque del gobierno con una nota que decía los 1,500 dólares no los tenía que reportar como ganancia… ¡qué verga!... Y si yo hubiese sido cogión y valeverga, y con el pijo de hijos, me hubieran mandado hasta 3 mil chuyas regaladitas…

Pero todo lo anterior pasó en mayo, hoy en octubre, esta semana que pasó, mi cuenta de retiro perdió 18 mil vergas, y quizás se pierda toda si suceden diez más días como los pasados 7 días que acaban hoy.

Y esto está golpeando los bolsillos de todos, las noticias dicen que de hace 15 meses hasta hoy, se han perdido ¡2 trillones! (mil billones gringos) de los planes de retiro de todos.

En la mayoría de centros de trabajo, hay programas para ahorrar dinero propio para nuestro retiro, yo conozco tres, pero el que yo tengo es el más común y se llama 401k. y trabaja así: mi empleador me pone el 50 %, o la mitad de lo que yo decida ahorrar (pero sólo hasta el 6% de mi salario), supongamos mi máximo 6% de mi salario sería 20, entonces yo pongo 20, y ellos ponen 10… pero… realmente ya no es mi dinero, el gran pero del menjurje es que ese dinero ya no lo puedo sacar hasta mi retiro a los 62 años, y mientras yo y millones le ponemos pisto cada mes, lo juega en la bolsa de valores un agente bursátil, digamos una empresa como FIDELITY, estos me dicen a mí, por ejemplo, mirá, aquí están el cuchillo, la cebolla, y la carne de tunco, ¿cuál crees que daría más ganancia? Y ellos invierten el dinero en el escoge.

La Bolsa de Valores y su “índice”, o “dow Jones”, en un mes ha caído de 14 mil a 8 mil puntos y quien sabe cuando pare este volado, y de allí que la mara anda angustiada.

Y es que al gringo no hay nada que lo afecte más que andar sin dinero, o perder dinero. La vida en gringolandia gira en torno al dinero, las chirilicas, la feria, las chuyas, las bolas, las vergas…

Tamen