5/10/2012

Los Gringos y las Bodas Gay


Barack Hussein Obama dice que  "evolucionó" y hoy afirma estar de acuerdo en el matrimonio entre los mismos sexos… Esta es la noticia que está de moda en los medios de información gringolandeses.
Yo no estoy de acuerdo con el mulato Obama y la mayoría de hispanos en USA tampoco lo están.
Sobre este volado yo moriré en las cavernas porque nunca voy a evolucionar…. Esto no quiere decir que para "castigar" a Obama voy a ser tan rependejo de votar por el partido fascista republicano… tampoco creo Obama vaya a perder el voto hispano debido a esta “evolución”.
Sobre este tema, yo le he dicho antes, soy un troglodita conservador-derechista.
Han habidos muchas veces que mi criterio personal me ha puesto en la misma página con los elementos más ultraderechistas y fascistas sin que yo pueda evitarlo, y sin que yo me considere uno.
Por el otro lado, los más izquierdistas, "progresistas", y demás "istas", están de acuerdo con el "imperio" sobre este tanate de las "bodas gays", o sea, en este volado de los gays, los más izquierdistas, como los cupuleros frentistas, están de la mano con Obama y Biden, sin que los izquierdistas lo quieran, porque sucede de que éstos son los máximos líderes “yankees” y apoyan las bodas gays.
Ojalá que este debate que a los aburridos gringolandeses les fascina no llegue de nuevo a mi terruño donde tenemos suficientes clavos y asuntos más importantes que resolver…, pero como somos copiones no me sorprendería si los nuevos "padres de la patria" se vuelvan a dar verga con ésta onda "evolutiva".
Dejemos este tema para los gringos quienes sacan pecho que supuestamente ya solventaron sus problemas de pobreza, servicio social, educación, salud, infraestructura…, que en el terruño sufrimos.
Y es que a la cultura gringa (como a los Romanos antes) les aborrece el tedio, para ellos es lo mismo que no andar pisto, ¡puta, que terror!, y por eso siempre andan buscando algo en que entretenerse. En los 80s fue el colesterol, en los 90s el cigarrillo, y en esta década “las bodas gay”… a gringolandia le fascinan las trivialidades, de allí que se preocupan por eso de casarse entre los mismos sexos.
Yo personalmente no sé si crear una ley constitucional para que los “gays” se casen es progreso político, económico, avance sociocultural, florecimiento educacional, o solución al problema de la salud; tampoco sé si bajara la criminalidad, cesará la evasión de impuestos, se incorporarán a la sociedad las bandas delincuenciales, se mejorará el estándar de vida de la población…, estos, entre otros, son los problemas claves que pienso yo son prioritarios en El Salvador.
Y estoy totalmente en desacuerdo que se demonice el estar en contra de lo que yo considero es una patología que podría ser tratada medicamente… por eso no me explico porque California necesita una legislación para PROHIBIR buscar tratamiento psicoterapeuta para tratar el homosexualismo.
Hasta allí ha llegador el poder de los gays de obligar a un estado a prohibir a la ciencia research tratamiento de esta patología mental.
Si quieren ser gays, chévere, pero no me digan subliminalmente que ser culero es vergón.
De lo que sí estoy seguro es que quebrantaremos el orden natural de nuestra Madre Naturaleza, así en mayúsculas para mí, cosa que para otros es Dios.
¿Por qué he de ser yo enemigo del "progreso", o un "oscurantista"… solamente porque defiendo el orden de la Naturaleza?
Si hoy logramos acuerdo tocante a las bodas gay… ¿Qué vendrá después?... ¿Qué tal si empezamos a discutir la pedofilia,  el incesto, la necrofilia, el "kinky sex", cogerse animales?… los que les gusta éstos volados turbios también tienen "derechos humanos".
Lo que sucede es que ya lo hicimos todo y se nos acabó la imaginación, la fantasía sexual… pero no nos damos cuenta qué delgada es la línea que separa las dádivas sexuales naturales, con las patologías sexuales.
Tamen
.