7/10/2012

Desde La Diáspora: Aztlán de Nuevo Derrotada


“Méjico, lindo y querido” de nuevo ha sufrido en carne propia lo que mi terruño ha sufrido por 200 años: un grupúsculo de familias oligarcas resaca colonial y extranjeras han secuestrado el poder financiero, el poder político, el poder religioso y el poder informativo…, y de nuevo les ha impuesto un presidente a huevos.
Lo que siempre ha sucedido les volvió a suceder: Un descarado fraude.
La familia oligarca Azcárraga, jefes del cartel Televisa, el extranjero libanés Slim Helú y la élite raza blanca que domina México desde la paja independentista, derrotaron de nuevo las aspiraciones de las mayorías mexicanas por salir del hoyo en que han estados desde Hidalgo y Costilla.
Pero las cosas hoy ya no se pueden ocultar como cuando “ganó” el trompudo y carnicero de Tlatelolco Díaz Ordaz (a quien me mandaron con banderita en mano a recibir y vitorear  en medio de un solazo de la gran puta tras su visita a El Salvador),  o cuando el ladrón López Portillo, De la Madrid, Gotari y ese repijo de corruptos.
La tecnología, siempre la tecnología.
Cuando se inventó la imprenta y la gente que podía leer empezó a recibir información escrita, además de las bulas y sermones, los europeos dejaron de ser bien portados y comenzaron a retar al papa, “vicario de Cristo”, entonces virtual rey supremo de “occidente”…, con la imprenta apareció Martín Lutero… lo mismo ha pasado actualmente con la llegada de smart phones, youtube, Facebook, Twitter, blogs… éstos son los Martín Luteros del siglo XXI.
Se está volviendo bien paloma ese volado de subvertir, comprar, robar elecciones “libres”. La evidencia del fraude del títere Peña Nieto es inocultable.
El Guardián de Londres, Corriere de la Serra, Washington Post… todo mundo está invitando a ver las evidencias del fraude que El Guardián provee y hasta el partido derechista de Calderón, él mismo presidente gracias al fraude, está impugnando las elecciones.
Por supuesto que ésto no cambiará los resultados, ya Obama y la élite raza blanca resaca colonialista de Latinoamérica (aún el mestizo Ortega y el cambujo Chávez) le dieron la bendición a Nieto.
Pero la neta es que las mayorías en México seguirán valiendo verga.
Gracias a 12 años del pro libre mercado PAN -y los mexicanos debían estar orgullosos-, el libanés Khalil  Slim Helú se convirtió en el hombre más rico del mundo, desplazando a Bill Gates.
Hoy le toca a  la familia oligarca Azcárraga de enriquecerse aún más ya que gracias a ellos (según las noticias) han impuesto a su niño favorito…, como quiquito, robertillo y el extranjero Essersky hicieron por 20 años en mi tierra.
Y  la clase media se reducirá más y la pobreza aumentará más… ¡órale, a cruzar la frontera pué!
Pero “no hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo resista”. La juventud mexicana parece que ha despertado de su letargo y si mantienen viva esa llama de “yo soy 132” algo pueden lograr antes de lo esperado…, ojalá no vayan a ser llamarada de tusa como los “amigos de Mauricio”, o el “Occupy Wall Street”.
El volado es que en México, esta vez gracias a estar más cerca de USA, la tecnología ha llegado más rápido que en mi terruño, de allí que su juventud tenga otras opciones de las que el grupúsculo oligarca siempre ha inoculado y apendejado a las mayorías mexicanas: novelas en puta, fútbol en paleta, y repijo de revistas tipo “alarma”.
Gracias a la tecnología quizás se avecina un despelote social en Latinoamérica peor que el “Arab spring”, y quien quita México de la pauta… y es que nos guste o no, México es nuestro hermano mayor.
Tamen
.