12/19/2008

La Corrupción Sionista

Después que El Salvador vivió la pirámide del Mathies Hill, y Colombia la de los hermanos Uribe, los gringos estupefactos miran el enorme desfalco de 50 mil millones que el ex director de una de las dos más grandes bolsas de valores, asegura sólo él lo hizo. Es la noticia que se quiere ocultar en la media gringa pero el robo es tan gigantesco y global que es imposible obviarlo.

El güeveyo es tan formidable que perder un millón como el caso latinoamericano es como perder mil millones (un billón gringo) en esta pirámide gringa que ellos llaman Ponzi Scheme.

Bernard L. Madoff, un hebreo sionista considerado un cerebro de las finanzas fue pionero de las transacciones electrónicas en la Bolsa de Valores pero no permitía acceso de internet a sus clientes en su empresa de inversión, sólo usaba teléfono o correo ordinario. Madoff había sido jefe de Nasdaq, una de las principales Bolsas de Valores en Wall Street, se retiró y comenzó su propia firma con su hermano y sus dos hijos.

La firma tenía inversiones de la crema y nata de los cachochudos de gringolandia, la vasta mayoría de las víctimas del fraude son ricos hebreos tales como Zuckerman, dueño de US News and World Report, diario que le hace competencia a nivel nacional al New York Times del también hebreo Szulberger, Steven Spielberg (1.2 billones), Fred Wilpon, dueño de los Mets (500 millones). Entre los bancos globales a los que Madoff se quebró están el Santander de España (2.3 billones), HBSC de Londres (1 billón), Banco Medici de Austria (2.1 billones), Banco Mutual Francés de Luxemburgo (700 millones), Fortis Bank de Holanda (1 billón).
Además se estima que el gobierno gringo perderá en recolección de impuestos 17 billones.

Pero en gringolandia las inversiones están aseguradas contra este tipo de pérdidas, aunque las víctimas no recuperarán el total de la pérdida, recuperarán parte de ello.

El vergoloteo está ahora en quién tiene la culpa que este tipo (supuestamente hasta hoy solamente él lo hizo) haya podido pendejizar a la mara de reguladores del gobierno por casi 20 años sin que lo atraparan. No se sabe aún cuando comenzó a usar dinero de nuevos inversionistas para pagar ganancias a los viejos inversionistas, el eje central de la clásica pirámide; como sea, el viejo de 70 años se ha de haber visto expuesto debido a la crisis financiera y las noticias reportan que en una escena casi de película, llamó a sus hijos a su apartamento de 7 millones en el centro de Manhattan y les confesó que “todo es una pirámide, todo es una gran mentira”, los hijos llamaron a los federales y se descubrió el güeveyo.

Irónicamente esto es similar al robo de FINSEPRO de Mathies Hill donde las víctimas en el terruño fueron familiares suyos y exclusivamente clase alta, hasta el Opus Dei que domina el arzobispado de San Salvador se fueron en la chicagüita, pero aquí en gringolandia el fiscal Michael Mukasey, hebreo, se recusó debido a que su hijo está casado con la hija del viejo Madoff, y una nieta de este está casada a un ex miembro clave de la agencia del gobierno que vigila que no se güebeye… y así de conectados están todos estos sionistas donde prácticamente dominan las finanzas gringas.

El imperio se desploma, y nada será de nuevo como antes.

De quién será la culpa?

Tamen