10/05/2008

EL ARTE NUESTRO: Hugo Martínez Acuña

El profesor Martínez Acuña tiene esa sublime forma de asociar el mundo físico humano con el mundo físico de la naturaleza, tal como debe ser: naturaleza y hombre, dos mundos dentro de un gran mundo, formando parte de un universo. En este cuadro, el mundo físico interno humano, representado por el torso y antebrazos, está ocupado por una naturaleza muerta apacible simbolizado por el yate anclado en algún lugar apacible de cualquier parte, enfatizando que vida y humana y naturaleza es un todo... Todo el escenario envuelto en el aura dorada del pacífico atardecer.



Otro perfil representativo de la unión hombre-naturaleza, con la diferencia del gesto expresivo de la figura humana. Mi primera impresión al ver el gesto de espanto y desesperación, de la figura huma del cuadro, fue el sentimiento que la humanidad hoy manifiesta ante la pérdida acelerada de nuestra naturaleza de alma verde, sin ella, nos morimos de asfixia.




Este es un cuadro que me recuerda la bella ciudad de La Unión, cuando la conocí en 1971. Los largos corredores bajo teja, los portales, y el azul marino de fondo…

Están invitados a visitar más trabajos del pintor Martínez Acuña.

Tamen