9/09/2012

Desde La Diáspora: Gane Quien Gane...


Con gran despliegue y derroche de feria los dos partidos que forman la virtual dictadura bipartidista del imperio finalizaron sus convenciones proclamando a sus respectivos candidatos para la elección del cuatro de noviembre próximo.
Sin ser uno de los cientos de 100 mil vergas al año “analista político”, y wachando por televisión, vi la enorme diferencia entre un partido y el otro.
El partido fascista republicano, del 1% millonarios, 90% raza blanca, y sionistas,  tratando, no de elegir a su candidato Romney, sino de derrotar a Obama “a toda costa”, y no importa qué… Los republicanos mostraron frío arreglo de conveniencia con Romney.
El partido demócrata de la derecha light, multirracial, y currunchuncheros, tratando de reelegir a su mulato candidato, que aunque ha perdido algo del halo de rock star que lo eligió hace cuatro años, aún arrastra votantes por su carisma, elocuencia y orígenes. Los demócratas en su convención mostraron amar a su candidato.
Pero fue un enemigo político de Obama de su mismo partido quien se robó el show: Bill Clinton. El ex presidente que le dejó a George Bush un próspero y solvente imperio y éste no sólo se lo acabó sino que lo llevó a la orilla del desastre…, gracias que llegó Obama no se derrumbó estrepitosamente.
En esencia Clinton le recordó a los gringolandeses en prime time que Obama había sido el único presidente en haber recibido un país económicamente hecho mierda.
Por cuatro años Obama fue menospreciado por los republicanos y obstaculizaron su presidencia en todas las formas posible, no importando la recuperación y el bienestar  del imperio con tal de hacer ver mal a Obama y evitar su reelección.
Para los multimillonarios y sionistas neocons, que financian y dirigen el partido republicano, su prioridad número uno ha sido hacer Barack Hussein Obama presidente de un solo término, todo lo demás vale pija, aún Romney.
Obama extendió su mano a los fascistas republicanos al comienzo de su término para sacar adelante la economía y echar de nuevo andar el imperio. Obama propuso, sugirió, incluso una vez se fue a meter al mero nido de los buitres a discutir política con los líderes republicanos... Obama fue rechazado, repudiado y hasta insultado.
Aún cuando algunas de las políticas que Obama propuso habían sido previamente sugeridas por los fascistas y sionistas que les encanta les llamen con la paja de “conservadores”, estos tipos rechazaron todo y no dieron sus votos.
De plano es milagrosos lo que el mulato Obama ha logrado en cuatro años…. Esto fue lo que elocuentemente Bill Clinton dijo en su discurso.
Bill Clinton y los líderes blancos de la derecha light del partido demócrata saben que el total vuelco a la extrema derecha fascista del GOP solo refleja un mecanismo de defensa del 1% contra el aumento multirracial de USA, para ellos es the last stand del grupúsculo 1% de privilegiados evasores de impuestos antes de la llegada del diluvio.
Gane quien gane el imperio está dividido…, gane quien gane la semilla del mensaje anti 1% de ricos que no pagan impuestos, anti monopolios corrompe sistemas, y contra el “somos los más vergones, excepcionales, y ustedes pura mierda” que Obama sembró está bajo tierra, germinará, y con el tiempo, rendirá frutos
Gane quien gane el imperio ya no volverá a ser como antes.
Tamen
.