11/19/2011

Lo Nuestro: Más Ecos del Viejo San Salvador

Muchos de mi generación ignoramos que ondas pasaba cuando nuestros rucos caminaban a pata o en tranvía, usaban candil, se vestían con  baggie pants y camisa  todo color blanco… Y, como mi tata en la década de los 20s, pasaron de impúber a  masturbarse.

Apenas terminaba la primera guerra mundial y el café se pagaba a $15 dólares el quintal. La década de los 20s vio el café convertirse en el 80% de las exportaciones. vergo de plata que se huevearon los Meléndez.

Esta década de bonanza económica vio a la población capitalina acelerarse poblacionalmente y esto ocasionó el inicio de la segregación social.

La mara extranjera recién llegada se fue a vivir con lujo y estándares europeos a barrios exclusivos al poniente de la capital, lejos de la currunchunchún, la chusma, en los alrededores del Campo de Marte.

Fue la década que vio nacer los barrios marginales y los mesones, a  la vez que prosperan los casinos, los cuarteles y las iglesias.

¿Escuelas? Neles.


Para poder sostener el estándar de vida europeo en quintas de lujo y suntuosas mansiones se necesitan un chingo de brutos para sostenerlo. ¿Para qué enseñarles?...

Está chocante disparidad social y económica fue contra lo que hizo rebelarse al escritor Alberto Masferrer, quien, pienso yo, debía considerársele y venerársele como un prócer y no a la extranjera Familia De león.

Las dos fotos arriba muestran el empuje comercial en la hoy plaza Hula Hula. La primera foto se observa la Farmacia Americana, pero la foto de abajo, tomada desde la Farmacia Americana, se aprecia la plaza en pleno momento comercial con los tranvías halados por bestias echando pija como en los 70s el Hula Hula con el hormiguero de buses.

La Iglesia El Calvario, en el corazón del barrio El Calvario, fue construido en el Siglo XIX pero se incendió en 1908. Su reconstrucción comenzó en 1911 y para esta foto de 1929 aún no se terminaba de construir. Le faltan las dos torres en construcción y se aprecia el esqueleto de hierro donde se formarían las torres que hoy la adornan.

Los alrededores de esta iglesia fue el centro comercial activo de la capital en la década de los 20s.

Este edificio se le consideró en la época como el primer rascacielos de Centroamérica, se trata de la Casa Ambrogi, construida de 1875-1888 con madera y lámina. Fue la residencia del escritor Arturo Ambrogi, dañado en el terremoto de 1986 fue demolido en 1996.

La Casa Blanca fue la antigua sede del Poder Ejecutivo hasta finales del siglo XIX, posteriormente albergó otras instituciones nacionales tales como La Corte Suprema de Justicia, la Escuela Politécnica Militar (que después se convirtió en Escuela Militar), y la Dirección General de Correos. En este edificio se fundó también el Ateneo de El Salvador.

El edificio se incendió en 1920 y en su lugar se construyó el cine Popular (el pulgoso), luego el cine Libertad y hoy es el Auditorio Municipal.


Mi tata suspiraba en recuerdos por este Teatro Colón. Fue sala de espectáculos y opera, pero la compañía Paramount rentó  el building en 1923 y lo convirtió en cine, cuando éste llegó a ser popular..., y me contaba mi viejo que allí vio las películas mudas de Charles Chaplin.

Tamen
.