3/30/2009

Tratando de Curar un Fenómeno

Un amigo me envió un correo donde La BBC escribe una historia en la cual la ciencia de la psiquiatría está tratando de curar a los culeros y lesbianas.

Una cosa que me llamó la atención es que mi amigo llama al homosexualismo “fenómeno”, un término ambivalente cuyos sinónimos son deformes, portento, raro, prodigio, anómalo…

En estos tiempos de “globalización” el homosexualismo también está tratando de globalizarse, lo cual estarían en su derecho si fuera algo natural, pero están haciéndolo como la iglesia católica sobre mis ancestros indígenas: la raza blanca nórdica decadente, quienes estadísticamente padecen más del fenómeno, están tratando de globalizarlo usando misiles, balas y drones sobre otras culturas más morales y más viejas que la mía.

Hay y siguen habiendo muchas teorías que tratan de explicar este fenómeno que para mí es único al hombre o la mujer, o sea, sentir atracción sexual sobre el mismo género; y digo único porque por mucha paja que me quieran dar, yo nunca he visto un toro macho cogerse a otro toro macho, o una cuca macho quebrarse otra cuca macho, o al menos un primo cercano como un chimpancé culero nunca he leído o visto en documentales que exista, y si los hay, tengo saber primero quien patrocina el estudio… yo oigo con puteadas que hay chuchos culeros, pero es como hallar una hormiga culera.

Nunca me he detenido mucho a buscar los estudios hechos sobre este fenómeno netamente humano, porque está lleno de pajas y mis libros de texto de medicina tratan el tema con aliento de ajo, apestan y no son claros. En 1993 salió un científico inglés que había “descubierto variaciones cerebrales” en los cerebros de homosexuales que fueron detectados en la resonancia magnética, él así justificaba que ser culero era de nacimiento… tres años después este científico –que de ribete era culero- fue completamente desacreditado sobre ese estudio por otro grupo de científicos ingleses.

En 1998, los mismos ingleses salieron con la paja del “desbalance hormonal” para explicar el rollo… nuevamente fueron desacreditados en el 2001… Inglaterra ha sido el más pernicioso buscando aceptación científica al fenómeno… Inglaterra, un país que una ministra de educación francesa dijo que “el 25 % de sus hombres son homosexuales” .

Me salen con el disco rayado que Da Vinci, Julio Cesar, Miguel Ángel, el rey David…, que todos ellos fueron grandes hombres y culeros por lo que yo debo aceptar esta desviación como buena y normal, pero para mí es una desnaturalización, una anormalidad humana que hay que investigar posible causa y posibilidad de curarla. Parece que esta vez los psiquiatras ingleses están en el “right track” porque desisten del patrón de justificar lo que por años sin éxito han buscado y en vez hoy están tratando de curar el fenómeno y con esto nos están diciendo que es una aberración psíquica.

¿Qué tiene de malo que la ciencia trate de buscar cura al culerismo? La impotencia ya fue curada con el viagra, La esquizofrenia y psicosis es contenida por los sicofármacos, la “fealdad” ya es aliviada por la cirugía plástica, y aún el alcoholismo algunos están haciendo pisto diciendo ya hay cura.

El Dr. Heriberto Lucha, mi profesor de Anatomía Comparada en la Universidad Nacional de los 70s, nos decía que el “culerismo“ (a él le oí esta palabra por primera vez y así la escribí en mi diario en 1975) era un problema netamente definido por las relaciones intrafamiliares y no tenía nada que ver con la obra cumbre de Dios: La Anatomía Humana".

Tamen
.