9/12/2008

LOS MESTIZOS

Sembrando y Alienando la Cosecha del Futuro...

La raza, el color de la piel, origen étnico, posición social... tanto eufemismo para una sola palabra: Discriminación, ya sea racial o social. ¿Quién implantó esta anomalía en nuestra mente humana? ¿Germinó naturalmente en el proceso evolutivo?. Irónicamente la mayoría de libros sagrados de casi todas las religiones son ambivalentes cuando tocan este tema: La Biblia, El Corán, El Rig-Veda, aún el Popol Vuh, todos ellos estimulan la discriminación entre humanos... ¡a la vez que la condenan!... El hecho es que después de la conquista de América, ser negro o ser indio era peor que ser animal.

Desde 1525 hasta 1821, La Intendencia de San Salvador y cuatro de sus prósperas villas llegaron a ser metrópolis. La provincia de San Salvador era parte del Reino de Guatemala, con una extensión de casi 634,000 Kilómetros cuadrados, siendo la ciudad de Guatemala (inicialmente Ixinché, luego Santiago de Los Caballeros, posterior Antigua Guatemala, y finalmente la presente ciudad de Guatemala) sede de la Capitanía General y del gobierno de las cinco provincias de Centroamérica y Chiapas.

Una amalgama de diferentes razas comenzó a ascender. Los españoles "criollos" (nacidos de padres españoles en el nuevo continente) y los "peninsulares" (españoles recién llegados de España) tenían todo el poder sobre tierra y hombres. Cruzamientos raciales comenzaron a surgir y diluir la sangre española e hizo necesario nuevas leyes por la corona española para contener ésto; pero inevitablemente los cruces raciales crearon nuevas razas y estas nuevas razas se mezclaron más aún entre sí... una nomenclatura racial fue el resultado de este étnico embrollo.

El historiador Santiago Barberena proporciona esta curiosa clasificación:

Español con india = mestizo
Mestizo con española = español
Español con negra = mulato
Mulato con española = morisco
Morisco con española = chino
Chino con india = salto-atrás
Salto-atrás con mulata = lobo
Lobo con china = jíbaro
Jíbaro con mulata = albarazado
Albarazado con negra = cambujo
Cambujo con india = zambaigo
Zambaigo con loba = calpamulato
Calpamulato con cambuja = tente-en-el-aire
Tente-en-el-aire con mulato = no-te-entiendo
No-te-entiendo con india = torna-atrás.

La agricultura siguió siendo la base económica de la otrora Cuzcatlán. La tenencia indígena de tierras fue abolida y dada en concesiones a manos de nuevos hacendados españoles, o sea arrebatada al indio para dársela al blanco. La propiedad colectiva agraria autóctona fue sustituida por la propiedad privada, y aún hoy domina esa estructura económica.

Pero cual alpiste para canarios, la corona española permitió un sistema ejidal indígena de tenencia de tierras comunales a ciertas áreas, pero a finales del siglo XIX, fueron tierras sucesivamente robadas por los ex-presidentes Gutiérrez y Tomás Regalado, y repartida entre sus familias y familias afines.

El primer censo del reino de Guatemala en 1778 demostró la acelerada mezcla de sangre en El Salvador, especialmente el mestizaje. El censo mostró que ya para 1778 la población salvadoreña era 60 % india, 10 % blanca, e increíblemente 30 % mestiza. El mestizaje continuó imparable y, para inicios del siglo XIX, ya eran 54 %, ¡o sea, mayoría!.

San Salvador se convirtió en la Alcaldía Mayor de la nueva Intendencia, pero había tres otras prósperas poblaciones al final de ese siglo y ellas eran:

1-San Miguel: Existen dos o tres versiones sobre cuando, quién y cómo se fundó esta hoy tercera ciudad en importancia. Una de las versiones la proporciona el cura Domingo Juarros en su "Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala", obra primero impresa en 1808. Pero Barberena dice que existe una carta de 1539, en la cual se adjudica a Gil Gonzáles Dávila la fundación de San Miguel.

2- San Vicente: Fue fundada en 1635 por Don Álvaro Quiñónez de Osorio, Capitán General de Guatemala, con el nombre de "San Vicente de Lorenzana". Llegó pronto a ser un importante centro cultural y comercial. De acuerdo con Barberena "fue fundada por cerca de 50 familias españolas y acaudaladas, cuyo principal negocio era el cultivo del añil y las cuales residían en el pueblo de Apastepeque". En 1658 recibió (compró por 1,600 pesos, según Juarros) el título de Villa y cambió su nombre por el de "San Vicente de Austria", y el 18 de Junio de 1812 recibió su título de ciudad.

3- Santa Ana: La hoy segunda ciudad en importancia de El Salvador, no era tan importante durante la Colonia. Un pequeño "pueblito" comparado a San Salvador, San Miguel y San Vicente. Su nombre autóctono era Cihuatehuacán (nombre azteca) y significa "lugar de abundantes mujeres". Sostuvo este nombre hasta 1600, cuando los españoles la renombraron Santa Ana.

Durante el primer movimiento independentista de 1811, Santa Ana vergonzosamente permaneció fiel al gobierno español, el cual, en 1812, la recompensó otorgándole el título de ciudad.

Por último estaba Sonsonate, que perteneció a la Intendencia de Guatemala hasta 1824, cuando se unió a la intendencia de San Salvador y era sumamente próspera.

Así estaban las cosas en el antiguo Señorío de Cuzcatlán cuando comenzó una guerra independentista de España contra Napoleón de 1808-1814, que la desgastó y se descuidó de sus colonias americanas.

Entonces comenzó lo que hoy todos los países Hispanoamericanos celebramos año tras año: Independencia.

Prestado de CUZCATLAN

Tamen