9/11/2008

Rimas Para un Placer

La palabra sale coqueta
y revolotea en el corazón,
causando la inspiración
que hace el alma poeta...

La belleza graciosa de Eva
hizo de Adán un pecador,
airando a nuestro Hacedor
al comer del árbol su breva.

Así nació la divina poesía,
cuando el humano sexual,
distinguió el bien y el mal,
y lo bello de la noche y día.

Ya no se necesita ser famoso
para sacar del alma un verso,
que acaricie en placer terso
sin ser intrincado y ampuloso.

Prosas y versos son poesías,
cuentos haciendo sentido,
y aliviando al feliz y sufrido,
!hacen al poeta un Mesías!


Tamen