5/08/2013

De Nuevo Stephen Hawking…


Sin ser científico, en el propio dicho de la palabra, a mi me fascina la ciencia… como sin ser futbolista me fascina el fútbol, o el Básquetbol,…etc. Me llega ese volado del Universo y las incógnitas que presenta, como la gravedad, Galaxia, Nébulas, hoyos negros
Como dice el presentador del Dossier en TeleSur. Prácticamente nosotros vivimos en una nave espacial cubierta por una burbuja llamada atmósfera y el movernos continuamente (107 mil kilómetros x hora) alrededor del sol, evita que seamos chupados por la atracción del mismo.
Gravedad es una fuerza celestial que chupa todo y entre más grande es más mamón.
Todo este volado sobre el Universo se me exacerbó a inicios de los 90s, cuando mi fallecido primogénito me regaló un libro: “una breve historia del tiempo” del científico inglés Stephen Hawking… lo cual en 2004 me dio la idea por escribir una onda llamada “Cuadrante NF”.
Desde entonces he seguido a Stephen Hawking y lo considero el último verdadero sabio que le queda a los terrícolas.
La prensa occidental dominada por el sionismo nos ha implantado a huevos la idea de Albert Einstein como el ícono de la inteligencia, sabiduría, coco…, por otro lado los abuelos y gente anciana en Mi Tierra siempre me decían que “el sabio nace, no se hace”.
Stephen Hawking nació sabio, si se revisa su biografía, se destacó en física y matemáticas desde la primaria hasta el lugar que hoy sostiene: la misma posición y grado que Isaac Newton tuvo en la universidad de Cambridge, casi 300 años antes.
Y es la misma historia con Newton, Mozart, Miguelangelo…, etc. Desde cipotes fueron sobresalientes.
La Historia no dice lo mismo de Einstein. La biografía de Einstein dice que fue un mula patas arriba para las ciencias, aun fracasó el examen de admisión de una prestigiosa universidad suiza…, fracasado para ingresar, o trabajar, en universidad, y cuando tenía 21 años, consiguió un trabajo de cuarta categoría..., pero un trabajo clave: en la oficina de patentes científicas de Bern, Suiza…
Y de repente cinco años después sale con su famosa teoría.
A mi no me cabe duda que Einstein se huevió esta teoría en esta oficina de patentes científicas… una teoría que revolucionó nuestro entendimiento del Universo y cada año se comprueba su veracidad: “La teoría especial de la relatividad”.
Leí por otro lado otras versiones, una es que esta teoría se la robó Einstein a su primera esposa, una serbia, no hebrea, de apellido Mileva, brillante en física y matemáticas que pasó el examen de admisión, y cuando Einstein ganó el premio Nobel, esta lo amenazó con denunciarlo como farsante, Einstein le dio todo el dinero del premio para callarla,… luego se casó con otra.
El volado es que hay dudas sobre la “inteligencia icónica” de Einstein... Escribió varios años después su Teoría General y la cagó al rechazar la Teoría Cuántica influido por su religión… pero los medios de información mundial de entonces, por ser hebreo, y rimaba con la casaca religiosa dominante, ya lo había impuesto como el ícono de la ciencia.
Stephen Hawking, por otro lado, inglés, con una enfermedad incurable, revolucionó la cosmología de los hoyos negros. Hace 30 años, los hoyos negros era ciencia ficción, hoy ya se detectan y se sabe que cada galaxia, en su centro, tiene un hoyo negro alrededor del cual la galaxia gira, y que este hoyo está chupando permanentemente todo lo que le llega, aún la luz, y por eso es negro, no se le escapa ni la luz.
Pero Hawking se ha metido de nuevo con la religión. Hace una semana dijo en California que el Universo no necesitó de Dios para crearse y cuestionó: “¿Qué hacía Dios antes de la Creación? ¿Preparar el infierno para quienes hicieran esta pregunta?”
Le ha llovido verga y hasta le han dicho que “dios lo ha castigado con esa enfermedad y lo matará”. Aunque no esté de acuerdo con Hawking tocante a su creencia religiosa de Dios, tampoco estoy de acuerdo con los creyentes religiosos chafas.
Siempre he sostenido que Dios no es un arma, Él no castiga a nadie, es misericordioso, pacífico, sereno…, Él siempre nos perdona, nosotros nos castigamos solos con algo tan natural como nuestra conciencia...
Solía decirme mi tata “Dios siempre perdona, los hombres algunas veces, la Naturaleza nunca perdona”
Y en ésto sí estoy 100% de acuerdo con Hawking.
Pero se me hizo largo y lo dejo para otra.
Tamen
.