2/09/2015

Desde la Diáspora: San Romero de América

La reciente declaración del vaticano sobre el martirio de Monseñor Romero ha causado escozor y ñañaras sobre un amplio espectro de la derecha religiosa tanto católica como protestante.

Líderes protestantes religiosos de todas las marcas han sacado a relucir su maligno escozor hacia  el "comunista Romero"…. y algunos hasta dejan salir una que otra abierta bendición sobre su asesino.

Que Romero era comunista es cuestión de especulación, es como decir que el actual Papa es marxista, o que Obama es musulmán... Depende de estado de mente para creer porque no hay hechos concretos, tangibles, documentados, que lo confirmen.

Yo pienso que Monseñor solamente buscaba un radical cambio social al status quo en Mi Tierra, él, como yo lo vi y testifiqué, tuvo que haber visto u obtenido información precisa del medievalismo que existía en la zona rural, y las zonas marginales urbanas, la explotación, la miseria, el olvido en que estaban las mayorías vulnerables mestizas.

Monseñor llegó a tener un cargo que podía hacer diferencia en tratar de cambiar este esquema injusto, y sabía perfectamente del peligro, no se acobardó..., lo intentó..., fue asesinado… otros con su misma oportunidad de poder dejar un legado se hacen los pendejos y mejor se hacen partícipes de la injusticia.

Si hacer lo que hizo Monseñor es comunismo, pues yo también soy comunista.

Lo mismo el papa Francisco sobre los preceptos y hechos en la actual cristiandad del planeta… y lo mismo Obama sobre las políticas del imperio.

Como decían los Iracundos "el mundo está cambiando…."

El futuro San Romero de América trató lo mismo que, opino yo, pasó con Duarte en 1972… ambos fueron declarados "comunistas" por sugerir e intentar cambiar el injusto estado de cosas en el terruño dominado por familias oligarcas criollas y extranjeras.

Robar las elecciones a Duarte en 1972 causó el nacimiento de la guerrilla… y martirizar a Monseñor Romero inició 12 años de guerra.

Pero lo que más aturde es notar en la derecha religiosa la manera como protege, bendice y encubre el injusto status quo que va en contra de los preceptos y legado de El Nazareno.

La derecha religiosa es "cristiana" hasta que no se toque su "excepcionalidad", su arma predilecta que Obama ha desnudado.


Que preciosamente puesto por el líder de un imperio…. Obama ha roto capote para un elegido líder gringo, ya otros vendrán a ventilar y sacar más la suciedad en la "excepcionalidad" de estos hipócritas.

La derecha católica Opus Dei ya no tiene el poder que ganó en 1980 con Carol Wotjila, quien llevó al vaticano casi al colapso en 30 y pico de años. Apoyó chupasangres económicos, encubrió pederastas, lavó dinero del narcotráfico, y despreció al pobre y vulnerable… El catolicismo ya no tiene que lidiar por el momento con esta mafia pues llegó Francisco I.

La derecha religiosa protestante en USA es gringa neta pero ya no tiene la misma nefasta influencia como cuando mi terruño se incendiaba en una guerra civil que no debió ocurrir.

En los 80s y 90s, el evangelista anglosajón llamado Pat Robertson, que se autonombra "televangelista" y posee una cadena nacional de Tv en USA, dio apoyo económico al criminal genocida Ríos Montt y hasta le llamó "milagro" al genocidio de 100 mil indios mayas que este cometió y por el cual lo juzgan hoy en Guatemala.

Otro "hawk" televangelista que murió en 2003 fue Jerry Falwell, favorito de Reagan y del sionismo político gringo. Este demagogo de Cristo tuvo una organización llamada "Mayoría Moral" y aplaudía constantemente en su programa de TV las masacres contra "curas teólogos de liberación" ingeniados por el asesino de Monseñor, Roberto Dabuisson.

"Matar por el disfrute de ello es equivocado – aducía en su programa "evangélico"-, pero matar es también necesario en la lucha con el sistema anti-Cristo, o sea el comunismo, y matar por ello es el trabajo de todo cristiano…."

Un libro sagrado violento genera pastores violentos.

Varios de estos "pastores de Cristo" entre ellos Falwell, Robertson, Tim LaHaye, Richard DeVos y otros demagogos, en 1984 le presentaron una placa de reconocimiento al genocida Dabuisson por sus matanzas de curas en mi terruño.

La mayoría de estos demagogos de Cristo –excepto por Pat Robertson- ya se pudren a saber dónde, pero han sido reemplazados por otros aún más charlatanes… y son los que hoy destilan odio y blasfemia contra su prójimo en Cristo, Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Tamen
.