lunes, julio 15, 2019

Celebrando 11 Años: El Censo Gringo

Con el despelote que ha armado el supremacista racial tocante al venidero censo poblacional de USA 2020, yo sabía había escrito algo sobre esto hace 10 años… Me fui a los sarcófagos del blog y lo hallé con la sorpresa que allí menciono que en el censo de 2010 Obama ya había incluido la pregunta sobre si se es american citizen o no…

¿Y cuál es la jodedera de este aspirante a dictador? me pregunté… El volado es que lo que este maje quiere es que ha huevos el indocumentado conteste, confiese, acepte que es indocumentado… ¿Quién de mi broder ilegal va hacer algo así?

El motivo real de caligulita sobre incluir esta pregunta es completamente racista.

Narciso está llevando a cabo todo lo que yo espere de él, divisionismo, racismo puro, misoginismo, arrogancia esteroidal, política de "ellos contra nosotros"…, además que se está cagando en USA bajo la cortina del boom económico... La conjetura del mundo es una tómbola más vieja que el pedo, porque generalmente después de la bonanza llega la calamidad…

Por eso voté por caligulita y si voto en 2020 volveré a votar por él…, porque estoy seguro este hijueputa seguirá con su política supremacista racial empoderando políticamente y organizativamente al hispano que si antes no hedía porque nadie en el congreso nos defendía, valíamos menos que los perros y los gatos hoy, al menos, tenemos a Ocasio-Cortez que es el futuro de la nueva realidad política hispana que los supremacistas blancos nunca van aceptar porque temen que sea la punta del iceberg cuando llegue La Caída De La Casa Usher por allí por 2045…

Alexandra Ocasio-Cortez (puertorriqueña), Ilham Omar (somalí), Rashida Tlaib (palestina), Ayanna Pressley (african american) son the squad de 4 mujeres ninguna mayor de 30 años…

En Latinoamérica necesitamos urgentemente mujeres como estás para que lideren y nos liberen a los mestizos, indios y negros latinoamericanos de la caterva de "líderes" títeres nativos, criollos y extranjeros que sólo velan por los intereses de sus amos oligarcas.


Recibí el fin de semana la llamada de un familiar que me preguntó si ya había llenado "el censo", contesté que sí, me preguntó qué había escogido de respuesta a la pregunta de qué raza yo era...

-"Mestizo". Repliqué...
-"Uuuuuyyyyy, pero si nosotros no somos indios!...", me contestó con acento despreciativo, como si ser indígena era como ser despreciable como el genocida Ariel Sharon.

Hace dos semanas recibí el formulario para llenar el censo poblacional que por ley los gringos llevan a cabo cada 10 años desde su independencia.

El formulario es fácil llenar, quizás toma unos 10 minutos si es una familia de tres como la mía, pero si es una numerosa familia, como es muchas veces la regla en la comunidad hispana, entonces se toma más tiempo finalizarlo.

La importancia del censo, dice la propaganda federal, es que el gobierno federal hace uso del mismo para alocar dinero de impuestos a cada estado para uso en servicios de educación, salud, infraestructura..., o sea, más mara más plata.

El censo se utiliza también para alocar el número de diputados que se asigna a cada estado…. Y también tiene otros usos que la propaganda radial, visual y escrita no dice.

"No importa usted sea indocumentado, no será deportado", sigue diciendo la intensa propaganda, "todos los que residen en Estados Unidos están obligados a llenar el censo".

Entre las preguntas hay una la cual consulta si se es ciudadano, pero no pregunta si se está en este país ilegalmente, una pregunta que no se necesita no se hace, no porque no se quiera saber, sino porque ya se sabe, pero el número de ilegales en el censo es dinero para ciertos estados..., y entre más mejor..., pero legales e ilegales hispanos tienen que llenar el censo y debido a esto es la intensa propaganda en español.

Esta misma sutil artimaña utilizaron los gringos cuando se introdujo el "don´t ask, don´t tell" que hizo el Pentágono para atraer cadetes canelas cuando se necesitaba reclutar gente para morir en guerras, hoy lo utilizan en el censo para favorecer a California, Texas, Nueva York, Pennsylvania, Illinois y otros estados.

Pero la pregunta sobre la raza me dejó asombrado porque era la primera vez que la veía en su nuevo formato, pero no me hizo rascarme la cabeza decidiendo cuál es mi raza, eso fue lo más chiche para mí, pero el nuevo cambio si me sorprendió.

El censo da cinco opciones: blanca, negra no hispana, indígena y especificar la tribu, asiática y especificar nacionalidad…, el clavo es que ellos aclaran en un inciso aparte que "hispano no es una raza", lo cual yo concuerdo, pero no dan alternativa viable al "mixto" digamos polaco/mexicano, como mi compadre en Chicago, ni al negro hispano de Jamaica, Haití, Colombia, Guatemala, o al mestizo como yo... ¡Ah! Pero para estos casos hoy dan esta última opción y es "otros", y dejan espacio en blanco para llenar.

Yo me perdí el censo de 1980 porque aún no había arribado, llené el censo de 1990, pero me perdí el 2000 porque vivía en el terruño. La diferencia que recuerdo es que en 1990 daban una salida al hispano que consideraba hispanidad una raza, daban la alternativa de "hispano, no blanco" que es la opción recuerdo yo usé entonces.

La familiar en el teléfono estaba emputada porque los gringos quitaron esa opción, confesándome que ella "no se consideraba ni negra, ni india, ni china" (es achinada), por lo que había usado la opción raza blanca…, pero que ¡puta! no estaba satisfecha porque tampoco se sentía blanca…., me preguntaba si había forma de cambiarlo.

Puta, algunas veces es un volado bien jodido para el hispano que por ahuevamiento racial no reconoce y acepta su linaje racial.

Tamen
.
Originalmente posteado abril 5 de 2010

No hay comentarios.:

Publicar un comentario