12/24/2012

Desde La Diáspora: ¡Feliz Nochebuena!



La Navidad de cuando era un mono chaquetero por supuesto no es la misma Navidad que hoy ya "adulto contemporáneo" (por no decir vetarra) disfruto.

Hoy ya no creo en la paja de Santa Claus, ni en el Cristo que se inventó Saulo de Tarso y la iglesia romana…, y me da verga en lo que los adultos modernos "civilizados occidentales" hemos convertido la fiesta navideña: comercio, consumismo, despilfarro… y otro repijo de ondas turbias.

Para mi generación es claro hoy día que aquel espíritu navideño que vivimos antaño ya no lo vende la niña Yita en la tienda de la esquina…

Pero de lo que si estoy seguro es que en mi terruño la Navidad para un mono chaquetero como fui yo sigue siendo la mismita.

¡Lo más revergón del año!

¿Qué derecho tengo yo de robarle Santa Claus, el Niño Dios, el árbol de Navidad, o los cuetes a la mara de bichos de hoy?

Como al futuro nuestro de hoy en el terruño, yo fui un mono que creía mucho en esos volados y lo esperaba con ansias y emoción… contaba los días…, y hoy ya casi vetarra aún me emociona cuando me llega el recuerdo de mi familia en una Nochebuena..., algo imborrable…, pero la emoción la manejo con cuidadito porque el chacalele ya no es de mono chaquetero que fui.

Así que ustedes, no importa la edad, abrasen a su familia y amigos, saquen un pijazo cura bronquitis, échenselo straight y con boca de paisaje por mí… que raspe la garganta … y principalmente saquen el Ángel de Navidad que hablaba el comercial de Mauricio Bojórquez en los 70s… y pásenla chévere esta noche en calor familiar.

¡Feliz Nochebuena para todos!

Tamen
.