11/28/2017

Poema Finsemanero VIII: Soledad


El enemigo del Verbo Amar es la Soledad. Buscar una pareja para ejercer el Verbo Amar viene con el ADN, no sólo en los humanos sino en los animales también... La lucha contra la Soledad es universal.

Muchas y tantas veces queremos y sentimos cariño por alguien, pero amamos una sólo una vez. Muchos encontramos la pareja perfecta y correcta pero debido a frivolidades de la edad, disturbios emocionales, o malas decisiones la dejamos ir y con ello perdemos el Verbo Amar...., Con el tiempo hallamos substitución pero sin poder nunca olvidar... Una fantasía ha nacido.

He conocido amigos y amigas que me han confesado que a pesar que se han casado, son felices, viven estables, y parecen sólidos, hubo alguna vez un suceso amoroso que no pueden jamás borrar y que se convierte en la piedra del zapato, y aunque caminen bien, no andan del todo bien... La piedra en el zapato con el tiempo se convierte en fantasía.

Amar una fantasía es amar la Soledad.

Un inolvidable amigo de mi adolescencia y juventud en mi nunca olvidada colonia Santa Lucía tenía suerte para las chavas bonitas y amarraba con atractivas chamacas, una de ellas fue dama de lazo en mi boda, una hermosa y preciosa mujer asediada por la mara, pero este amigo la conquistó, anduvieron un par de años, pero él sin decirle nada, emigró a USA... Hace unos años falleció de cáncer después de un tiempo de agonía. Durante este tiempo nos hablábamos por tel. al menos una vez por quincena, recordábamos, nos reíamos contando los días de vino y rosas... Tres días antes de morir tuvimos la última plática, él me confesó "mirá Jorge he tenido vergo de mujeres, vos lo sabes, pero es a tu dama de lazo a la que nunca he podido olvidar, ¡jamás, broder!, porque nunca he dejado de amarla"..., me sorprendió saber que después de casi 35 años mi chero, que tuvo después de ella muchas bonitas mujeres, se casó divorció, volvió a casarse, etc., etc..., aún amaba a esta chava que quizás ella ya ni se acordaba de él... Ella se había convertido en su fantasía... Dicen que la palabra del moribundo es la mera neta.... Quizás mi amigo sentía moría en la soledad.

El Verbo Amar ejerce tanto deseo de vivir la vida como la soledad hace la vida tan sosa, oscura, inapreciable y quizás la muerte deseable.

Te contemplas en el espejo,
tez clara, frondoso cabello,
pero en tus ojos el reflejo
de tu alma habla un destello...

El gozo en tu ánimo es desierto
y no hay ilusión, no hay fulgor,
cual soledad en el mar abierto,
sin nadie que te llene de amor...

Estás lozana, estás ardiente,
y tu alma sigue en soledad,
sólo tenés que ser paciente,
el amor irrumpe en tempestad...

Tenés membrana indomable,
y un hervor de hielo ardiente,
tu corazón cálido, inalterable,
de amor se halla sediente...

Pero tu vida no es desperdicio,
es normal con amigos y placer,
pero hiere el recuerdo del ser,
que hizo de tu amor un suplicio...

Cuando llegue el amor cambiará
tu alma férrea siempre hermosa,
tu firmeza graciosa él endulzará,
y ya no será tu vida enfadosa...

Llegará el día que en el espejo
verás que el amor no es maldad,
y tan solo tu alma estaba lejos,
atrapada por la triste... ¡Soledad!

Tamen
.