jueves, septiembre 16, 2021

Celebrando 13 Años: La Familia De León Se Independiza De España...


"¿Cuál independencia? ja, ja, ja"…, "gorilas hijosdeputa, los estudiantes somos vergones"…., "che, che, che, che, che…."

Estas eran las consignas que gritamos los estudiantes de secundaria hace 50 años, era el 15 de septiembre de 1971. Ese fue el año cuando por vez primera el estudiante de secundaria  salió a protestar

Ya nunca más fue territorio exclusivo de los universitarios

Fue el mejor feriado de independencia que alguna vez he vivido, faena que inmortalicé para mi en un diario personal. No gané nada material, pero engrandeció mi espíritu y enalteció mi humanidad.

Con mi esposa ponderamos por dos días si asistir o no a la marcha de ayer 15/sept/2021, nos acanelamos y no fuimos…. Pero aquellos decenas de miles de mis compatriotas que fueron a marchar, protestar y confraternizar, va un abrazo y mis agradecimientos, pienso que lo que comenzaron ayer es el correcto camino para deshacerse de este narcisista corrupto y mentiroso.

Hoy tratan de minimizar la gloriosa faena buscando números. Que fueron mil, no, dos mil, no, cinco mil, no, 50 mil…, coman mierda, no se trata de cantidad sino de calidad.

No golpes de estado, no hacerlo mártir, pero tampoco darle tregua. El dolor más punzante para un narcisista es que lo barajen, que lo superen, que reten su ego, y el narcisista está perdiendo en dos de sus amados campos de batalla: las redes sociales y la calle.

Cuando yo llegué a mi adolescencia dejé de creer en la paja de la "independencia patria".

En 1821 la Familia de León, la familia proto-oligarca, se independizó de España, pero mi gente mestiza y aborigen jamás ha conocido de tal independencia, quedaron siendo explotados por la familia de León y las familias españolas aliadas a ellos.

Inicios del siglo XX llegaron más familias extranjeras no sólo de España (Poma), sino también de Inglaterra (Hill, Wright), Estados Unidos (Kriete, Dalton), Alemania (Schwartz, Schonenberg), Francia (Choussy, Dabuison), Italia (Cristiani), Polonia (Essersky), y un revergo de Palestinos (Bukele, Simán, Safie, Salume, Hasbún, Handal, Zablah, Saca). Estos llegaron a explotar más al campesino (mestizos y aborígenes) que ya entonces éramos mayoría.

A inicios del siglo XX asesinaron un presidente: Manuel Enrique Araujo, quién ya con el hueso trató de mejorar el bienestar socioeconómico de los explotados mestizos/aborigen, y mostró desdén (como nuestro actual) por Estados Unidos, se lo echaron a machetazos y balazos sentado en una banca del parque Libertad escuchando un concierto.

Mestizos y aborígenes quedaron engañados y embaucados desde la paja independentista y lo mismito sucede hoy con la mayoría de mi gente siendo engatusada y alucinada por la familia Bukele.

A mi gente siempre lo han narcotizado con megaproyectos, primeras piedras, recontra-remodelaciones como el caso del hospital Rosales, baipases, atún con macarrones… y un revergo de etcéteras.

Mi tierra, desde la Conquista española, ha sido siempre entuturutada por familias criollo/extranjeras explotadoras, corruptas, farsantes y mesiánicas.

Llevará algún tiempo, pero sin prisa, sin pausa, mi gente que se atolondra fácilmente por los nombres extranjeros irá paso a paso despertando y así como lo elegimos un día (yo voté por él), así lo derrocaremos sin violencia, sin martirio, sin bandera política, sin políticos gañanes aprovechándose del despelote.

Pero aún falta mucho porque aún no hemos visto todo todavía…

Mientras tanto, por hoy, déjenme contarles de la familia española de León.


La Familia de León… Flor Esencia de Una Hidra

La Teoría de la Conspiración...

Cualquier movimiento de cambio socio-económico que se da acéfalo y espontáneo difícilmente logra triunfar. Las revoluciones exitosas han sido las previamente planeadas por un reducido número de siniestras sombras que manejan los hilos de los eventos y que han sido aludidos con calificativo de intelectuales.

A base de ridiculizar mil veces la palabra conspiración en los últimos decenios, hoy parece una palabra inverosímil y risible. Pero la historia aún la sostiene con seriedad.

Las Logias Masónicas

Después de siglos de "edades oscuras", donde la ciencia e investigación eran pecado y su práctica se castigaba severamente, llegó el Renacimiento. El pensamiento idílico-ideológico rasgó las edades oscuras. Así, en 1723, nació oficialmente una "sociedad de libre pensamiento" que hoy se conoce como secta masónica, o Los Masones (albañiles, en francés). Estas sectas en el siglo XVIII eran secretas y avanzaron el pensamiento idílico convirtiéndolo en pensamiento intelectual, progresista, y le ponían tinte científico.

Avocando por el "libre pensamiento y la tolerancia" reclutó muchos seguidores, entre ellos ha habido, hasta hoy día, reyes, emperadores, nobles, plebeyos, burgueses, hombres de todas las ciencias y casi todas las religiones, políticos, gobernantes, ricos y pobres; pero sobre todo, miembros fueron la mayoría de los líderes independentistas que hoy son conocidos y venerados como "próceres".

George Washington, Benjamín Franklin, Simón Bolívar, Francisco Miranda, San Martín, Francisco Morazán, Benito Juárez, etc... Todos fueron masones; pero también fueron las mentes que planearon e iniciaron las revoluciones e independencia de las colonias más importantes de América.

El primer chispazo de revolución en América se planificó, en 1773, en una placentera taberna de Boston llamada "El Dragón Verde". Allí se reunía la logia masónica de San Andrés.

La dureza de la corona inglesa en sus colonias había alienado a los colonos y la sumisión de éstos estaba llegando a su clímax..., pero no había liderazgo que emprendiera una organizada revolución.

La decisión de los ingleses de excluir las colonias del negocio del té rebasó la cólera y la indecisión de muchos.

En la taberna del Dragón Verde, no todos los miembros de la logia apoyaban el movimiento patriótico, pero los líderes masones Paul Revere, John Hancock, Samuel Adams y Joseph Warren trazaron el plan que inició las gestas revolucionarias independentistas.

Los líderes y miembros de la logia de San Andrés en el Dragón Verde se disfrazaron de indios Mohawk y lideraron el ataque a los barcos llenos de té, en el puerto de Boston, arrojando las cajas al mar.

Con este golpe planeado y subrepticio se inició la gesta revolucionaria en las colonias inglesas, que rápidamente se expandió al resto de América en los siguientes 50 años...

En 1776, las colonias anglosajonas eran 97% raza blanca y entre ellos un 3% chinos, semitas, e indios nativos.

Talvés no mezclar su sangre, aislarse, es lo que ha convertido a Estados Unidos en primera potencia mundial en mis días; ellos tuvieron la "providencia" -y la farsa divina del "Destino Manifiesto"- de no esclavizar ex-dueños para trabajar su robada tierra, y que luego después la reclamarían, ni violaron como locos a las mujeres indias y llenarse de mestizos... Las colonias británicas eran una sola cultura, una sola religión, una sola raza, una sociedad homogénea. Quitarles la tierra a los indios y llevarlos a la orilla del exterminio fue la solución... Para trabajar gratis su robada tierra, los colonos ingleses mandaron a traer millares de negros del otro lado del continente, esto a su vez creó la próspera, cruel, y bárbara industria del comercio de esclavos.

Tres años duró la guerra masónica gringa de independencia que hizo gran impacto en toda América.

Casi doce años duró la también masónica Revolución Francesa que generó el republicanismo y creo los axiomas "Libertad, Igualdad, Fraternidad", y cuyo eco atravesó el atlántico llegando a excitar, fuerte e irresistible, el espíritu revolucionario en las colonias españolas de América...

10 años y tres "gritos" duró la gesta de independencia en el otrora Señorío de Cuzcatlán...

Santiago Ignacio Barberena escribió que la Intendencia de San Salvador a finales del siglo XVIII era "próspera debido a su riqueza de producción y laboriosidad de sus pobladores"... Si había estabilidad socioeconómica, entonces, ¿por qué se independizó?

En 1821, El Salvador ya era principalmente mestizo, pero entre los mismos mestizos había otra disparidad entre su emergente minoría de ricos comerciantes y administradores de hacienda y la aún más emergente mayoría mestiza en la pobreza. En el último eslabón social estaban los indios nativos, que cual indomable espíritu, siempre acariciaban el día de su propia libertad, y guardaba su odio al blanco al cual culpaba de todas sus tribulaciones.

Toda la masa mestiza e india comenzó a reclamar más compartimiento político y económico en el país a España... pero no la independencia... España se sintió amenazada.

Para empeorar, en el statu quo había los altos cargos políticos, militar y religioso que eran exclusividad de los peninsulares. Las tierras y producción exclusividad de los criollos, pero el comercio internacional exclusividad de España.

A los mestizos no se les permitía poseer propiedad privada, el más alto cargo que un mestizo podía esperar era Administrador de Hacienda... Los indios eran esclavos sin derecho a poseer nada.

Pero fue el menosprecio de los peninsulares hacia los criollos lo que procreó odio y envidia, razones suficientes para apoyarse y usar la causa de otro para sus siniestros fines. Los criollos, imbuidos por sus condescendientes de Estados Unidos, astutamente comenzaron a apoyar las justas aspiraciones de mejoría que pedían los mestizo e indios, y hábilmente agregaron una idea más a propósito a sus intereses: Independencia de España.

Con este engañoso paso alcanzaban su principal y único objetivo el cual era cuidar la integridad y respeto de sus intereses político-económicos y heredar los privilegios que gozaban los peninsulares...

Las justas aspiraciones de mestizos e indios, que enterados someramente de la independencia de los Estados Unidos, y la filosofía de Igualdad, Fraternidad, Libertad y República de los revolucionarios enciclopedistas franceses, les motivó a expresar su malestar e inició la mecha por independencia de España.


Las masas estaban allí, dispuestas, pero no había planeamiento, ni líderes...

Entonces surgió la casta criolla de la Familia de León.

El doctor Manuel Gallardo en su libro "Papeles Autobiográficos" escribe:

"Volviendo al San Salvador de las postrimerías del siglo XVIII, encontramos un documento muy interesante para el estudio del círculo familiar de los Proceres que nos dieron nuestra Independencia. El 15 de noviembre de 1791 formalizaba su testamento el presbítero don Pedro Manuel de León y Lobato... Además de dejarle a sus sobrinos (hermanos Aguilar) cuantiosas rentas (capellanías), nos hace ver el estrecho parentesco de nuestros Próceres entre sí, por lo que podemos tener a la familia de León, tronco de casi todos ellos, como la familia Protoindependiente de Centro América, a la vez que descendiente de Sancho de Barahona, compañero de Pedro de Alvarado y probablemente de los de León y Cardona, igualmente conquistadores y fundadores de Quezaltenango".

Los principales próceres de la independencia salvadoreña fueron miembros de esta Familia criolla de León: José Matías Delgado, Manuel José Arce, Los hermanos Aguilar, los hermanos Lara, José Simeón Cañas, los hermanos Aranzamendi, etcétera. Todos hermanos, medio hermanos, tíos, o primos en diferentes grados... Por ejemplo el padre de los hermanos Aguilar era el Capitán don Manuel de Aguilar y de León, quien era tío de José Matías Delgado de León, quien, a su vez, era primo de los Padre Aguilar de León y José Arce Fagoaga de León; mientras la hermana de los Aguilar (Doña Ana) era la madre de los hermanos Mariano y Domingo Antonio de Lara de León, nietos de Delgado... La gran Familia de León inició la tradición de casar hijos e hijas, ya ramificados entre ellos mismos, para no "diluir linaje y riqueza"; y todos eran terratenientes, hacendados, jurisconsultos, curas..., y sobre todo miembros de la "primera" familia de San Salvador, quizás la más rica; pero, sobre todo, esta familia fue ejemplo progenitor natural de las consiguientes familias oligarcas, que aliadas a los extranjeros próximos arribar, virtualmente aún tienen el poder en El Salvador.

"El testador mencionado dejó una renta de $ 8.900 anuales a sus sobrinos -sigue contando el Dr. Manuel Gallardo-, hijos de su primo hermano el Capitán don Manuel de Aguilar y de León, que deben salir de los censos de las haciendas, "Los Lagartos" en Sonsonate, "San Diego" en Nejapa y de unas casas en San Salvador. A sus sobrinos, hijos de su hermana Doña Manuela de León y Lobato, casado con Don José de Arce, que fueron 16 por todo... les deja $ 2.000 de renta anual. Finalmente... deja mil pesos en efectivo para entregarse a  Doña Josefa de Aguilar, esposa de su sobrino Manuel de Aranzamendi y de León y nuera de su hermana Doña Ignacia de León y Lobato, para que los use no para cancelar las deudas de su marido sino para subsanar las indigencias de la familia". 

Y continuando con las prodigalidades del rico patriarca, Manuel Gallardo enfatiza "y aquellos hijos de otra hermana Doña Manuela, casada con don Pedro Delgado, que fueron 7, les deja $ 2.000 de renta anual"... Se refiere a José Matías Delgado de León y sus seis hermanos que eran sobrinos directos del millonario patriarca.

Pero en esos tiempos cuando se hablaba de "pesos" se hablaba de Pesos Oro.

En mis pesquisas para comprender lo mejor posible la riqueza de este dadivoso patriarca, encontré que en los primeros tiempos de la Colonia no se podía acuñar moneda propiamente dicha, tanto porque no se contaba con los medios para ello, como porque los derechos de acuñación se reservaban exclusivamente al monarca. Por lo tanto, se adoptó el recurso de pesar el oro relacionándolo con la unidad principal de aquella época, o sea, el "castellano" (media libra de oro); es decir, se tomaba un peso en oro igual al peso de un castellano. De aquí derivó la aplicación del nombre de "peso" a casi todas las monedas de los países americanos, que se convirtió, de cuenta, en una pieza acuñada.

El Maravedí, por otra parte, fue la moneda española durante la ocupación de los moros y sobrevivió aún después de la salida de estos. Un sólo "peso oro", de aquellos días, equivalía a 500 maravedíes, y el maravedí se dividía en ocho tomines y el tomín en dos reales. El maravedí equivaldría, en moneda actual, alrededor de $100 dólares... ¡Una enorme fortuna aún hoy día!... Así no es sorpresa que Manuel José Arce se auto-financiaba sus propias guerras criollicidas...

"Es conocido que el Libertador Presbítero José Simeón Cañas y Villacorta, hijo favorito de Zacatecoluca (1767-1838), siempre se vio como pariente cercano con los proceres de San Salvador; posiblemente sea nieto del matrimonio de Mariana de León y de don Francisco de Cañas, del cual existe prueba documental. Y no hay que olvidar que una hermana del Libertador casó con el doctor en Medicina, Santiago Célis, el primer mártir de la Independencia".

Y para cerrar el círculo, enfatiza el Dr. Manuel Gallardo: "Aún fuera del matrimonio hay lazos con otro de los máximos valores entre nuestros Proceres: así como el Sur tuvo a O´Higgins y Murillo y el Norte a Hamilton y Gálvez, en El Salvador en un hogar no sancionado por el matrimonio, nació uno de los más grandes de nuestros hombres: Juan Manuel Rodríguez, pariente del padre Delgado, quizá un medio hermano..."

El historiador trata de disculpar el desliz (tan vergonzoso en aquella época) del padre de Matías Delgado sacando a relucir hijos ilegítimos como O´Higgins y Hamilton. Se deduce de esto que Juan Manuel Rodríguez era hijo ilegítimo con sangre mestiza, resultado de amores ilícitos de Pedro Delgado, de origen panameño y padre de José Matías Delgado, con una mestiza, cosa aún más común en los subsecuentes siglos. Por ser mestizo (aunque de la mejor familia por su rama paterna) las leyes de la colonia no le permitían a Rodríguez aspirar más de lo que era: Administrador de Hacienda, el más alto cargo para un mestizo.

Roque Dalton, un mestizo él mismo, en su Monografía, proporciona algunas de las posesiones de tierra cuzcatleca, por parte de algunos Próceres de la familia de León:

José Matías Delgado de León Hacienda Buena Vista (San Salvador): 24 caballerías.

Manuel José Arce F. de León: Hacienda Ichanquezo (san salv.) 24 caballerías; Hacienda San Lucas (San Salv.) 63 caballerías; Hacienda San Diego (San Salv.) 15 caballerías; Hacienda San Lucas (Opico) 80 caballerías.

José Simeón Cañas (primo de Arce y Delgado): Hacienda Jalponguita (Zacatecoluca) 27 caballerías.

Las haciendas cultivaban añil, maíz, tabaco y eran centros ganaderos.

Estos próceres criollos hacendados tenían enorme interés político y económico en ver realizada la independencia... media vez el sistema clasicista imperante se mantuviera a su favor, se respeten sus privilegios..., y depositen en ellos el poder político.

Entonces, en 1811, se dio el "primer grito de independencia".

Tamen

.

2 comentarios:

  1. Gracias por valiosa información. Ya que nuestro sistema educativo, la parte de historia es nula, mas la historia nacional.

    ResponderBorrar
  2. También yo hallé raroso no me hubieran hablado sobre este ángulo de la independencia en mis años de formación cuando descubrí entre los libros de mi ruco el libro de Manuel Gallardo y leí sobre ello. Saludos!

    ResponderBorrar