7/13/2012

Ortografía: Errores y Horrores


Pienso que todos no hemos topado más de alguna vez con los errores y horrores de ortografía que se observan cuando abrimos ciertos comentarios sobre artículos en los diferentes portales cibernéticos salvadoreños, lo mismo cuando leo artículos en ciertos blogs y páginas web guanacos.
Yo me di cuenta de este volado cuando estuve viviendo en el terruño de 1999-2001, y me pregunté ¿qué pasó?, me pareció que a la ortografía ya nadie le ponía atención.

Sucede que cuando estudiaba primaria en  mi escuela Joaquín Rodezno aprender ortografía era de a huevos y caligrafía era menos demandante pero también importante.
Mi profesor de 4º. y 5º. Grado, Daniel Antonio Ortiz, el mejor profesor que alguna vez he tenido, me dio varios cinchazos por haber escrito “hayga” o “hasi”, y mi profesor de Anatomía en cuarto curso en INFRAMEN, “el coco” Parada, nos decía antes de cada examen “y aquel pendejo que escriba hueso con z le pongo cero y lo expulso de mi clase”.

Nada que ver con el contenido de la materia pero esa era la importancia que mis profesores le daban a la ortografía… hoy eso aparentemente vale la pura ñola.
Cuando una vez en una consulta externa escuché a un estudiante interno del séptimo año de medicina decirle a un paciente “cuando le diga tuesa, tuese” fue la gota que derramó y me convenció que habíamos retrocedido tocante a ortografía…

Y entonces no podía culpar a la tecnología, ni a las computadoras, porque en 1999 todavía era raro el que tenía una. La tecnología no tenía la culpa del repijo de errores y horrores ortográficos que día a día descubría entre la mara universitaria.
Y  hoy la tecnología hace chiche obviar saber ortografía ya que Microsoft Worpad, el que uso en este momento para escribir este volado, me corrige cuando escribo un error ortográfico y hasta me da sinónimos.

Pero personalmente considero que lo que más me ayudó con el volado de la ortografía, además de mis excelentes maestros de primaria y secundaria, fue la lectura.
La lectura me ayudó con el vocabulario y ortografía no sólo en español sino también en inglés.

Una de las cosas que más me impresionó de la cultura gringa es que son ávidos lectores, cuando viajaba en los trenes o en los buses en Chicago, observaba que casi todos los gringolandeses iban leyendo. Y los medios de comunicación incitaban la lectura en la población.
En mi tierra la lectura se me inculcó partiendo del cuarto curso, cuando cursé la materia de literatura universal, entonces me di cuenta que me enculaba leer.

En literatura universal en INFRAMEN la señora Aguilera nos hacía leer un libro quincenal y hacía examen de esos libros cada mes, entonces a huevos tuve que leer La Odisea, el primer libro completo que alguna vez leí, Fausto y Werther de Goethe que si hubiera tenido una pistola en mi mano quizás me hubiera pegado un tiro, Hamlet de Shakespeare fue el único libro que no terminé porque no me gustó, me pisaron en el examen, la Vorágine, Marianela, Fuente Ovejuna, Los Miserables....
Entonces cuando pasé en limpio el cuarto curso (el primero que pasaba en limpio sin ir a las olimpíadas de enero) mi tata me regaló “los nueve libros de la historia” de Herodoto… ese libro quizás transformó mi vida…, y aun lo sigo leyendo en Kindle.

Y leer también me ayudó con el idioma gringolandés. Sucede que en la universidad nacional cursé Inglés I, II y III, creí aprendí a medio leer, pero cuando llegué a Chicago me di cuenta que valía verga.
Un cuate guatemalteco en Chicago me “aconsejó”  diciéndome que en gringolandia Dios no hablaba español, sólo inglés…, y que si quería aprender el idioma había dos maneras: en la cama con una gringa o yendo a la escuela, opté por lo segundo.

Pero, de nuevo, lo que más me ayudó a defenderme con el inglés fue leer. Hasta la mitad de los 80s, cuando aún era mojarra en USA, me quebré libros de Dean Koontz (mi favorito), Stephen King, John Grisham.
La tecnología está volviendo obsoleto los libros impresos, las bibliotecas están cerrando o transformando, y los libros electrónicos están surgiendo imparables… pero no importa como sea el formato de un libro, mi tata decía, lo importante para la ortografía y el conocimiento es la lectura.

Tamen
.

11 comentarios:

  1. Y que me dice de la forma INCORECTA que conjugamos verbos en el pretérito perfecto simple, segunda persona; por ejemplo decimos, me llamastes......cuando la forma correcta es: me llamaste (sin ese al final.)
    Dijiste y no dijistes, saliste y no salistes.
    Y quizá mi favorita: venistes.... en ves de viniste.
    En fin la lista es muy larga.
    A propósito, a este tiempo en la conjugación se le solía llamar: pretérito indefinido.

    ResponderEliminar
  2. muy verede Sancho, y que decir de la caligrafía. Buen artículo sólo que tiene faltas gramaticales:

    (creí aprendí a medio leer) dos verbos conjugados juntos. La frase también carece de concordancia al poner esos dos verbos juntos.

    Los libros ebooks sólo representan el 2.5 % del mercado del libro

    ResponderEliminar
  3. Caligrafía también era importante en mis días de mama tengo hambre, pero, insisto, el keyboard, como los ebook, lentamente están haciendo desaparecer estas viejas disciplinas de mi vieja materia Idioma Nacional y quien quita lleguen a ser absoletas. Y tenés razón, si mi profesor Ortíz revisara lo que escribí me recontrataleguera con los errores y horrores gramaticales que tengo, Y Raul Mathas cabal expone otro de los problemas en este jelengue, pero quizás mi profe Daniel Ortíz estaría de acuerdo con mi punto de vista llamando la atención sobre este tópico.

    Saludos a ambos y gracias!

    ResponderEliminar
  4. Forma INCORRECTA.
    Lo siento.

    ResponderEliminar
  5. Este pequeño ensayo tiene varios puntos que fueron ciertos antes y siguen siendo ciertos ahora, la lectura como puerta a una ortografía decente y la practica de la caligrafía para escribir bien, cosas que gradualmente van desapareciendo. Me parecen las dos muy importantes aunque si las ponemos juntas la ortografía toma el mando, hace ya algun tiempo lei otro articulo dirigido a este tema y de como los adelantos en la tecnologia han afectado la manera de escribir (o no) y de expresarse en el papel, queda siempre la pregunta, ¿estan ya estas dos cosas obsoletas? ademas, ¿cuando fue la ultima vez que cada uno de nosotros recuerda haberse sentado a escribir una carta? para luego ponerla en el buzon...lo que abre otro tema igual de interesante.


    Saludos.

    Rafa

    ResponderEliminar
  6. No por usar el carro como medio de transporte, se ha perdido la práctica de hacer ejercicio, si es que alguna vez, se tuvo. Quien entiende su beneficio, ahora mas probable de serlo, lo hizo, lo hace y/o lo hará. No es los avances tecnológicos (llámese ... incluyendo los e-books, etc.), los responsables. Comparto con tamen su llamado al recuerdo de un activo útil del conocimiento, que se está en camino gradual de volverse pre-apendicitis. Y efectivamente la lectura es una variable explicativa esencial en ese menjurge, facilitador de muchas cosas, entre ellas, la ortografía, la gramática. Lamentablemente las corrientes son un factor que nos acosan: así como en su momento salieron, los jeans de colores "pálidos", luego con roturas, etc., hoy se tiene al 'pa', en vez de papá, el "u" en vez de you en la "textiada", el rap considerado novedad "musical" al gusto de la presente juventud, que sólo tiene de cierto lo de novedad. Gracias Tamen por el mensaje.

    ResponderEliminar
  7. Tamen: Es triste ver a los jóvenes escribir en los blogs o en Facebook con una ortografía tan "pateada". Prefieren el Twitter porque ahí "no tienen que leer mucho". Le tienen miedo a los libros. Y la lectura de los libros es la principal maestra de la ortografía.

    Muy buen artículo. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. yo creo que es importante escribir y hablar lo mejor que se pueda... mi prima dice que a ella no le importa, por eso no me hace caso cuando le digo que no se dice, por ejemplo: Hija, dejé la cartera en el sofá, "traérmela" por favor... No sé si les sucede lo mismo a otras personas, pero cuando yo leo los comentarios en blogs, La Pagina.com, etc., algunos son cortos pero no puedo terminar de leerlos, porque tienen tantos "horrores" que hasta me duele la cabeza...

    ResponderEliminar
  9. YO ESTOY DE ACUERDO LA ORTOGRAFIA Y LA CALIGRAFIA SERAN COMO EL TAPE Y EL DISCO VINYL, DESAPAREFCARAN.

    ResponderEliminar
  10. Tamen, fíjese que nunca me había puesto a pensar en esto pero tiene toda la razón: la lectura cultiva la ortografía y redacción. esto ha de estar como teoría comprobada ya en algún libro, pero es chivo descubrirlo por medio de opiniones como la suya.

    PERO fíjese que a mí, quien sabe por qué, me gusta escribir con la ortografía más correcta que yo pueda. y aunque me valga verga aprenderme las reglas ortográficas y gramaticales, me defiendo. yo no sé si el hecho de que sea medio OCD+ (le pongo el + porque se supone el OCD sólo es de hábitos negativos), viene de que mi abuelito era un gran perfeccionista con su ortografía Y su caligrafía. él después con su carácter cumplió con el canon del "cranky pressman" que todavía se mantiene en las imprentas, pues se convirtió en un tipógrafo hecho, derecho y bien vivo. él fundó la famosa imprenta germinal de san miguel. después mi papá, con 500 colones empezó su propia imprenta, pero aquí en san salvador. también un señor con impecable letra y ortografía.

    ASABER cómo es que se pasan esas "enfermedades" o pilas tan abstractas entre las generaciones. pero es interesante.

    EL PUNTO es que yo no estoy dentro de los que les gusta cumplir con la ortografìa porque he leído mucho, pues, me da pena decirlo pero: no soy ávido lector. no leo casi ni mierda. y ni el colegio bilingüe en el que estuve pudo contra eso. pero talvez es que no le dedico el tiempo merecido y prefiero ensordecerme con cualquier buya o armonía que me mueva las moléculas.

    qué será? el gen de la ortografía? o autocorríjaselomenosposiblesis?

    en fin, las reglas están hechas para romperse. así que no se preocupe por un par de gallos que ya le divisé. como que en español no se les pone la "s" a las décadas (los 80), sólo en inglish, igual que a los apellidos (los simpsooons").



    posdata el libro no va dejar de existir JAMÁSS. ese invento es una gran cosa. así que como un gringo dijo por ahí el año pasado: "...debo de entintarlos, antes de que me pixeleen."

    posdata 2 si alguien me corrige lo agradezco de antemano.

    saludos,

    eduardolovo.com

    ResponderEliminar
  11. Hola Eduardo, yo también espero y tengo fe que los libros impresos nunca van a desaparecer, tengo alrededor de 300 libros, algunos que heredé de mi padre y otros que yo he comprado, en mis viajes a ES me he llevado los más valiosos y viejitos y pagado por empastarlos, hard cover, en USA cuesta un ojo de la cara, en ES aun es afrontable... el volado es que mi mucura me reclamó gastar en libros que no me podré llevar cuando viaje one way a mi Cuadrante, pero ese es el valor que lo doy a los libros, y pienso como vos que son inmortales..., pero me recuerda una conversación con mi tata en 1995, cuando compré mi primera computadora, el me aseguró que las máquinas de escribir jamás iban a desaparecer, 17 años después ya no se hallan en ninguna parte.

    Abrazos y gracias por la visita!

    ResponderEliminar