9/23/2016

The Black Matter Revolution

A la élite imperial gingolandesa le encula ponerle nombre de colores a las revoluciones que en los últimos 30 años han sacudido esta nave espacial... Y donde ellos han puesto su mano peluda.

Le llamaron revolución de terciopelo cuando los checos se sacudieron de la decadente URSS en 1989. Cuando Ucrania hizo lo suyo en 2004 le llamaron la revolución anaranjada. La revolución púrpura cuando los iraquíes se sacudieron de Saddam. La revolución verde cuando intentaron derrocar al régimen teocrático iraní en 2009. Revolución jazmín cuando en 2010 los tunecinos derrocaron a su dictador impuesto por Europa.... and so on.

Hoy tienen su propia revolución entre manos, están en estado de denial y se niegan ponerle color.

No voy a referirme a los negativos estereotipos que atañen a la raza negra porque mi gente hispana, latina -como cualquier otra etnia-, carga por igual su tanate de negativos estereotipos sin haber sufrido ni una mierdécima que los negros han sufrido en USA.

Parece que la raza negra gringolandesa, la afroamericana, finalmente está despertando de su atávico temor al gringolandés raza blanca... especialmente al cristianísimo sureño... Hace 151 años dejaron, al menos en papel, de ser esclavos, pero yo soy testigo que es jugarle una broma a la realidad el decir que son "libres".

Los negros son como yo, esclavos de un sistema el cual es manipulado por una mayoría raza blanca y del cual es, no imposible, pero difícil salir... Es como ir de pasajero en vehículo o avión donde  el control de mi porvenir, de mi familia y de mi vida lo tiene el piloto o el chofer..., pero no hay otro medio de llegar donde quiero llegar.

Apenas hasta hace 51 años, en 1965, los afroamericanos lograron ganar en papel fundamentales  derechos civiles tales como el derecho a votar, sentarse donde les diera la puta gana en los buses, poder asistir a la escuela junto a los blancos, usar letrinas, tiendas, parques no segregados sino para todos.

"Unidad"

Yo, un mestizo, y de acuerdo a lo que he visto y leído, estoy convencido que los hoy casi 40 millones de negros descendientes de esclavos, han sufrido, sido humillados (como han humillado a Obama lo dice todo), discriminados, y masacrados en USA mucho más que en cualquier otro país fuera de África.

La historia negra esclavizada por 340 años en the home of the free fue infinitamente peor que la vivida por cualquier otra etnia en esta nave espacial.

Este interesante enlace provee una recopilada información de la odisea africana y sus números en su viaje hacia América.


El artículo lo escribe un famoso profesor raza negra de Harvard quien hace unos años un policía raza blanca lo apresó porque no le creyó que vivía en la lujosa zona donde vive, lo trató como al peor maleante, y se lo llevó preso..., un clásico acto de racismo... Obama intercedió y por primera vez la policía racista raza blanca fue llamada "estúpida" por un presidente en USA.

Ante semejante desplante de racismo la sociedad mayoritaria raza blanca no pidieron justicia sino pidieron ¿¡unity!?.

Los descendiente de estos casi 400 mil africanos han empezado su real emancipación con the black matter revolution.

Y apenas comienza.

Ante esta revolución negra, el segmento racista gringolandés, aquel que llama "boy" al negro, no importa sea un anciano, porque según su fanática mente el negro por ser "inferior" –de acuerdo a su dios-, jamás puede llegar a ser hombre... O sea, el voto duro de Donald Trump, mayoría seguidores republicanos... Los "deplorables" como Clinton les llamó correctamente... han salido con machete desenvainado y dejando salir su catarsis reprimida por décadas y por siglos acumulada en su heredado gen.

Un representante del estado de Carolina del Norte dijo: "Los negros odian a los blancos porque nosotros somos exitosos y ellos no"

La presidenta del comité de campaña de Donald Trump en Ohio sacó su racismo puro, sincero y cruel -el cual quizás comenzó chupar desde neonato-, cuando escupió:


Pero la peor y más insultante desinformación que esta supremacista blanca vomitó fue cuando dijo “antes de Obama nunca había habido racismo”

Por eso es importante esta Black Matter Revolution. Hay mucha, miles, quizás millones de gente raza blanca que se hace la pendeja o por conveniencia ignora la realidad y trata de justificar lo injustificable.

Un mulato jugador de fútbol americano lo enalteció cuando clarificó su acción de sentarse, luego hincarse, al sonar el national anthem como denuncia para llamar atención e información sobre los abusos que los negros y la "gente de color" sufrimos a manos de una mayoría de policías racistas en USA.

¡Y este mulato gana 28 millones al año!

Preocupados, la respuesta del ala "moderada" de líderes blancos, y sus medios de difusión, ha sido la misma casaca de siempre que les funcionó cuando el canelón Lutero Rey: "unidad"... la misma paja que siempre usan para contrarrestar el peligro que ven llegar.

El problema, el gran clavo, el tetunte..., NO ES UNIDAD..., el main topic es JUSTICIA.

Este injusto estado de cosas ha sucedido desde la pajeada "emancipación de los esclavos" de 1865..., transcurrió en todo el siglo XX..., hasta que llegaron los smart phones.

La presunción que el policía es un hombre "íntegro, confiable y respetable" ya no furula, la evidencia de la cámara-phone-video lo ha puesto al descubierto.


</iframe>

Sólo el segmento supremacista, los confusos y desinformados, se han quedado creyendo como verdad suprema que si un policía dice que "sacó y disparó su arma para defenderse" es una razón infalible.

Esta práctica racista ha sido institucionalizada por siempre en el home of the brave.

No se puede esconder, existen filmes, fotos, revistas que narran la batalla del negro a ser reconocido como igual en el home of the free.

Los supremacistas blancos sacan su intolerancia y gritan lo mismo que los derechistas de mentol en los países dominados por oligarcas criollos y extranjeros raza blanca en Latinoamérica: "¿porque no se van a otro país si no les gusta?"...

Hay temas que para esta caterva es only one way...

Cuando se trata de justicia, igualdad, tolerancia..., o la Black Matter Revolution..., ya no quieren hablar más que de ¿¡UNIDAD!?

O váyanse a otro país.

Tamen
.