3/10/2010

Desde La Diáspora: El Que A Mal Palo Se Arrima

El presidente Mauricio Funes llegó a Washington, capital gringa, a pedirle a Obama que sea “socio estratégico”, como lo reporta Contrapunto.

Lástima porque Funes se ha ido al lado de un perdedor, y que cuando llegue su tiempo, este acto podría regresar para joderlo pues los republicanos siguen el mismo precepto de Arena: quien no está conmigo, está contra mí.

El Partido Republicano (PR), que se opone al plan político de Obama, alberga a la extrema derecha gringa, desde fascistas hasta fanáticos religiosos pasando por la mafia que desfalcó a Cuba y hoy viven en Miami.

Los líderes republicanos en su plataforma política para las próximas elecciones de noviembre este año, han revivido cláusulas draconianas impuestas por los Neocons, o sea, para poder aspirar ser candidato en las elecciones, y tener fondos y apoyo del partido, el requerimiento es seguir la plataforma del partido de la era de Bush. Un puñado de requisitos obsoletos.

El Partido Republicano se podría comparar al partido ARENA que nos desgobernó y desfalcó por más de 20 años, los republicanos son apoyados por los billonarios del país, por los bancos, por los más recalcitrantes racistas, los Neocons sionistas, y por los más fanáticos evangelistas.

El Partido Demócrata es dominado por una élite no muy diferente de esa del Partido Republicano. El factor común en ambos partidos es que reciben “contribuciones de campaña”, que les da vida, de los mismos contribuyentes, o sea, corporaciones de las que ellos mismos son dueños y mandamases.

La prensa gringa, también la mayoría poseída por la élite mandamás, ha comenzado a preparar al país para elegir republicanos en las elecciones “mid-term” de noviembre y están demonizando a Obama como muy “populista”, o sea muy pro-pueblo, y muy gastón de pisto, sin importarles que Bush dejó al país en bancarrota, a tal extremo que este año por cada tres dólares que va a gastar USA prestara uno.

Los Estados Unidos ha caído tan gacho que para mantener vivo el imperio ha tenido que prestarle dinero a México, India, Chile, Filipinas, Colombia…, Bush le dejó a Obama un imperio económicamente quebrado, pequeñesimalmente igual le dejó Saca a Funes.

El problema de pedir apoyo y otros volados políticos a un presidente gringo estriba que, en la dictadura bipartidista gringa, el ganador este año es el perdedor del próximo año, de allí que los papeles se invierten.

El presidente salvadoreño no necesita venir a gringolandia cada año a lloriquear extensión del TPS, los nicaragüenses nunca vienen y siempre la obtienen, tampoco estamos como para rechazar y enfrentar el imperio tan abiertamente como recién hizo Brasil por medio de Lula, la diferencia es que Estados Unidos le debe (como confirma este enlace) a Brasil 170 mil millones de chuyas. Brasil es el cuarto mayor sostenedor de bonos del tesoro gringo.

Lo mejor y más digno que podría hacer Funes para cubrirse es como hace Costa Rica, pero ni a eso podemos aspirar ya que el modelo económico que nos han impuesto por cerca de 200 años no nos permite prosperar, o progresar como Costa Rica, y no permite dar trabajo a decenas de miles de mis compas que no ven otra salida más que jugársela y emigrar, cosa que no tienen que hacer los ticos, los cuales casi no existen en USA.

Todo redunda en que la élite gringa, al no permitirnos sacudirnos libremente nuestro propio destino económico, tan desgastado y deteriorado por la oligarquía criolla y extranjera, le roba el futuro a mi nación, y obliga a mi gente a salir a buscar lo que le han robado: su futuro!

Tamen
.