10/23/2008

THE BOOGEYMAN

Los persas le llamaban Arhiman, los Mayas Ahpuch, los Hindúes Kali. Los gringos le llaman “boogeyman”. Es una palabra cuyo objetivo primordial es causar miedo, asustar a la gente, intimidar el pensamiento.

Pero boogeyman, como el demonio, no es uno, son muchos. En El Salvador le llamábamos la Carretilla Chillona, el Cadejo Negro, la Siguanaba, el Cipitío... Y este boogeyman trabaja no sólo en la “civilizada” sociedad gringa, sino en cualquier país, la clave estriba en controlar los medios de difusión masivos.

El boogeymen en el terruño es el jurásico comunismo, pero en gringolandia ya no se habla de comunismo porque ya no existe, pero para meter miedo la élite gringa republicana hoy usa Al Qaeda, u Osama Bin Laden, lo cual es lo mismo, el objetivo es atemorizar para que el pueblo busque cobijarse, usando el voto, en el más fuerte, y los derechistas capitalistas del Partido Republicano, y sus lacayos derechistas en el terruño, se creen los más musculosos.

Pensar contrario a otro no es nada nuevo, engañar para ganar adeptos o metas políticas no es nada nuevo, ganar una apuesta ideológica a través de convencer un contrario sin usar la mentira es raro, pero no imposible, pero lo más inmoral es ganar explotando la desventaja que el votante es iletrado y supersticioso, como sucede en el terruño.

Internet y los blogs, se han convertido en el gran enemigo de la derecha capitalista en ambos países. La media capitalista en El Salvador es la única que se ha quedado gritando “comunismo”, pero gracias a internet hoy es fácil darse cuenta como tergiversan la noticia, o usan encabezados desorientadores en sus portadas. Pero esto no es nada nuevo, siempre lo han hecho, pero la era de los blogs lo ha hecho visible, elocuente, explícito, y hoy es fácil decir acuciosamente quién está vendido a los extranjeros capitalistas en el terruño.

El Diario de Hoy ha sido el más cuatrero con la difamación, la mentira, y el amarillismo derechista. Pasquín como este dan la razón a Hugo Chávez de parar a RCTV. Lo que RCTV y el Diario de Hoy hacen es sembrar terror y zozobra, y eso se llama terrorismo aquí y en China. Puede tener el nombre que sea, pero no es periodismo.

Pero la Prensa gráfica, el llamado “más moderado”, ha dado el paso de volverse abiertamente partidaria y meterse al juego de la mentira, como el Diario de Hoy, y eso es señal de desesperación. ¿Cómo puede ser que el Gran Duque Dutriz esté sobresaltado? ¿Qué esconde que le da tanto pavor la llegada del Frente?

El volado es que ambos medios escritos están tratando duro de implantar y recordar el miedo al comunismo diciendo sin piedad que “los únicos que mandan son la cúpula de líderes comunistas”, “es un títere de la banda de rojos”. Pero también yo sé que tanto en El Salvador, como en USA, el capitalismo funciona en base de una “cúpula de líderes”, el resto sólo somos títeres, y leyendo los vómitos editoriales de quiquito, los derechistas disfrazados de “centro”, y otros periodistas chafas, me doy cuenta que ellos aluden con miedo y respeto a esta élite como Gran Capital, Comunidad Empresarial, ANEP, y hasta los agrupan de acuerdo a su tendencia “neoliberal” en Apóstoles, Generales, Torogoces, Omega... la mayoría de ellos son familias descendientes de extranjeros recién llegados, que se han quedado extranjeros, y que tienen secuestrado al país.

Pero los disfrazados de “centro” en El Salvador considero que son los más peligrosos, pues no juegan “ficha vista”, entre estos hay individuos que, a pesar de que tenían posición social y económica de peso, nunca dijeron ni pío cuando vieron la horrible miseria y explotación de las mayorías en los 60s, 70s, 80s, al contrario, colaboraron y trabajaron bajo esas dictaduras..., hoy son caballos troyanos para influir, desorientar, y apaciguar el empuje del pueblo por elegir a Mauricio Funes.

La historia de la media en Estados Unidos no es nada diferente, pero en lugar de un monito sin cola, como en El Salvador, en USA es un gorila..

Parece una ingratitud que el camino a la paz en El Salvador es peor que el camino al infierno que solo tiene piedras, el camino a la paz en el terruño tiene enormes bloques de concreto y de hormigón, además de profundos baches capaces de tragar un trailer, pero lo peor son los ambiciosos e insaciables extranjeros pesos pesados que se oponen al necesario cambio.

Tamen