12/05/2010

Desde la Diáspora: Wikileaks Outsmart al Tío Sam

Dentro de todo este despelote de wikileaks, pros y contras, se ha extraviado el hecho que el fundador de wikileaks es periodista, y él ha sido profesionalmente formado para reportar e informar.

Julio Assange fundó wikileaks en 2007 y se ofreció como recipiente y publicador de documentos secretos que pone dedos del mundo le enviaran. El website permaneció quieto en sus inicios… pero, el periodista Assange nunca se imaginó lo que recibiría y en el huevo que se metería dos años después.

El aussie tuvo leche que se halló, como dice el anglo, en el right place and right time cuando lo contactó el dedazo en el pentágono, el sargento gringolandés Bradley Manning. Una oportunidad que se da una sola vez en la vida… y él, hasta ahora, pienso yo, la ha enfrentado con inteligencia, astucia.

Me tuesto un caño y me pongo los zapatos de Assange… ¡puta que gran huevo!..., un millón de cables confidenciales del imperio chambreando de todo el mundo, apuñaleando por la espalda a la cherada, especulando sin pruebas sobre enemigos, encubriendo hechos y escondiéndolos de los terrícolas…. Con el millón de cables clasificados en mis manos se viene el pijazo de adrenalina a invadir sangre y comienzan flashes neuronales…, entra sodio, sale potasio.

Pero teniendo en mis manos este talegazo de documentos clasificados, y algunos aún secretos, me pone a mí y mi familia en gran peligro. Retar a cancha abierta al Tío Sam es Misión Imposible y sólo Tom Cruise ganaría.

“Un balazo se le escapa a cualquiera” dijo el señalado asesino de Monseñor Romero, pero el Tío Sam raramente usa balas, ya ni los rusos lo usan. ¿Qué tal un tecito de plutonio con unas galletitas de Antrax?

La exacta fecha de cuando Assange recibió este pusho de valisosos papos no lo dicen las noticias, pero las noticias especulan fue hace un año… suficiente tiempo para ordenar y planear el siguiente paso.

Bueno, se dijo Assange, soy periodista, estoy supuesto a informar, pero debido a que estoy retando al imperio, mejor lo hago bien o como mierda, y también me llevo a mi familia y asociados…. Entonces renuncio a mi trabajo, contacto asociados confiables y con pisto, les participo gran parte de lo que tengo.

Pero más importante es que yo organizo un masivo “archivo de seguridad” de 1.4 gigabytes con el nombre “insurance.aes256” donde pongo los cables más incriminadores, peligrosos, y se los email ready para download a miles de mi mara de asociados en el mundo, pero lo encripto con una clave de 256 palabras y solo yo me quedo con la clave… eso lo vuelve inquebrantable y me da seguridad ante cualquier amenaza legal o mortal…. Puta!, algo se aprende de Tom Cruise.

El Tío Sam se dio cuenta que le habían descubierto sus cartas de amor cuando Wikileaks publicó en abril/2010 al mundo un video de la guerra Iraquí de 2007, donde helicópteros gringos, al estilo sionista, despedazan con misiles y sin piedad a civiles.

Allí comenzó la guerra entre wikileaks y el Tío Sam quien hoy está tratando de callar a wikileaks y aniquilar a su fundador, valiéndolos pelones la paja de la “libre expresión”… cuando es contra ellos.

El volado es que el Tío Sam debió haber protegido bien sus cartas de amor, tiene como y la regó porque es arrogante, hoy ya hay decenas de organizaciones tipo wikileaks. El Tío Sam no supo hacer su trabajo de preservar sus maquinaciones, el periodista Assange, por el contrario, ha dado muestras de honorar su profesión de periodista, y la misión fundadora de su proyecto wikileaks.

En gringolandia los medios de información no le han dado gran onda a este despelote, y es porque no están seguros que saldrá revelado mañana… quizás hasta ellos se hallen defendiéndose de documentos que los asocia con maquinaciones y perversidades, ya que sus élites dominantes tipo Arpaio son los mismos que están mal configurando la fundación y misión de la existencia del mismito Tío Sam.

Tamen
.