8/08/2012

Desde La Diáspora: “Honorables y Respetables Ganadores”


Mick Romney-Hood, el candidato mormón del partido fascista republicano, ha sido acusado nada menos que por el presidente demócrata del senado gringo, Henry Reid, otro mormón, de no querer hacer público sus declaraciones de impuestos de hace una década porque por 10 años no ha pagado impuestos.
Una cosa es que acuse Juan Pobretario y otra un reconocido político elegido.
Yo, un don nadie guanaco, pero graduado “experto” en evasores de impuestos en mi tierra cuscatleca, sabía que Romney tenía la cola pateada desde que publicó a regañadientes sus income taxes de tan sólo 2009-2011…. Y resultó que, de 45 millones ganados en tan sólo dos años, pagó el 15% en impuesto, una cagada de canario…, casi lo mismo que paga quien hizo 200 mil en los dos años…
Y con el pisto, Romney-Hood, en vez de reinvertirlo en gringolandia, lo escondió en Bahamas y las Islas Caimán…. Tal como hacen la mayoría de éstos “honorables y respetables ganadores”, como quiere el Wall Street Journal se les llame.

El tipo es tan sucio como la mayoría de “pro libre mercado” millonarios republicanos que están gastando vergo de millones para deshacerse de Obama y seguir hueveando…. Lo mismito hace y han hecho los oligarcas criollos y extranjeros en mi tierra.
Y la media derechista nos pide que les llamemos “honorables y respetables ganadores”.

Allí está el sionista internacional Sheldon Adelson, un hebreo de lo más sucio, gastó 10 millones financiando la campaña de Gringrich, y la cagó porque no ganó, y hoy está aportando 25 millones apoyando a Romney-Hood, todo porque dice que Obama “no apoya a Israel”, pues a él USA le pela la verga.
Pero ¿de dónde saca la lana este sucio sionista?

Sheldon Adelson tiene casinos en Las Vegas, en China, e Israel, donde posee también un medio informativo. Es el mayor apoyador financiero del fascista Netanyahu.
La noticia es que el Fiscal General gringolandés ha iniciado investigación por lavado de dinero de los casinos de este sionista.

Y así es como la mayoría de estos tipos se hacen millonarios: suciamente, y luego quieren subvertir a su favor el sistema sobornando políticos y subvirtiendo el sistema.
La misma historia, mierdesimalmente, ha ocurrido en mi terruño con sus ricos y millonarios oligarcas criollos y extranjeros.

En el sistema político pro libre mercado imperante en mi terruño y Centroamérica, como en gringolandia, hay una minoritaria clase privilegiada que se ha hecho acaudalada robando y evadiendo impuestos, y la cual domina el gobierno gracias a que corrompen el sistema con sus grupos económicos y esto sucede desde la colonia.
Tenemos la familia Regalado, una familia criolla que se hizo rica gracias a que su patriarca, el cuto Tomás Regalado, unos de los “44”, y cuando fue presidente, se robó las tierras de los ejidos indígenas y otras tierras gubernamentales.

El cuto Regalado se tomó para sí las mejores tierras gratis, y vendió vergo de tierra a precios ridículos a familiares afines, que los indígenas se quedaran valiendo verga no le importó ni un pepino… Mi tata siempre me juró que él tuvo en sus manos documentos que probaban los robos de este tipo, y mi tata trabajó por 35 años con el antiguo Registro de la Propiedad Raíz e Hipotecas.

Tenemos también la familia Dueñas cuyo patriarca Francisco Dueñas fue presidente siete veces durante un período de 20 años en el siglo XIX. Hizo una hueveadera de tierra que para 1950 esta familia criolla poseía nada menos que 32 mil 520 manzanas de las mejores tierras de la poca tierra salvadoreña.
¿Cómo puede uno respetar y honorar a semejantes familias ladronas que hoy, ya emparentadas y diluidas con los extranjeros, nos tienen hechos mierdas como estamos?

Y ya poderosos subvierten el sistema a su favor para seguir enriqueciéndose y como son extranjeros y no ven como suyos a los nativos de la tierra donde sus patriarcas llegaron alrededor de hace un siglo, les pela la charnela de la verga el destino de las mayorías.
Tomemos por ejemplo la presente noticia sobre la ley de medicamentos. Hay un grupo económico que tiene una argolla sobre los precios exorbitantes de las medicinas, este grupo es dominado por Alfredo Cristiani, un oligarca extranjero que aún no dice ni pio sobre la acusación de haber desfalcado el fisco con 5.9 millones de dólares tras la venta del banco Cuscatlán, banco obtenido por él por una mierdésima cuando fue presidente.

Y dicen este sujeto está en la lista de “ganadores honorables y respetables” exentos de impuestos que Alfredo Cáceres, panita de Funes, dice encontró cuando llegó al ministerio de Hacienda.
¿Respetables?, mis huevos.

Tamen
.