11/20/2018

Desde Mi Diáspora: Los Malinches de Tijuana


¿Por qué los centroamericanos que pasaron en caravanas a todo lo ancho y largo de México en su camino a buscar su futuro robado fueron bienvenidos, alimentados, transportados, tratados bien y curados de sus males físicos en cada pueblo y ciudades en el recorrido de 5 mil kilómetros de diáspora en tierra Azteca y al llegar a la ciudad fronteriza de Tijuana han sido rechazados por un grupúsculo en dicha ciudad que ha hecho noticia mundial?

Tijuana es una enorme ciudad en los Estados Unidos de México que pertenece al estado mexicano de Baja California. Etimológicamente su nombre viene de "Tía Juana". Su población es millón y medio de habitantes y ubicada exactamente en la orilla fronteriza con USA.

Desde tiempos de la película El Norte en la década 80, la cual nos estremeció al verla en familia usando la novedad del VHS, desde entonces se le conoce a Tijuana despectivamente como "el cagadero del mundo".

Es una enorme ciudad, la más grande del estado de Baja California, su riqueza proviene del turismo y últimamente se ha industrializado, pero es conocida principalmente como el mayor punto del tráfico de drogas, lavado de dinero y tráfico humano de la frontera México-USA.

Allí tiene su base, entre alrededor de una decena de carteles en todo México, uno de los más sangrientos cártel de la droga y tráfico humano. El cártel de Tijuana es también conocido como el "cártel de la familia Arellano Félix"… Esta familia dominó por años la ciudad, pero debido a luchas internas se debilitó y hoy se les ha metido el cártel de Sinaloa cuyo macizo el chapo Guzmán, hoy está en pleno juicio en Nueva York, ha relegado a la familia Arellano Félix a segundo plano, pero en su ayuda ha llegado los enemigos del Chapo, el cártel Beltrán Leyva.

De Tijuana a San Diego solo hay  33 kilómetros (50 minutos en carro)  y a Los Ángeles 227 km, (3 horas manejando) en el recorrido se atraviesan varios pueblos y pequeñas ciudades. Tijuana, cuando se trata de contrabando de drogas y humano, tiene una posición clave que la hace diferente del resto de México lindo y querido.

Del tráfico de la droga y del tráfico humano no sólo se beneficia económicamente el cártel sino la ciudad misma, su industria, pero también una considerable porción de la población tijuanense.

De la remuneración económica que percibe este cártel de la droga y tráfico humano se beneficia indirectamente un grupúsculo de tijuanenses de donde salen la mayoría de los que hoy están insultando, gritando y pataleando por la llegada de las caravanas de mis hermanos centroamericanos.

La ventaja de atravesar México en caravana es precisamente porque protege a los migrantes de los cárteles de la droga, pero también pone en desventaja a los mercaderes del tráfico humano, de los violadores patológicos y de los millones de dólares con los cuales la mayoría de migrantes centroamericanos son explotados y estafados por esta pequeña caterva delincuencial mexicana.

Esa es la raíz de las fotos donde se ven 200 quizás 300 gritones en las fotos y videos de los medios de información… Los millones de mexicanos que vieron pasar a los caravaneros los recibió y trató como hermanos hispanos que somos.

Nuestro hermano mayor (y nuestro tata en fútbol) recibió y trató a sus hermanos menores recibiéndolos y protegiéndolos como mi hermano mayor hizo conmigo cuando llegué a Chicago en 1981.

La jodida que este grupúsculo dependiente de los cárteles de la droga y tráfico humano jugó de títeres gratuitos en manos de quien los odia e irónicamente quien quita a ellos se refirió Narciso cuando tildó generalizando al mexicano de "violadores, asesinos y traficantes". Este grupúsculo navega en el mismo bote de los caravaneros cuando se trata de USA, pero hoy están sirviendo de proxies al supremacista racial y sus seguidores del partido fascista republicano.

La gran pérdida económica que estos coyotes, rufianes, violadores y traficantes ha sufrido por las caravanas debe ser la principal razón para mostrar su malinchismo.

Los cárteles de la drogas ya sea colombianos o mexicanos siempre va existir toda vez existe demanda por cocaína. Algunos estados gringolandeses ya se sacudieron el problema de la marihuana sencillamente haciéndola legal, dejaron de gastar en policialmente luchar y judicialmente derrochar en juicios y prisiones… Mejor aún, estados como Colorado fiscalmente les ha ido bien… Y ha puesto al descubierto el fracaso del partido fascista republicano con su guerra contra las drogas.

Pero que la cocaína vaya ser legalizada está fuera de cuestión en my lifetime. Al gringolandés le encula la cocaína, especialmente a su clase media y alta que son los que pueden económicamente afrontarla. Para la currunchunchún está la roquita, meth, etc.…

Colombia fue el principal proveedor en los 80-90, México en el nuevo siglo… y cuando México ya no pueda, saldrá otro, y otro, y otro… Media vez haya demanda habrá oferta, habrá abastecedores. Así trabaja el libre mercado dice Wall Street.

La marihuana la permitió la naturaleza como concedió las papas y el maíz. Lo mismo sucede con la planta de coca que masticaban los tlamemes y descendientes en las planicies andinas desde hace tres mil años... El peligro llegó cuando a la hoja de coca le puso la mano el hombre y le agregó químicos.

Volviendo al volado de las caravanas.

Todos en el continente americano las oye que viajan a USA y erróneamente adjudican solamente a los problemas delincuenciales, económicos y gubernamentales como las razones exclusivas de la existencia de estas caravanas.

Muy pocos hoy aluden al problema mayor que el mismo gobierno gringo, ya sea derecha fascista o derecha light, ha creado al imponer ineptos títeres a través de fraudulentos comicios electorales, golpes de estado violentos o light, la imposición a través de virreyes y virreinas de sistemas económicos neoliberales que solo enriquecen a un grupúsculo –mayoría raza blanca de origen europeo- y hunde en el lodo a las mayorías en los estratos socioeconómicos entre pobreza, pobreza extrema, o vida miserable.

Estos últimos son los hondureños caravaneros cuyo futuro les fue robado por la élite gringolandesa en 2009 y los volvió hundir más de pobres a miserables con el más descarado fraude que hasta la OEA y la ONU denunciaron y pidieron se repitieran los comicios... Narciso se opuso y reconoció el gane del fraudulento.

El títere catracho sencillamente obtuvo el reconocimiento de Narciso y en recompensa movió la embajada catracha a Jerusalén.

El deshonesto born again presidente guatemalteco hizo lo mismo, movió la embajada a Jerusalén con tal que Narciso lo proteja de la CICIG de corrupción.

Narciso ha demostrado estar enculado de dictadores, corruptos, tiranos monarcas y fraudulentos con tal que le sean leales.

Los dos corruptos centroamericanos van a caer estrepitosamente cuando ruidosamente se derrumbe la falsedad, mentira, arrogancia y egolatría de Narciso…, ladrón del futuro de los catrachos…, quienes tienen todo el derecho del mundo en venir a buscar su futuro robado a la mansión del ladrón.

Tal cual hice yo en 1981.

Tamen
.