4/12/2017

Desde Mi Diáspora: El Arte de Mentir


"¡La política es el arte de engañar a los tontos!”..., nos decía Gerardo Victorino Urrutia, maestro de cuarto curso de Geometría y Trigonometría en INFRAMEN. El famoso maestro "papasapo" infería que la política era una mentira..., e implicaba que él era smart porque ya sabía esto.

Papasapo también se ganaba la vida escribiendo artículos de política local en la página editorial del infamoso "enemigo del pueblo salvadoreño" -remedando a Calígula USA-, el Diario de Hoy de quiquito.

¿Qué es la verdad y cuál es la mentira?

En el evangelio de Mateo 43:18:28 y 43:19:16 se describe el interrogatorio del cónsul Poncio Pilato hecho a Jesús quien aducía: "... Todo el que es de la verdad escucha mi voz. Pilato le preguntó ¿qué es la verdad...?"... Jesús no respondió.... yo interpreto esto en que hay muchas verdades, y como la mentira la verdad es legión.

Respeto el pensar de todo aquel convencido de la existencia de una sola y única verdad...., la cual es absoluta.

Si me diera chance El Nazareno yo le preguntaría ¿qué es la mentira?... Porque existen dos palabras: el verbo mentir y el adjetivo verdad, ambos son árboles de muchas ramas.

Hoy que "el hombre más poderoso del mundo" y su séquito ha empujado el arte de mentir en el imperio a nuevos niveles, se me metió la pila de querer garabatear sobre este talento... porque si es una dádiva sublime el  talento de pintar, de cantar, matemáticas..., también la mentira es una dádiva..., ser pajero creíble es un ventajoso talento en política, religión, comercio, deporte, etc.

Mentirosos terrícolas somos tan abundantes como las ratas, quizás es un término absoluto porque es dudoso haya un terrícola que nunca haya mentido durante su vida. La diferencia está en la gravedad y el espíritu de la mentira... O en la paja aquella de mentiras blancas y verdades ácidas.

El arte de mentir generalmente es matizado de negro, el color oficial de la maldad..., también de la justicia.

Pero a la mentira, como la verdad, el terrícola le pone el color dominante del momento y casi siempre basado en el color de su piel o de su creencia religiosa.

La perversidad, la blasfemia, falsedad ... "son virtudes de Satán", decía mi abuela..., pero la mentira también puede vestirse de blanca paloma, como la luz y la inocencia... 

¡Puede mal vestirse como Dios!

La mentira, como la verdad, es una mara de muchos miembros... La traición, el atractivo, el engaño, la ingenuidad, la artimaña, el candor..., y decenas más sinónimos de mentira y verdad.

Aún la Biblia rinde pleitesía a la mentira, al engaño,  a la falsedad... Jacobo, hijo de Isaac, se puso una piel peluda de animal  para hacerse pasar por su peludo hermano primogénito Esaú y engañar a su moribundo padre Isaac, que, ciego, se fue en la chiguagüita y "bendijo" a Jacobo, tan mentiroso como Satán y tan astuto como la serpiente de Eva...

Toda la vida real que vivimos es una mentira de acuerdo a Matrix. OVNIS, extraterrestres, sitio de Troya..., ¿Mentira o verdad? ¿Paja o la neta?... el novelista Umberto Eco escribió que "cada quien creemos en nuestra verdad pero sin asegurarnos no vivimos una mentira"....  y quizás viceversa digo yo.

Mentir, voluntariamente o incitados por muchos diferentes propósitos, usa muchos utensilios físicos y mucha materia prima con tal de razonarlo en verdad.

Mi remedo de filósofo tata decía que los únicos que se les perdonaba la mentira son los enfermos mentales, y los infantes. Y que los mentirosos más peligrosos son los embaucadores con objetivos monetarios... Y los más ciertos son los que no expresan su verdad ni juzgan la mentira ajena.

Mi forever recordado padre quizás no andaba tan lejos..., o estaba viviendo su mentira.

Y por supuesto vastedad de veces ha sido demostrado que una mentira repetida mil veces termina siendo verdad..., es como repetir “el diablo es dios, el diablo es dios...” quinimil veces puede hacer al cachudo, de plano, llegar a ser Dios en pijo de mentes y envenenar creyentes convertidos en fanáticos sin saber es el mismito cachudo.

Vivimos cual variedad más extraña
en medio de tantos entes vivientes,
somos impares, opacos y fulgentes,
vegetando un círculo sin mañana...

Un tono forzoso domina el existir,
tasando el quehacer justo e injusto,
infalible supremo mendrugo busto
nunca lo abruma el material vivir...

Hincado, el necio que rebeló un lío,
pide alpiste nuez al gigante de luz,
parado más metros inclina la testuz
el carcelero verde de turbio brillo.

Muecas y gestos dividen el pantano
creando un tenue y prosaico desliz,
el disfraz de esmeralda, zafiro matiz,
se mofa del lindero y reza sin mano...

Un artífice líder falsea a la gracia,
con virtuales duendes y endriagos,
epístolas que alzan al feliz estrago,
loando la divina ufana desgracia.

Hurgando en el frente de la corriente
serpea encubierto el dogma terrenal,
la masa proscrita con diseño modal
bulle en acíbar su anatema demente...

Y galopa y galopa el homo enredo
huyendo aterrado del cosmos boreal
¿Será horrible lo bello y pulcro el mal?
¿Vencerá el dolor? ¿Perderá el ledo?...

Tamen
.