10/08/2010

El Arte Prehistórico

Hace alrededor de 40,000 años, el Hombre de Neanderthal fue reemplazado por un hombre más hábil, alto, y más inteligente: el Hombre de Cro-Magnon.

Partiendo de ellos dos se tiene conocimiento del génesis de la arte humano.

El Hombre de Cromagnon no sólo era buen pintor, sino un escultor bastante bueno y también grabador, cincelaba esbozos de animales en los muros de las cuevas, y luego pasaba a esculpir en alto relieve.

Las pinturas son asombrosas, pero abarcan muy pocos temas, y aparte de los brujos, no aparecen seres humanos, y las pintaron pensando en su efecto mágico en lugares recónditos e inaccesibles.

En esencia, la pintura llegó a ser sólo un vehículo de magia para la buena caza.

Las Cuevas de Altamira en España, llamada "La Capilla Sixtina de la Prehistoria", y las de Dordoña en Francia, ambas con 14,000-13,500 años de antigüedad, dan a conocer mucho de Cro-Magnon y su arte. En ellas sobresale el tema de animales de la época que eran útiles al hombre. Se le rendía culto a ellos para mantener asegurada la caza. Hay fuerza en el uso del color...

El Hombre de la edad de piedra del período Paleolítico Superior (30-20 mil años), en sus tallados predominan los mamíferos. En muy raras ocasiones pintaban en tallados algo como un ave, un pez o una serpiente.

En sus trabajos los animales siempre se muestran de perfil, con líneas seguras y atrevidas. Los artistas empleaban tierras y arcillas de colores diferentes, mezcladas con carbón vegetal y grasa de animal.

Una ténica rudimentaria altamente efectiva considerando cuantos siglos han durado estas obras.

Aplicaban el color ya fuese utilizando un lápiz tosco hecho de esta mezcla o soplando contra la pared colores en polvo seco por medio de un hueso hueco como el mostrado. Los colores eran absorbidos poco a poco por las paredes calizas, lo que explica su larga duración.

La mayoría de las obras del hombre prehistórico se le atribuyen a el Hombre de Cro Magnon, un evolucionado terrícola que apareció a finales de la última edad de hielo en los bosques de Europa, tierras hasta entonces dominadas por el Hombre de Neanderthal, más pequeño, fuerte, menos sensible al dolor y especialmente adaptado al clima frío imperante.

Izq: "Venus de Willendorf" y Der.: "Cabeza de Mujer en Marfil".

Y finalmente les traigo estas dos mamaitas que de seguro hiceron averías en la mente de nuestros antepasados hombres prehistóricos.

La Venus de Willendorf se calcula fue hecha hacia el año 30,000-25,000 antes de Cristo, probablemente por el Hombre de Neandertahl. Mide unos 11 cm. y estuvo pintada de ocre rojo.

La Cabeza de Marfil fue hecha alrededor de 20,000 - 25,000 años de antigüedad. Los artistas prehistóricos rara vez pintaban hombres, pero hacían esculturas de mujeres, quizás destinadas para el culto...., y quizás para algo más

Más Información en CUSCATLÁN

Tamen
.