6/20/2018

Poema Finsemanero XI: Fantasía II

En el mes de abril de 1996, una nueva ciberamiga a quien nunca había conocido personalmente me envió de regalo de cumpleaños por correo un disco compacto: "Pacific Webpage Designer"

La había conocido unos meses atrás en un pizarrón de cuentos, prosas y poesía en AOL… Éramos algo así como Pen Pals, nos mensajeábamos y platicábamos en chatrooms, era todo lo que internet ofrecía entonces y era maravilloso... Era una mujer de mi generación, de una familia oligarca en mi terruño, casada, con hijos y funcionaria del gobierno de turno en mi tierra… Ella no escribía nada pero como me dijo "soy adicta a la poesía" y me felicitaba por "escribir bien", yo le manifesté mi similar gusto por escribir y leer literatura, especialmente la nuestra, pero me quejaba que era difícil encontrar literatura salvadoreña en la red… Eran los tiempos cuando nada de nada sobre nuestro terruño existía en la red...bueno, excepto Guanacos Online.

Entonces mi ciberchera se le ocurrió la idea. Me propuso que debía abrir un sitio web sobre literatura nuestra, me gustó la idea y le prometí ponderar sobre ello, pero me hice el pendejo, ella me preguntaba constantemente y yo dilataba, aducía falta de tiempo, material, saber cómo, etc.… Entonces recibí el CD con el diseñador… Yo me destapé entonces y le dije que por mis poemas ella ya sabía que políticamente yo era izquierdista anti status quo y no era hipócrita religioso tampoco… ella se desnudó también, me dijo quién era, parte de su rollo y ambos nos aceptamos tal cual éramos: salvadoreños amantes de la literatura…, llegando al acuerdo que el nuevo sitio web no tendría nada de política y nada de religión… y jamás tuvimos problemas… yo he mantenido mi promesa lo más que he podido.

Y me lancé a enfrentar el nuevo reto.

Pasé días figurándome como trabajaba el volado del diseñador, aprender como acomodar textos, adecuar fonts, figuras, fotos, fondos, calcular medidas en bytes y megabytes porque aún no existían los giga y terabytes, buscar material literario y decidir quién por el límite del número de páginas que cupieran en los dos megabytes gratis que mi subscripción unlimited time de $21.99 al mes me permitía.

Como también tenía familia y trabajo que atender el reto me consumió meses sólo aprender lo básico, mi computadora de $1200 chuyas era tan lenta que bajar una imagen de 200-300 kilobytes en mi Packard Bell de 133 megahertz y 16 Mb RAMS a través del FTP a mi nuevo sitio web se tomaba entre 30-45 minutos... pero como me decía mi tata: "con paciencia y salivita una hormiguita hizo cosas a una elefantita"

Así nació el sitio web cuscatla.com el 3 de junio de 1997.

Yo quise pagarle el costo del CD pero ella me dijo sentirse ofendida por ello…, pero a cambio me pidió le escribiera un poema similar a como ya había escrito uno que publiqué para otra persona.

Le escribí este poema.

Cuentan que donde llueve y truena
nació una linda niña de bellos ojos,
aún de alcurnia y criada con antojos,
la niña llegó a mujer con alma buena...

Su mundo semejaba vieja aristocracia,
vida de abundancia y en lo pomposo,
y cuando su familia escogió su esposo,
la pobre infeliz niña lloró en desgracia...

Niña linda que conociste países lejanos,
se casó sin conocer eso que estremece,
que hace vibrar y que al pensarlo crece,
éxtasis de amor que nos hace humanos...

La pobrecita creyó que al casarse, ella
sentiría esos besos de amor ansiados,
pero fue tarde cuando vio lo equivocado,
que es casarse sin amar aún siendo bella...

Hoy ya mujer, madre, y aún hermosa
lisonja la vida que la ató a esto insulso,
y aún pensando en pecar de impulso,
sueña en los brazos del amor penosa...

Así un día, vagando en su fantasía,
conoció un mozo pobre pero franco
que sin verla ni oírla leyó su encanto,
y la buscó sin meditar lo que vendría...

La niña de bellos ojos sintió alborozo,
pero su alma pura amar a otro la impedía, 
casada y abandonada la pobre niña sufría,
cediendo por fin los avances del mozo...

Se entregaron al amor un día de fantasía,
y se olvidaron del origen y diferente cuna,
pues la atracción mutua era en demasía
y así pasaron juntos una noche de luna...

Rompieron en furor ansiado y anhelado
porque temían que nunca lo repetirían,
ambos desaguaron sus deseos al hado
y olvidaron el destino del cual venían...

Una lágrima de amor bañó a la niña bella
e hizo jurar al mozo que nunca la dejaría, 
y ya creyéndose en la luna y las estrellas
vio a su mozo esfumarse.... ¡En su fantasía!

Tamen
.