11/12/2011

Lo Nuestro: Pintores Cuzcatlecos

En las materias que llevé en el viejo Plan Básico en el INFRAMEN, cuando estaba situado pegado a la U, se hallaban materias que en gringolandia son opcionales como manualidades, música y dibujo.

En Dibujo se estudiaba de primero a tercer curso, pero no tenía nada que ver con estudiar pintores, escultores, sino de pasar una hora tres veces a la semana pintando chocitas,  cántaros, volcancitos, jarritos…, y cualquier ito que se ocurriera… Al menos es lo que recuerdo.


Mi profesor en tercer curso fue Carlos Imery hijo, un maestro que recuerdo una vez se acercó a ver que había pintado y al ver mi cantarito me dijo: ”¡qué bonito!, ¿usted lo dibujó? –sííí…, entonces le voy a poner cinco”… No recuerdo este profesor nos hubiera hablado de su tata de origen italiano, uno de los pioneros de la pintura salvadoreña.


Ha sido un problema en la enseñanza del terruño, la deficiencia en enseñanza sobre arte, especialmente la pintura. La pintura en  El Salvador ha carecido de formación, promoción, exposición, y apoyo económico… y los regímenes areneros la politizaron sólo para derechistas.


Yo me gradué de bachiller en Ciencias, Letras y Matemáticas en la Promoción Che Guevara 1971 del Instituto Nacional… pero honestamente no sabía ni papa sobre pintura.


En 1997 decidí abrir en la página web CUSCATLÁN una sección de pintura y escultura que bauticé como Museo Cibernético, en ella abrí una página exclusiva de Pintores Salvadoreños, para esto tuve que indagar y leer por buen rato sobre la pintura guanaca y el arte en general…


Además tuve la suerte que encontré una hoy buena amiga pintora colombiana que me guió y iluminó sobre el tema.


¡Puta, entonces descubrí que me gustaba el volado!... Me refiero al arte, no a la amiga pintora.


Aclaro que no soy pintor y que lo único regular que puedo pintar son volcancitos, chocitas y cantaritos…, y fue lo que me enseñó Imery hijo. Pero en 1995, ya que salía la novedad de internet, y la chanza de exponer al mundo que no sólo éramos maras tatuadas, guerrilla, oligarcas, políticos y gobiernos corruptos, escuadrones de la muerte… etc., sino que también teníamos buenos pintores, decidí diseñar un volado donde exponerlos.


Así hoy traigo a mostrar tres de nuestros pintores cuzcatlecos.



"Tristeza de Barro" y "San Pedro Nonualco" Dos cuadros de la pintora Margarita Orellana.

"Consagrados" como el pintor César Menéndez ironizan este estilo natural tradicional o costumbrista de la pintura, él, Menéndez, lo trivializa como "pintura de caballete"…, pero a mí me encula…, es algo simple de entender y toca mis sentidos. Este es el estilo de la pintora contemporánea nuestra Margarita Orellana.


Hice mi mejor esfuerzo por hallar información en internet sobre esta artista pero sólo hallé que es originaria de San Pedro Nonualco, uno de los tres pueblos Nonualcos (San Juan y Santiago, los otros dos), y los cuadros son parajes de este folclórico pueblo cuzcatleco.


No hallé más información sobre esta artista. Si alguno de ustedes me ayuda lo agradeceré.




"Por el Camino" y "Pequeña Oración"   Ambas obras de Julio Hernández Alemán. Usa el tema indigenista tal como lo hizo el mexicano Diego Rivera. En los trabajos de Hernández Alemán destacan los colores y formas de sus figuras humanas. Sus cuadros parecen figuras repetitivas, pero la acción o el estado del momento emanan diferentes emociones.


Es extraño pero tanto Hernández Alemán como Margarita Orellana no tienen biografía en Wikipedia.



Serie "Inocencia" obra de Miguel Ángel Ramírez. Sobre este pintor he hallado más amplia información. Nació en Santo Tomás, departamento de San Salvador, en 1960. Es famoso por esta serie que consta de varios cuadros mostrando la sencillez de una cara morena e inocente del típico niño mestizo, mayoría en Latinoamérica.  Son varios de éstos cuadros con diferentes caras expresivas que lo han hecho famoso y sus cuadros son cotizados a nivel internacional.

Miguel A. Ramírez fundó una escuela de artes en Panchimalco que se llama "casa taller Encuentros" donde enseña el arte a los niños y adultos de bajos ingresos.


Yo honestamente esperaba más del “gobierno del cambio” tocante a impulsar las artes, pero ni modo, soy un terrícola más y me equivoqué.


Pero no me agüita ya que por mi lado, y siempre que tenga chance, y como hoy hacen muchos compas, pondré mi grano de tierra morena para mostrar a nuestro talento cuzcatleco y dejar sentado que mi tierra no sólo es tierra de mara salvatrucha, narcodiputados, oligarcas corruptos y élites corrompidas… también tenemos una Margarita Orellana, un Julio Hernández Alemán ó un Miguel Ángel Ramírez.


Tamen

.