11/24/2011

El Día de Dar Gracias

Este post lo publiqué un día como hoy hace tres años. Le pongo retoques y lo comparto nuevamente.

El cuarto jueves de noviembre de cada año, gringolandia celebra el feriado que llaman “thanksgiving day”, "dandogracias" o “día de dar gracias”. Lo festejan como los salvadoreños festejamos la Navidad: Una cena íntima familiar con plegarias, chompipe, tapis, música, y abrazos.

¿Pero a que le agradecen los anglosajones?

La historia que ha escrito el ganador dice algo así como lo que
cuenta este enlace...., pero yo lo interpreto como dar gracias al monumental hueveyo y aniquilamiento que le hicieron a los indios nativos que inicialmente les ayudaron, como pasó con los peregrinos del Mayflower, protagonistas del porqué se celebra este feriado.

Por supuesto que hay otros que piensan (y yo respeto) diferente a mí y aceptan por hecho que la grandeza que este país hasta ahora ha logrado es debido a su “laboriosidad, ingenio e inteligencia” solamente.


Una civilización avanzada, que no la pudo hacer entre los suyos, emigró y triunfó en tierra extranjera entre indios nativos viviendo en su propia cultura y sus propias creencias y tradiciones...a los cuales la raza blanca -sigue la versión del conquistador- trajeron “civilización”…, y un casi cuento de hadas con el gran final de Hollywood de “y vivieron felices…”.

¿Pero que nos dice la historia de los perdedores?

Hay que rebuscarse y ponerse los zapatos del perdedor para al menos que no me tengan pajeado idolatrando asesinos.


Pero volviendo al tema principal el cual es dar gracias. He recibido emails donde me echan verga en dos puntos: -1) por “hablar mal del que me da de comer” - 2) por ser “un comunista desagradecido, y resentido hacia este país que le ha dado lo que no tendría en su país”…

Como dijo un diputado francés de La Montaña durante la Revolución Francesa: “no estaré de acuerdo en lo que tú digas, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo…

Nadie en su sano juicio le agradecería a un ladrón por recuperar lo que era suyo y él se lo robó.

En mi tierra, desde la Conquista, siempre ha habido pobreza, desigualdad, abandono, entre los indios y mestizos, pero entre ellos siempre ha habido feoptimismo y esperanza por un cambio y un futuro mejor, y estos sentimientos son parte del conjunto llamado felicidad.... aunque parezcan inalcanzables.

Como soy, como estoy, y qué tengo, yo soy el único responsable.

Al único que tengo que agradecer es a mi Creador, que me ha prestado este ínfimo acto llamado vida.


Agradecer es de humanos
es hombría.
y decir Gracias a mi hermano
congracia.
Es expresar la dicha de sentir,
algarabía
que nos da esa dádiva de vivir
este día.
Aún si la vida es desesperación,
y Pesadilla,
y un vacío de amor es mi corazón
sin alegría.
Siempre habrá un acto, un don,
¡una Fantasía!
Somos criaturas de un Hacedor,
nuestro Señor,
y Gracias a su Gracia y amor...
¡vivo este día!

Vivir es ver belleza en el firmamento,
lo azul, que ennoblece lo celestial
del cielo, ello es sublime testamento
de vida, de amor, y escudo al mal…

Sentir la brisa y sus bálsamos airosos,
que fecundan los árboles sedientos
de aires frescos repletos de aliento
con su rugido suave y silencioso...
...ruidos de vida glamorosos...

Reconocer la gracia de la bella tierra,
moviéndonos sin conmovernos
en esa grandeza oscura del Eterno,
que en el silencioso vacío se aferra...

Es fuego ardiente cuna de luz vivaz,
rayos vítreos de salud intangible,
permite contemplar la vida visible,
y su fuente nutre de la tierra su faz,
donde la vida es una Gracia... fugaz.

Sentir y absorber palabras que se dicen
del cielo, la tierra, el fuego, y el viento,
realidades bellas, prodigiosos cuentos,
siendo a través de estos elementos
por el cual El Supremo nos bendice.

Es todo eso que contemplan mis ojos,
que me hacen salir versos de alegría,
y la razón disipando mi melancolía,
hoy miro en mi vida no sólo abrojos,
hoy siento su sempiterna lozanía.

Y las horas se van con la brisa,
sin sentir
de mi alma fluye fresca sonrisa,
mi latir,
y ambos sentires reaccionaron:
contacto
y siento a mi vida transformaron
de facto
y Gracias quiero dar de tener
esa generosidad de obtener
esa ínfima dádiva de ser
¡Un Acto!


Tamen
.