9/07/2009

Día del Trabajo Estilo Gringo

Siguiendo la obsesión gringa de querer ser “unique”, quizás para no revolverse con la currunchunchún, los gringos celebran este día lo que en su idioma llaman Labor Day, Un “holiday” sin pompa ni platillo, y lo hacen así cada primer lunes de septiembre desde 1882, cuando lo declararon “holiday” oficial. No hay programados desfiles, alboradas, carnavales.., el anglosajón (para mí el auténticos gringo) sencillamente no celebra este feriado sino que se relaja haciendo otras ondas…, como barbacoas con tapis, cheves, chavas, aquí, allá, o acullá.

Irónicamente, y ya es conocido ampliamente, supongo, que el Día Internacional del Trabajo, que mundialmente se celebra el Primero de Mayo, se originó siete años después de la declaratoria gringa, por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional en 1889, esto fue en homenaje a los Mártires de Chicago, ciudad donde murieron varios obreros sindicalistas, anarquistas, y otros que fueron encarcelados, todos luchando por la jornada de ocho horas de trabajo.

Los gringos federalmente tienen diez días feriados (holidays) pagados, pero estos feriados sólo los observa a huevos el gobierno federal, dejando a la empresa privada y a los estados la libertad para decidir cuántos y cuáles “holidays” dar a sus empleados.

De estos diez feriados federales, la compañía donde yo trabajo, por ejemplo, solo acata seis días, en adición a las vacaciones, días de enfermedad, feriados personales, días “flotantes”…. Todo depende de los beneficios que ofrece el patrón, la fábrica, o la corporación.

En mi “workplace”, cuyos dueños son una corporación internacional dedicada al área de la salud, tengo ocho años de laborar, y tengo cuatro semanas de vacaciones al año, (en adición a los seis días festivos oficiales), pero va incluido todo: días de enfermedad, “personal holidays”, “family leave”, etc.…, se supone que cuando cumpla 10 años voy a tener siete semanas, !casi dos meses!, pero ese es el “ceiling” para todos, aunque se trabaje 50 años ya no se consigue más.

La escuálida celebración, o no celebración at all, para el día del trabajador, refleja la orientación pro empresarial que tiene el capitalismo ortodoxo que practica, exporta, e imponen los gringos… para medio tragar esto basta leer los diarios pajatoriales del loco quiquito en su pasquín de propaganda y entender el sacro respeto y pleitesía que siervos y lacayos le rinden al empresario.

Durante este año en particular, el alto número de desempleo hace más aguda la apatía por celebrar pues hay 15 millones oficialmente desempleados, y tres millones desempleados en los subempleos como jardinería, cultivos, baby sitters, Handyman, jornaleros, etc., usualmente dado a los hispanos indocumentados, entre ellos cientos de miles de salvadoreños.

Estas noticias sobre el desempleo han tenido más efecto en parar la inmigración ilegal, que las medidas draconianas que la élite gringa ha realizado.

Tocante a beneficios laborales yo siento que cada estado es diferente. Comparando entre la ciudad de Chicago en el Estado de Illinois, donde viví 19 años, con Houston en Texas donde llevo 8 años. Los salarios, por ejemplo, son diferentes aún cuando haciendo lo mismo, y hay gran disparidad en “taxes”. Yo he sentido que Houston paga mejor salario que Chicago, y en el estado texano se paga menos impuestos en relación con Illinois.

En Texas no se paga impuesto estatal, sólo federal, en Illinois si se paga impuesto estatal y es alto, además que se llena declaración de impuesto estatal, mientras que en Texas no existe el “income tax” estatal. La vivienda, ropa, gasolina, aun los cigarros…, son más baratos en Texas que en Illinois.

Yo me sorprendí encontrar que Texas todavía ofrece algunos servicios gratuitos como el ferry en la isla de Galveston que transporta a cualquiera con todo y vehículo a la península Bolívar, o el “trolley” que transportaba gratis por todo el downtown hasta que el tren pagado apareció, o el gratuito “skyview” en el piso 67 del Morgan Building, en el downtown, desde donde se aprecia el centro y toda la ciudad… En Illinois nunca encontré nada gratis.

Por todo arriba es que, durante esta época de crisis económica, familias enteras están emigrando a Houston y al resto de Texas, pero no vienen de Latinoamérica, sino familias de otros estados financieramente más golpeados como California.

Finalmente yo pienso que el Día del Trabajo no se celebra ni en las buenas, ni en las malas en gringolandia porque es un feriado que comercialmente no rinde nada comparado al próximo que será el día de dar gracias, o Navidad y Año Nuevo…

Y es que el trabajo no se puede vender… a menos que sea juez de la Corte Suprema salvadoreña.

Tamen
.