12/16/2010

Desde La Diáspora: Los Evasores de Impuestos También Lloran

Aquí en gringolandia se está poniendo polémico el acuerdo entre Obama y los multimillonarios representados políticamente por el partido republicano, y fieramente opuesto por filas demócratas.

Mi hijo, que en tres meses estará habilitado para votar, está entuturutado y no entiende cuál es el pleito.

La noticia pone a republicanos que dicen no raise taxes y por el otro están los demócratas diciendo que los ricos debían pagar impuestos.

“¿Los ricos no pagan impuestos, dad?” me preguntó sorprendido mijo. Decidí entonces contarle lo que entiendo del despelote.

El enchibolamiento sucede desde 2001, año en que el nefasto Bush con la paja que quitando impuestos al rico teóricamente éste reinvertiría creando más puestos de trabajo.

Cuando el farsante Bush y los Neocons llegaron al poder en 2001 se encontraron con 90 mil millones de dólares surplus de ganancia que le dejaba Bill Clinton. Bush empezó la piñata regresando la mitad de este pisto como “estímulo” para los taxpayers, y cambió las reglas en el complicado sistema de impuestos para exonerar de impuestos al rico.

Los millonarios, multimillonarios, y la clase alta dejaron de pagar una buena tajada de impuestos….

Obama definió al rico como el 3.2 % de la población que gana más de 250 mil chuyas al año (5 millones de ricachones fuera de 153 millones de taxpayers).

Entonces Bush y sus Neocons engañaron al pueblo gringo para invadir Irak. Miles de millones de dólares se comenzaron a malgastar en guerra con la paja de armas de mass destruction…, pero entonces, a la vez, el país vivía un boom inmobiliario que engatusó a la mara, especialmente a nosotros los latinos.

Yo decidí comprar una casa en 2004 y me hallé en medio del frenesí de la venta de casas. Algo increíble pasaba. Las casas eran ofrecidas sin pagar prima, al contrario, algunas casas de préstamos inmobiliarios de las miles que habían ofrecían money back de hasta cinco mil bolas por comprar una casa. ¡Puta! no se pagaba prima y daban hasta mil chuyas sólo por comprar la casa… era claro para mí que había algo turbio…, también Bush, los Neocons, y la élite sabían algo andaba mal.

Yo había comprado anteriormente casa en Chicago en 1992 y era familiar con los confusos a propósito tipos de préstamos, pero esta vez era increíble, y era claro algo ilegal pasaba porque supe de muchos compas indocumentados, o gente cuyo trabajo no pagaba lo suficiente para pagar una casa, que se hizo de su casa y muchas veces una casona de la gran diosa… La mayoría de estas casas son las que hoy están embargadas por los bancos.

La derecha fascista gringa cree que el libre mercado trabaja y produce más si el mercado se auto regula solo y sin el gobierno intervenir para nada… y lo que de 2003 a 2008 se vivió en gringolandia tocante a venta de casas fue el producto de esta falacia.

Pero mientras la mano peluda de las casas sucedía, los CEOs (chief executive officer, o masuchos), los miembros del Board de los bancos, corporaciones, y la clase alta, en total el 3.2 % de la población de 300 millones, se llevaban 20, 50,100 millones de bonos anuales, que no pagaban impuestos, ni lo reinvertían, pero lo depositaban en cuentas secretas en Suiza… y hoy siguen sin querer pagar y lloran ante la idea de Obama!

Llegó 2008 con la realidad y los bancos se fueron a la quiebra arrastrando otro pijo de industrias. Los préstamos subprimes, o tóxicos llegaron a ser insostenibles y el capitalismo colapsó herido, pero no aniquilado.

Bush inmediatamente usó el socialismo con su máquina de hacer billetes para evitar que el imperio se desplomara.

Pero los multimillonarios y la clase alta, los que más se beneficiaron especulando en la bolsa con el “boom” financiero de las casas, o sea, los que ganan más de 250 mil chuyas al año, siguieron sin pagar impuestos… entonces llegó Obama y prometió hacerlos volver a pagar impuestos.

El volado no es “alzar impuestos” como el partido fascista republicano reclama sino volver a pagar impuestos que ya era su tajada.

Todo se reduce a dinero, y el dinero en esta cultura es lo que Zeus significó para los griegos antes de Cristo. Y si se tiene pijo de pisto se tiene el poder político

… Pero llega un mulato inteligente y cae bien, se duerme a la mara, pero quiere que esta mara platuda multimillonaria comparta del hueso más socialistamente con el pobretariado…, ellos dijeron ¡“hueviston dijo Washington”! y con su poder económico voltearon la tortilla para hacer ver mal al mulato.

Suena lo mismo con lo que hace la oligarquía extranjera en el terruño.

Tecniqueando de novelero chambroso diría que la derecha “conservadora” en gringolandia está tratando de enviar el mensaje subliminal “miren, la está cagando como presidente y es minoría el cabrón, ¿ya ven?, sólo nosotros los blancos podemos hacerlo bien”.

Tamen
.