11/16/2011

Otra Vez Quiquito y su Pajatorial

Quiquito nos muestra en su pajatorial de hoy el clásico ejemplo malinchista de veneración, idolatría, devoción a la raza blanca, ojos azules, blondie…, oh yeah

Veamos lo que dice quiquito en su pajatorial tocante al desalojo que la policía de Nueva York hizo el día de ayer de los Occupy Wall Street: "Los revoltosos --igual pueden llamarse confundidos, ilusos o vagos-- ...."

Para quiquito los gringolandeses, en su mayoría raza blanca anglosajones protestantes, no son turba, no son chusma, mucho menos currunchunchún… esos epítetos quiquito se los reserva para las mayorías salvadoreñas, que en papel debíamos ser compatriotas y hermanos suyos, pero en su mente y corazón siempre seremos sólo chusma y turba.

Una gran parte de estos protestantes gringolandeses viven en casas mejor que la de quiquito y ganan hasta tres o cuatro veces más que él, y él lo sabe… de allí la reverencia feudataria, el respeto servil que quiquito destila al referirse a ellos.

En su pajatorial quiquito toca el tema como tocar una gelatina, o recoger una plasta de mierda, lo hace con delicadeza de canelón.

“… prometen continuar su lucha contra las inequidades, la codicia de los banqueros y, por supuesto, la injusticia social”…. Escribe quiquito sin mandar a los “revoltosos, confundidos, vagos” a Venezuela o Cuba, como es usual en él cuando la “turba o la chusma” salvadoreña protesta las desigualdades e injusticia social en las calles del terruño.

Quiquito no cuenta la historia completa, él omite decir que la mayoría anglosajona de Occupy Wall Street está pidiendo un nuevo modelo económico, protestan contra el capitalismo y la globalización que tiene a la economía gringo europea hecha mierda, y sin todavía decirlo abogan por un estado socialista.

Y es que quiquito, quien formó parte de un famoso grupo terrorista llamado “grupo de los seis”, está tan enculado del modelo neoliberal global que, de acuerdo al Departamento de Estado gringo y otras fuentes, hasta financió a escuadrones de la muerte desde Miami en los 80s para que asesinaran y desaparecieran salvadoreños.

Elfaro.net reportó en su famoso artículo publicado en marzo 2010: Los otros integrantes de este grupo eran, según los documentos del Departamento de Estado que datan de 1981, el propietario de El Diario de Hoy (al que identifica en algunos documentos como “Viera Altamirano”, en otros como “Enrique Viera Altamirano” y en otros más simplemente como Enrique Altamirano, quien aún es director de El Diario de Hoy, el periódico de la extrema derecha salvadoreña); Luis Escalante; Arturo Muyshondt y los hermanos Salaverría.

Sería interesante que quiquito pidiera en un pajatorial al fascismo republicano que financiaran grupos escuadroneros de la muerte para acabar con estos “vagos, revoltosos, ilusos, confundidos…” pero no lo hará porque éstos, para él, no son chusma ni turba.

Pero quiquito es un mal necesario para el país. Quiquito es como la ladilla que tanto chinga después de ser infectado, o como el tetunte de caca colgante que cuesta caiga con el estreñimiento.

Quiquito es la resaca de aquellos tiempos cuando a El Salvador le daban día a día atol con el dedo y la chusma, la turba, la currunchunchún, no tenían como rebatir.

A mi pulgarcito le siguen dando atol con el dedo pero la turba y la chusma hoy tienen como rebatir.

Tamen
.