11/27/2009

Nuestra Historia: RAÍCES

El Aborigen Americano: ¿Llegó, o ya estaba?

Toda particular civilización es una progenie y la civilización aborigen cuzcatleca es progenie de una antigua estirpe común ya desaparecida.

Hasta hace poco más de 500 años, lo que hoy se nombra continente de América era un paraíso botánico, zoológico y de pueblos. Millones de habitantes moraban desde los hielos de Alaska, hasta la Pampa Argentina. ¿Llegaron al nuevo continente, o siempre han estado aquí? Es una pregunta que sólo con teorías se contesta, y de aquí se desprenden tres preponderantes teorías que pugnan entre seguidores, pero la etnicidad del teórico, desafortunadamente, juega con su objetividad.

Estas teorías son:

Teoría de la Migración
Teoría Autóctona Primitivista,
Teoría Mixta
, que acoge en una sola, las dos primeras.

La Teoría Migratoria es apoyada por muchos historiadores-antropólogos anglosajones y escandinavos. Ésta nos dice que nunca se ha hallado en el continente americano un fósil de Homo Erectos, Habilis, Australopitecos, etc... Los únicos fósiles hallados son de Hombre Moderno u Homo Sapiens, esto sugiere que hubo migración de tribus asiático-siberianas tan recientes como de 15-20 mil años antes de Cristo hacia Alaska, y pretende que los Esquimales son el primer prototipo del aborigen americano.

Durante la Edad de Hielo, teorizan sus seguidores, los siberianos cruzaron a pie el estrecho de Bering que unía entonces Asia y América, y se difundieron con los siglos hasta cubrir el entero continente.

Destacan estos teóricos que perfiles achinados de los aborígenes en toda América respaldan la autenticidad de su teoría. Esta hipótesis llegó a ser casi unánimemente aceptada, especialmente por los descubrimientos en 1920-30 de Folsom y Clovis de armas de piedra y otros utensilios entre los huesos de mamíferos en Nuevo México, la edad de estos utensilios era de 9,500-11,000 años. Pero fue retada con los descubrimientos en Monte Verde, Chile, en 1970, cuando se hallaron muchos artefactos y hasta hierbas medicinales de 14,000 años de antigüedad.

Contrapuesta está la Teoría Autóctona Primitivista que alza el hecho de fósiles descubiertos en Brasil, como el Homo Pliocenicus, hallados por el argentino Florentino Ameghinos, y que datan del cuaternario inferior, esto los hace más antiguos que fósiles hallados del Hombre de Neandertal; también exponen su más evidente argumento: Las armas y artefactos hallados en el sur de Chile, en Monte Verde. Los seguidores de esta teoría argumentan que cuando Brasil se desprendió de África, el Homo Simius, precursor del hombre y del aborigen americano, pasó del viejo al nuevo continente y arguyen características craneales para reforzar su hipótesis, concluyendo que Brasil es la cuna del aborigen americano, como África es del blanco europeo... Esta corriente es apoyada por varios antropólogos franceses, españoles e hispanoamericanos, pero rechazada por la mayoría nórdica.

Muchas escuelas, colegios, universidades de Historia, en casi todo el mundo, aceptan la versión migratoria del origen asiático que penetraron por el estrecho de Bering y migrando siempre al sur. Esta versión, en verdad, ha sido la más entendible. Las armas científicas modernas -como el ADN- terminaron por complicar el embrollo. Estudios de ADN, en la universidad de Princeton (1994) encontraron que el aborigen americano tiene perfil genético tanto de africano, como de europeo...

"Novos Mundo"

Es increíble darse cuenta que la mayoría de la población anglosajona y negra de los Estados Unidos no sepa de dónde viene la palabra "América"; palabra que recién llegado a los Estados Unidos hizo hervir mi sangre joven y rebelde por la apropiación y despojo del nombre.

Le cabe la gloria al navegante italiano Américo Vespucio, que entre 1499-1502 hizo varios viajes al nuevo continente hasta entonces llamado "la India".

Américo Vespucio era cartógrafo y navegante, y fue contratado por españoles y portugueses. En uno de los viajes portugueses llegó a América viniendo por la punta más occidental de África: El Cabo Verde, en Senegal; llegó a Brasil y navegó hasta cerca del entonces desconocido estrecho de Magallanes, con esto comprobó que América no era extensión de Asia, sino un nuevo continente, y expresó sus famosas palabras “novos mundo”.

Vasco Núñez de Balboa, de Portugal, lo comprobó al atravesar el istmo panameño del Atlántico y descubrir el Océano Pacífico.

Todo ésto causó alegría y excitación en el mundo "civilizado".

Entonces por tradición, los europeos (quizás ignorándolo todo, como todavía hay muchos "americanos") hicieron una injusticia al nombrar el nuevo continente.

Tamen
.