9/20/2009

De Nuevo Las Bodas Gay

Desde mi diáspora leo que la Iglesia Católica salvadoreña, y varias denominaciones cristianas, están dividiendo aún más al pueblo salvadoreño, y todo debido al irrelevante problema importado del gringo tocante a la boda de homosexuales.

Este curita nuevo Arzobispo de San Salvador no pudo encontrar otro mejor tópico, algo más auténtico, algo más contundente, algo más realista como sacar a la nación en el hoyo que 188 años de oligarquía, militarismo, y extranjerismo tiene hundido al país. Y lo peor es que su divisionismo está acarreando apoyo obligado a mentes más progresistas tales como Monseñor Rosa Chávez, que va contra su antecedente pastoral.

Y hay una razón de peso por la cual la Iglesia Católica, y la creencia cristiana en general, en la “civilización”, va en comprobada decadencia, esto es debido al contubernio que estos jerarcas forman con tópicos y esquemas totalmente irrelevantes creando al paso divisionismo entre la espiritualidad colectiva, y desvía y obstaculiza las urgentes necesidades, al mismo tiempo que hace a sus instituciones fuera de toque con la realidad, peor aún, obrando contrario a las enseñanzas del Nazareno.

La incapacidad de las religiones judeocristianas para guiar a los pueblos occidentales a un moral, espiritual, y estable mundo, pienso es debido a que han abandonado el icónico aporte intrínseco abanderado por Cristo: los pobres, los niños, las mayorías, y en vez de ello, hoy día, las instituciones cristianas se han metido a la cama con el rico y poderoso denunciados por el mismo Jesucristo, y en El Salvador encarnados por una minoría extranjera, ambiciosa, y egoísta.

Lo arriba mencionado también es parte de la razón porqué hoy los tiene perdiendo la guerra religiosa contra la religión musulmana. El Islam es la religión con más rápido crecimiento en esta parte del mundo occidental, y guste o no guste, es la realidad.

Yo ya he manifestado aquí, y aquí mi posición tocante al mamplorismo y las bodas “gays”, lo cual me alinea, en contra de mis deseos, con la ultraderecha más negativa.

El “primer mundo” aparentemente ya superó los clavos que nos tienen en América Latina hechos mierda y luchando por salir de ellos. Mi punto es que no debíamos dejarnos afectar por este asunto netamente de la “comunidad internacional”, un aforismo que significa la raza blanca dominante del mundo que, byproduct de su “libertad”, tienen este gran clavo ya imparable.

En El Salvador tenemos grandes clavos que necesitan colectivismo que atraviese ideologías para superarlo, el principal clavo es la delincuencia, byproduct de la pérdida de valores morales, pero en nos exacerbados por la guerra. Supuestamente esto sería un task que debía ser liderado por la Iglesia Católica o cristiana, pero la agenda de estas instituciones anda en otra onda y están llegando al punto de la total irrelevancia.

Toca a los salvadoreños de toda ideología hacer a un lado religión y corriente, y buscar una solución terrícola a los urgentes problemas que todos conocemos…, cuáles? Primero la delincuencia, luego la pobreza, estándar de vida, falta de oportunidades, emigración, injusticia, corrupción, explotación, hueveyo al erario público…, y un recontratalegazo de etcéteras que se agravó después de la guerra.

Personalmente crecí en la religión católica, nunca me eduqué en ella pero seguí al pie de la letra sus preceptos hasta la adolescencia… luego empecé a leer aquí, allá, acullá…, llegué a la conclusión personal que me habían pajeado sistemáticamente tocante al cristianismo, sin embargo, también llegué a la personal conclusión que la religión como institución es un elemento indispensable en la formación y supervivencia humana, y si hoy no existiera habría que concebirla como el humano lo ha hecho desde el hombre prehistórico.

Pero el Arzobispo está errado si cree que meterse a cambiar la obsoleta constitución para agregar un no a la boda de culeros hará declinar la delincuencia, levantará la moral, aumentará el estado general del terruño, o fortalecerá la feligresía. Aún si el FMNL da su apoyo yo pienso seguiremos lo mismo porque las “bodas gays” no es una amenaza vigente…, pero digamos que solventamos este volado ¿qué vendrá después?

El dilema de la aceptación o rechazo de las bodas gay no se limita a la simpleza de aceptar o rechazar, ya lo he dicho, tocante a las bodas gay mi parámetro son los gringos, suponiendo que la élite gringa acepte federalmente, como paulatinamente a nivel estatal lo están haciendo, vendrán cosas peores que muy pocos animales hacen, como ejemplo el incesto que está en gran auge en la “comunidad internacional”. Necrofilia: cogerse a los muertos, resurgente interés entre los nórdicos. Zoofilia: cogerse toda una variedad de mamíferos. Kinky sex: cadenas, látigo, esposas, máscaras, y un vergo de ondas raras.

Yo calculo que si la élite gringa acepta como nación las bodas gay, mañana sus hijos tendrán que enfrentarse a estas anomalías sexuales más palomas.

En tiempos de células madres, antimateria, banda ancha, nanometría… pienso yo que es la Ciencia, no la religión, la que debía escudriñar esta patología psiquiátrica, porque por mucho que le demos vuelta o adornemos, es un problema mental netamente humano.

Tamen
.