6/13/2012

Desde La Diáspora: México Lindo Mejor Canta y No Llores…


Surfeando en los canales de televisión el domingo que pasó, me hallé en Univisión el debate entre los candidatos presidenciales de México.
Allí estaban Josefina Vásquez Mota del oficialista PAN, Manuel López Obrador del PRD, Ernesto Peña Nieto del PRI, y  Gabriel Quadri de la Torre de la “Nueva Alianza”.
Ya tenía ratos de haber empezado pero tuve leche y sintonicé en el momento en que Peña Nieto mostraba una gráfica de los “países con mayor inversión en 2011” y se mostraba a México en penúltimo lugar y a El Salvador en último lugar.
Quadri de la Torre, como hizo Peña Nieto, se quejaba que México había perdido “status” en la región y en el mundo.
Siguió la intervención de la candidata del oficialista PAN Josefina Vázquez Mota sacando pecho que México había firmado “44 tratados de libre comercio” durante los 12 años de gobierno panista.
Mientras López Obrador, del PRD, a quien le robaron la pasada elección, continuamente sacaba pecho que “tenía experiencia en gobernar”, y daba cifras enormes de la inversión pública que iba invertir y regalar.
Ninguno mencionó el enorme clavo que México tiene con los narcos.
Pero lo que más me llamó la atención fue el lloriqueo de Peña Nieto, niño bonito y untado del cartel informativo Televisa de la familia Azcárraga, y de Quadry de la Torre, porque a  México ya no lo tomaban en cuenta en el continente y el mundo”.
12 horribles años del derechista Partido Acción Nacional que comenzaron con el “cachorro del imperio” Vicente Fox y siguió con el fraudulento Calderón, han hundido a México.
Les dieron la misma paja que nos dieron a nosotros los neoliberales capitalistas: el Cafta con los gringos los iba hacer “prósperos e iba haber una gran inversión” y, como nosotros con la dolarización, la derecha empresarial mexicana aprobó al chilazo los pactos que los enriqueció a ellos pero a las mayorías los hizo valer verga.
La clase media disminuyó en México. La pobre se disparó, lo mismo la distancia pobre-rico.
La afirmación de la candidata Josefina Vásquez Mota confirma que los tratados neoliberales de libre comercio, en vez de mejorar, empeoran a un país en desarrollo como los nuestros latinoamericanos.
Los mexicanos han firmado 44 tratados de libre comercio, pero Peña Nieto, con su gráfico, muestra el resultado: nadie invierte en México, y sólo superan a El Salvador.
Pero al mismo tiempo que el millonario “cachorro del imperio” Vicente Fox llegaba de presidente de México, el comunista de la currunchunchún Lula Da Silva ascendía como presidente de un Brasil que todo mundo se rascaba la cabeza preguntándose ¿por qué putas este gigante con tanto potencial humano y de recursos naturales valía tanta verga en el escenario mundial…? A excepción del fútbol, por supuesto.
Veamos 10 años después.
México, que digamos tenía más prestigio que Brasil, hoy no huele ni hiede, mientras Brasil es la sexta economía del mundo, miembro del G-20 y del BRIC, todo mundo invierte en Brasil y hasta su diáspora está regresando.
Más claro que el agua no se puede ver.
Los millonarios ambiciosos y egoístas (como los oligarcas extranjeros nuestros) tales como Fox, Slim, Azcárraga…, y demás flora y fauna..., por 12 años se preocuparon por enriquecerse aún más de lo que ya eran y por ésto obedecían ciegamente a todo lo que el Banco Mundial, el Fondo Monetario, y la élite imperial gringa  les ordenaba.
Los neoliberales, como el millonario Fox, Calderón y el derechista pro libre mercado del PAN, se cagaron en México lindo y querido, y hoy lloran que nadie los toma en cuenta y valen verga… A excepción del fútbol.
Mientras Brasil, con un pobretario lustrador de zapatos salido de las mayorías, y con ideas socialistas desde su juventud, sacó a Brasil del oscurantismo hasta ser la potencia que hoy es.
Tamen
.