3/29/2009

La Selecta

La última vez que vi a la Selección Nacional jugar un partido fue contra Costa Rica, en Honduras, pero fue todo un desastre, y antes de este mascón tuve muy poca conexión con el fútbol nuestro, excepto por los recuerdos.

Tantas cosas han cambiado desde los días del Alianza 65/66/67, o del FAS 78/79/80, o los días cuando el "mágico" era el “mago”.

La globalización ha desplazado a los equipos nacionales como el Águila, FAS, o Alianza del corazón del fanático guanaco por extranjeros como el Real Madrid, o El Barcelona de España.

Le pregunté a mi amigo y ex compa del Instituto Nacional "chorizo" Hernández, si seguía siendo aliancista como lo era en tercer curso y me contestó que no, porque dijo que hoy era “Real Madrid a muerte”.

Este es el precio de los tiempos.

Tantas cosas han pasado para que la mujer salvadoreña pueda asistir a los estadios salvadoreños sin temor del acoso sexual y las malas miradas por andar “en lugares de hombres”. Anoche vi muchas de ellas vitoreando jubilantes a la selecta, y a la par de su contraparte macho

Pero la selecta, a mi patriotero parecer, hizo un buen partido contra los gringos, el problema de meter un gol y replegarse como en los tiempos de pipo y Mariona sigue allí, pero ¡por la puta! qué orgullo ver esas caritas de la selección nacional bien jóvenes, tostadas de infrarrojo, caras sonrientes que decían que estaban disfrutando lo que hacían…

Yo me sentí bien anoche viendo a El Salvador por Tv con mi familia, ver a la selecta clavarle dos sendos pepinos a los gringos, tenerlos abajo en las lonas todo el primer tiempo, estar en primer lugar de la hexagonal aunque sea por una hora…

Consistencia será la clave del miércoles contra los ticos que vienen de humillarnos en Honduras. La selecta tiene que mostrar que puede jugar igual, o mejor, como jugó contra los gringos… pero de manera consistente.

Se vale soñar!!!

Tamen
.