8/18/2010

Colonia Santa Lucía en Ilopango

Aquí en gringolandia hay una controversia sobre Facebook, la popular red social, y es tocante a la privacidad que se supone Facebook debía salvaguardar.

El problema parece ser la obligatoria revelación sobre mis amigos personales y los websites que visito cuando unido a esa red social.

Me suscribí a Facebook cuando comenzó pero me sentí incomodo porque cuando aceptaba ser amigo de alguien, de repente, vergo de desconocidos comenzaban invitar unirme a ellos, y al unirme iba (quizás sin a ellos gustarle pues era sin su permiso) al descubierto también fotos, posteos, información personal de mis amigos… esa onda no me llegó y no estaba equivocado.

Facebook ha tenido que cambiar las reglas de privacidad debido a que la mara está dejando esa red social, hoy se reporta que sólo ayer perdieron 50 mil suscriptores.

Yo no lo hallé a Facebook ninguna diferencia en cuanto al contenido de los viejos “boards” de AOL en los 90s, el cual unido a la novedad de internet y estar en la diáspora, me crearon un vicio, esos pizarrones de mensajes y los chat rooms hicieron inmensamente popular a AOL, lo cual duró hasta 2003 cuando AOL pasó de moda. Pero el diseño de Facebook es diferente y a diferencia de AOL se puede compartir fotos y videos.

Estoy seguro que como AOL, myspace.com, y otros, Facebook también pasará de moda.

Pero me llegó una invitación a unirme al grupo Facebook Santa Lucia El Salvador y me fui a recordar y encontrar viejos aleros, conocidos y viejos parajes…, a revivir los años que viví en esa colonia en Ilopango.

Mi familia llegó a vivir allí en diciembre de 1964, no había mucho de esa inmensa colonia que hoy es más grande que la ciudad de Ilopango, la mayor parte eran terrenos baldíos listos para construir donde yo iba a encumbrar piscuchas para matar el agüite.

No había mercado ni iglesia y con mi madre íbamos los domingos al redondel de la entrada donde el cura de Ilopango llegaba para dar misa al aire libre.

La única ruta de buses era la 29 y sólo al redondel entraba porque era la única calle… pero la santa lucha llegó a ser un monstruo en pocos años, y allí viví mi adolescencia y parte de mi juventud hasta 1981 que emigré del terruño.

Fue hasta 1972 que la colonia fue alumbrada, y en las esquineadas comenzamos a ver de noche las caras de cada quien. Hasta 1975 se construyó un cine, el Renovación, y los domingos la diversión era ir a ver los mascones de fut donde los Tigres, AM66, Ruta 33 (hasta 1973), Archies, 1AV12, se mandaban con triples que fácilmente terminaban con el choco Chalo dándole verga al árbitro.

Cuando llegaba a la Santa Lucía en los 80s y 90s a visitar mis suegros me di cuenta que, a excepción de unos pocos, con aquella gente que conocí y crecí ya no vivían allí, y todo era gente nueva y la colonia estaba sobrepoblada, con un talegazo de colonias construidas a su alrededor.

La cancha Wembley había desaparecido, la cancha Azteca amurallada, la escuela Kennedy amurallada, el mirador por el tanque donde tantas veces llegué a amasar a mi jeva, o a tostarme un caño, desapareció…, hasta el río Chagüite había desaparecido.

En este grupo Santa Lucia El Salvador pasé horas reviviendo la colonia con ese pijo de fotos que los compas han posteado, me hizo sentir un volado bien culerón al encontrar este cuate de quien no sabía por décadas, o ver la foto de la esquina atrás de la parroquia, porque allí esperaba a mi chava aún bajo los vergazos de agua.

En fin la idea de este grupo está vergona, y hoy veo hay gente siente lo mismo que yo siento… y quizás ahora entiendo porque mi tata siempre se negó rotundamente a vender la casa donde viví sólo con él durante toda la década de los 70s…, quizás mi tata también guardaba escondido ese voladito canelón que yo siento cuando viene a revivir los rasgos del pasado en esa colonia.

Tamen
.