1/23/2012

Primer Voto en USA

Mijo cumplirá en febrero sus 18 años y dice que votará por primera vez en las primarias de marzo en Texas, pero no se explica que siendo nosotros los hispanos 50 millones en población, los que votamos apenas somos 10 millones
Es difícil explicar este volado porque “hispanos” no es una raza sino una cultura en diferentes razas y tiene sus diferencias, aunque seamos en números la segunda minoría gringa y en 2050 pronostican seremos mayoría.
Le expliqué a mijo que yo entiendo que ser “mayoría” en números no siempre garantiza tener el poder político y económico.
En Latinoamérica los mestizos, indios y negros somos mayoría pero el grupúsculo criollo-extranjero raza blanca, y sus lacayos, nos han dominado y explotado desde que llegaron y vencieron a nuestros antepasados hace  500 años.
Yo no soy muy ducho para estos volados de los números, llevé la materia Estadísticas y Probabilidades con el maestro Flores Macall en la U, pero ese revergo de formulas me atarantaba y descubrí que no me llegaba ese volado.
Pero ya encaramado en el macho chingo me di cuenta que para jinetearlo hay que entender estas ondas de estadísticas… no sólo para especular con mi dinero 401k invertido en el casino Wall Street, o para hablar deporte, sino también para entender la política.
Los “expertos” sobre política gringa -como dice el potorro-hebreo Geraldo Rivera en FoxNews-, dicen que para que un candidato republicano gane las elecciones presidenciales necesita ganar mínimo el 35% del voto hispano. Bush ganó el 44 % en 2004, y Obama el 67% en 2009.
Somos 50.5 millones de latinos viviendo en USA (308.7 millones población total), de acuerdo al censo del 2010, pero sólo el 60% estamos registrados para votar (comparado a 70% de negros y 74% de blancos) y sólo 10% votamos.
El clavo es la apatía para votar entre nosotros los latinos.
De los 50 millones nadie sabe por seguro cuántos somos elegibles para votar ya que los censos gringos cada diez años cuenta a la gente viviendo legal o ilegal en USA, no a los elegibles para votar. Por eso en las elecciones del 2008 sólo diez millones de hispanos en todo el país votaron en las elecciones…, un raquítico 9%.
La posible explicación a lo anterior es que el censo muestra que nuestra población hispana es joven, con una mediana de 27.4 años comparado al 36.8 años del resto de la población. A la mara joven le pela el eje la política, especialmente cuando son “mamá tengo hambre”, mientras el adulto joven ha madurado políticamente.
Otra explicación tiene que ver que alrededor de la mitad de estos 50 millones llegamos en los últimos 20 años trayendo mal sabor y experiencia de los procesos políticos natales provocando desconfianza y apatía política.
Está comprobado que en Florida los caribeños exiliados cubanos y sus descendientes siempre votan por el partido fascista republicano, y los potorros entronizados en Nueva York y Florida votan demócrata. Ambos grupos  latinos votan en masa… el resto de hispanos continentales, mayoría viviendo en los estados sureños, votan demócrata, pero la apatía cunde en este segmento.
El futuro en el planeta terrícola es votar. Ya no caben dictaduras, golpes de estado, luchas armadas…, aunque los gringos todavía aceptan títeres (Honduras) y el fraude electoral (México).
Pero algo está positivo está emergiendo con esta nueva generación PC de hispanos nacidos en la diáspora que son cientos de miles, siguen adictos a Play Station, internet, smart phones, Facebook y Twitter, pero gracias a esta  misma tecnología muestran curiosidad e incursionan en la política.
Mijo dice que le gusta Obama y comparte conmigo el concepto que los republicanos son, como él refiere, “racistas, invasores de otros países, bullies”…
… Y yo le llamo a ésto fascismo.
Tamen
.