9/08/2009

Oliver Stone y Hugo Chávez.

Por escribir lo que he escrito sobre el presidente Hugo Chávez me ha llovido verga, hasta me han “invitado” que me vaya a vivir a Cuba o Venezuela.

Por echarle verga a la política “conmigo, o mi enemigo” de la élite gringa raza blanca para con América Latina y su apoyo total a las oligarquías criollas y extranjeras, en perjuicio de las mayorías, por decir esto me han dado pija y más de alguno me ha escrito que “ataco a la mano que me da de comer”… Pues bien, ya no estoy solo.

El nido gansteril en Miami exhala rabia hoy día, ya no sólo con Juanes, y hasta los mismos gringos anglos ultraderechistas, seguidores de Beck, Limbaugh, Savage, y los sionistas Neocons, le están gritando a Oliver Stone lo mismito que mis compas malinches me han escrito en mayúsculas: “que se vaya a vivir a Venezuela, o Cuba…, porque se harta de la mano a la cual ataca” … Pero Stone en su documental no ataca, sino defiende.

"Pero no quería hacer una película sobre los ataques de los medios americanos. Sentía que era demasiado pequeño para lo que representa este hombre. Este hombre es un gran fenómeno… Así que hicimos una especie de película viajera para visitar a esos otros presidentes y vimos el lado positivo de lo que está sucediendo, el cambio arrollador en la región. Es un fenómeno histórico muy importante que es (...) ignorado en Estados Unidos"... Esta fueron las declaraciones dadas por Stone sobre el motivo del documental.

Oliver Stone es un director muy popular entre los gringos, y ha demostrado ser bueno en su oficio, desde hace 30 años ha hecho buenas licas, una de ellas “El Expreso de Medianoche” le ganó su primer Oscar, luego hizo “Platoon” en 1986 y ganó su segundo Oscar, posteriormente “Nacido el 4 de Julio” en 1989 lo hizo acreedor de su tercero. Ha dirigido también varias películas autobiográficas sobre el asesinato de Kennedy, y mi favorita “The Doors”… Pero Oliver Stone también fue aquel que dirigió la película “Salvador” sobre el envolvimiento de la administración Reagan con los escuadrones de la muerte salvadoreños, película que fue prohibida en el terruño y criticada duramente por la derecha gringa y los cubanos en Miami.

Hoy Oliver Stone está de nuevo en la puntería de la derecha gringa y sus ahijados de Miami, junto a la oligarquía raza blanca Latinoamericana, criolla y extranjera, todo debido a la presentación esta semana en Venecia, de su última película sobre Hugo Chávez Frías. El documental se titula “Al Sur de la Frontera”.

El productor argentino de la película, Fernando Sulichin, lo puso más sin tanta paja cuando expresó “… La idea del documental es desmitificar la idea que transmiten los medios de comunicación, que hacen un lavado de cerebro y repiten la misma historia una y otra vez, levantando o demonizando a los líderes latinoamericanos de acuerdo con sus intereses políticos”… "Es una persona con una visión histórica bastante importante. Hay muy pocos Chávez en esta historia. Muy pocos personajes que quieren cambiar algo. Me encantaría que todo el mundo viera el documental para que vea los hechos, la historia y por qué viene un Chávez".

Todo lo anterior yo lo he expresado aquí y aquí, para mí no es nada nuevo.

La demonización de Hugo Chávez por la media latinoamericana raza blanca, la ultraderecha anglosajona, y la mafia en Miami ha sido tan brutal que yo he leído a “izquierdistas” atacar a Hugo Chávez usando la misma tonada que usa la derecha latinoamericana.

Ningún “izquierdista” latinoamericano ha salido en defensa de Hugo Chávez en la forma que Oliver Stone, Danny Glover, Sean Penn, han salido… aún nuestro propio “izquierdista” presidente, el mismo un periodista, cayó en la trampa y hace unos días expresó que “el modelo de Chávez no es viable en ningún país de América Latina…” ...

Yo personalmente no creo que Funes crea cien por ciento lo que ha dicho, y prefiero creer que hay un propósito, un fondo escondido de los muchos que suceden en política y que empujan agendas políticas, porque la propuesta chavista, ampliamente ficha vista, es la misma propuesta parafraseada que Mauricio Funes ofreció al pueblo salvadoreño en su discurso de inauguración, y otros “speeches” dados antes.

Las declaraciones vertidas por Funes son el producto que el criollo venezolano Cisneros, jefe y dueño de Jorge Ramos y Univisión, Granier de Globovisión, los sionistas Oppenheimer y Moisés Naím, y una retahíla de privilegiados disfrutando del status quo en Latinoamérica, pregonan demonizando al único líder latinoamericano que ha cumplido su promesa para con los pobres y las clases desposeídas, que conforman las mayorías en Venezuela y Latinoamérica…, y no lo digo yo, lo dice la CEPAL y la BBC de Londres.

Tamen
.