3/10/2011

El Islamismo y La Ley Sharia

La ley Sharia de los musulmanes es parte del libro sagrado mahometano El Corán, y cubre muchas áreas de la vida, pero esencialmente es un código de conducta, un set de principios morales, reglas para orar, pero también para vivir y convivir siendo un musulmán.

La ley Sharia regula la religión, e interviene como guía político tanto como lo hace el Popol Vuh, la Biblia, el Talmud, Rig Veda, los Canon budistas, el Zen Avesta…, todos escribieron también leyes para fortalecer la conducta moral, la liturgia, y asolapada o abiertamente incursionan en la política.

Por ejemplo, el Sharia habla de cómo el mahometano debe ayunar durante el mes sagrado de Ramadán, de cómo el devoto se tiene que quitar los zapatos para entrar en la mezquita, de la separación de sexos durante la liturgia… en los tratos humanos prohíbe la usura en los tratos comerciales, exige a la mujer a cubrirse la cabeza, y obliga al Yihad para defender la fe como los zelotes judíos aún lo hacen hoy.

Como el cristianismo, el judaísmo, y el hinduismo, el islamismo también tiene varias versiones, y de acuerdo a la versión, así también se aplica esta ley Sharia… hay extremistas, conservadores, tradicionalistas, liberales, laicos, beatos, pendejos… etc.

Y también como el cristianismo la interpretación del Corán hace que estos se maten entre sí (shias versus suníes), como hasta hace un par de décadas los cristianos ingleses e irlandeses se mataban entre sí desde hacía siglos.

Algunos países musulmanes han llevado esta ley Sharia al extremo de hacerla ley jurídica, como el Pentateuco obliga al pueblo de Israel a obedecer “la ley”, o los nórdicos practicaban la ley Sálica.

Y como toda ley “divina” en todas las culturas, el Sharia no es perfecto, tiene chingo de aparentemente injustas imposiciones, desproporcionadas obligaciones, machistas disposiciones, etc., tantas como la Biblia, Popol Vuh, los libros Veda… toda obra terrícola tiene esa característica.

El ser jurado a un cargo público ante la Biblia, o poniendo la mano sobre ella, para puestos políticos y declaraciones en procesos jurídicos es una imposición religiosa a hueveta sobre la vida política de la cristiandad.

Pero en gringolandia esta ley Sharia se ha convertido en el caballito de batalla de los sionistas y sus nuevos aliados fascistas para atacar, demonizar y discriminar contra la religión musulmana, y generalizar el islamismo como sinónimo de “terrorismo”.

Actualmente el asambleísta republicano Peter King de NYC, el Tea Party, y el fascismo republicano en general están generalizando a lo salvaje y poniendo la religión musulmana en el banquillo de los acusados por “terrorismo”.

Hay un sionista fascista llamado David Yerushalmi, abogado de Arizona, y fundador de una oscura organización llamada “sociedad de americanos para la existencia nacional” que acaba de escribir y someter una ley “antisharia” en el estado de Tennessee la cual virtualmente prohibirá practicar el islamismo… otros estados sureños tienen propuestas similares.

Nerón debe estar cagándose de la risa en su tumba.

Esto es lo que este neocon sionista escribió en la revista American Thinker en el 2006: El Islam nació en la violencia, y va a morir de esa manera. Cualquier pensamiento contrario es Pollyannaism puro. De la misma forma que después de la Segunda Guerra Mundial se le enseñó a la juventud alemana por sus maestros alemanes y los líderes políticos a despreciar el fascismo de sus padres, con las mismas estrictas leyes existentes aún hoy por restringir el discurso que pone en duda el Holocausto, también se le debe imponer a la juventud musulmana y enseñarles desde la cuna a rechazar la religión de sus antepasados.

A lo anterior se le llama neocolonialismo sionista de lo más vulgar. Se trata de hacer del sionismo la panacea… de aquí que Alemania, hoy día, es millonaria y próspera…, pero NO ES LIBRE.

No es casualidad que los principales demonizadores de la religión musulmana son en su mayoría sionistas tales como los “talk shows” radiales Michael Medved, Dennis Preager, Michael Savage, Ira Melhman…, y lacayos como Glenn Beck, Cal Thomas…, todos tienen en común que son anti islamistas y ardientes anti hispanos.

Pero a esta gente le pela la verga el well being de gringolandia, su lealtad es únicamente por la entidad terrorista de Israel…. Y su falacia profética religiosa.

En su camino al fascismo el gringolandés está cayendo presa de la falsedad sionista como el nacional socialismo hizo presa del pueblo alemán, o el bolchevismo sionista hizo presa de Rusia.

Los gringos tienen Human Right Watch, Heritage Foundation, y otro repijo de agencias “pro derechos humanos” que constantemente están criticando a gobiernos de los cinco continentes por su “violación de derechos humanos”…., pero cuando viene al salvaje fascismo que se está levantando en gringolandia no dicen ni pío, ¿por qué? Porque los mismos nazisionistas que financian el fascismo del tea party también financian estas agencias “pro derechos humanos”.

Las cartas están siendo echadas y el despelote apenas empieza… estoy presenciando la caída de un imperio, pero no sé si viviré para ver el final.

Tamen
.