3/05/2012

Desde La Diáspora: Affirmative Action


En el año 2003 la hoy retirada jueza texana republicana, Sandra Day O´Connor, de la Suprema Corte, valientemente y con imparcialidad, pienso yo, dio el voto clave a favor de “acción afirmativa” en las universidades estatales gringolandesas.
La “acción afirmativa” es un volado debatible y se refiere a dar ciertos grados de preferencias en decisiones educativas, laborales y oportunidades de progreso que toman en consideración raza, color, religión, sexo u origen nacional… todo con el objetivo de beneficiar un grupo minoritario en su avance en la sociedad y esencialmente diversificar racialmente la población en las universidades gringas.

Los que lucharon por esta ley justifican esta política gringa sacando a relucir la historia de rampante discriminación de las minorías en el pasado por la mayoría raza blanca.
Fue John F. Kennedy quien acuñó el término y primero decretó la ley de acción afirmativa en 1961 obligando al gobierno federal a tomar en cuenta Acción Afirmativa al contratar empleados. Y Martín L. King lideró marchas para su implementación.

En el sector educacional, debido a la pobreza y otros factores, sólo un puñado minoritario de negros, indios nativos, e hispanos terminan High School. La taza de abandono escolar o drop out es elevada.
Los pocos que tocan las puertas de las universidades se ven con el clavo que la educación superior es súper cara en USA, por lo que ser estudiante tiempo completo entre las minorías es un gran clavo económico.

Pero el mayor clavo es pasar los rígidos requerimientos para ingresar a las selectivas universidades estatales y privadas gringas… las universidades, además de caras, exigen un alto Grade Point Average (GPA) para ingresar que las minorías, en la mayoría de los casos, fracasan por alcanzar.
Entonces Universidades como la Universidad de Texas, bajaron los estándares para dar cupo a minorías en desventaja socioeconómica y académica.

¿Bueno o malo?
Veamos. Un gringolandés raza blanca y un african american aplican para admisión a la Universidad de Texas, la cual es subsidiada por el estado y el gobierno federal, o sea, los impuestos de la familia del blanco y del negro subsidian la existencia de esa universidad, que es relativamente barata comparada a las privadas.

El gringo raza blanca, cuya familia de cuatro tiene un ingreso anual de 160 mil año, sacó 90% de nota en el examen de admisión, pero el nigger cuya familia es de ocho, con un ingreso de 40 mil, sacó 70%... Debido a la cuota de affirmative action el negro fue aceptado y el blanco rechazado.
A todas luces, en el paraíso del libre mercado y competencia, esto parece injustificado, vale verga…, pero la familia del gringolandés, que tiene ingresos económicos cuatro veces más que la familia del negro, fácilmente puede pagar una universidad privada…. Mientras que la familia del negro, coyol partido, coyol comido, no puede.

Esta es la razón del programa Acción Afirmativa que la derecha light demócrata creó e implementó y el fascismo republicano ataca todos los años y quiere destruir.
La Corte Suprema de Justicia gringa, cuya mayoría es derechista, va a revisar esta ley en Octubre este año 2012 y quien quita mande a la mierda esta ley.

Si agregamos que Ronmey y el fascismo narcocapitalista republicano ganen las elecciones en noviembre y cumplan su tea party promesa de privatizar toda la educación… entonces, en diez años, los hijos de la hoy minoría, serán los brutos en mayoría
Si esto sucede, en 20 años, y como dijo aquel, va arder Troya en el paraíso de liberty and freedom.

Tamen
.