3/21/2014

Desde la Diáspora: ¿Se repetirá el Fatal 20 de Febrero 1972?


Tengo un Deja Vu…. Parece que la élite gringa no aprende de los errores de sus abuelos tocante a mi terruño.
Si hubo fraude en las elecciones sería esos 400 mil votos “milagrosos” de la derecha con la movida de los DUIS, estoy plenamente seguro allí hubo movida… pero no les alcanzó porque 135 mil más que el 2 de marzo votamos por la izquierda….
Llega la embajadora gringa e interfiere en nuestros asuntos internos en su discurso de ayer tal como lo hicieron en 1972 y 1977.
No es secreto que la embajada gringa maneja a los “4 fab” y que el fiscal es un pinche arenero empleado de Flores pupú y la familia de la esposa de éste…. De allí que este fiscalito hoy hizo algo risible: creer la paja de Arena sobre los reos votantes, o sea "20 mil" reos que salieron a votar y luego, obedientes, regresaron a su penitenciería y su calabozo cual corderitos....jajajaja..… el fiscal prepara la movida hoy que la Embajadora aparentemente ha subliminalmente enviado mensaje a sus lacayos.
Por el bien de Mi Tierra y mi sufrida gente espero que los líderes gringolandeses no la vayan a regar otra vez como en los 70s…., y esta vez, y de una vez por todas, nos dejen escoger nuestro propio destino.
¿Qué porqué yo y millones llegamos a USA en vez de Cuba y Venezuela….? He contestado esta pregunta decenas de veces.
Hoy siento un hijueputa deja vu…. Porque siento temor que aquellos salvadoreños que tienen hoy la edad que yo tenía cuando voté por vez primera el 20 de febrero de 1972 sentirán lo mismo que yo sentí entonces si su voto se manda a la mierda con movidas turbias para darle el gane al perro finquero y favorecer a la oligarquía extranjera raza blanca… tal como se hizo en 1972 y se repitió en 1977.... 8 años más tarde estábamos en guerra
Si los gringos encubren y estimulan la marufia y tramafás usando a sus serviles de la Corte Suprema y al fiscalito para permitir a los oligarcas extranjeros ganar ilegalmente esta elección que en buena lid han perdido como el 20 de febrero de 1972…, estos hermanos, como yo en 1981, tendrán pleno derecho ir a buscar a la casa del ladrón y recuperar lo que les robaron: ¡su futuro!
Tal como yo hice en 1981.
Cuba y Venezuela no han interferido en en las elecciones del 2 de febrero y 9 de marzo… como tampoco lo hicieron en 1972-77…. Cuba y Venezuela no robaron mi futuro..., como NO serán ellos los que se los robarán a mi gente si sucede lo que temo y quiera la Providencia NO suceda.
Porque como ya lo dijo un político “Dios tarda, pero no olvida”
Muchas preguntas tío Juan ¿Porqué huí de la tiranía?
¿Cómo llegué a esta Siniestra Mansión?
¿Qué fue que me hizo huir de mi El Salvador que ardía?
¡Ay tío Juan! El chunche es casi canción:

De mi destruida casa salí humillado y frustrado
acabado y con temor;
entonces acobardado pensaba en ser masacrado
o señalado de malhechor.

Viví y ví la injusticia, la pobreza y la humillación
que se sufría en mi tierra;
fue el fraude y tiranía impuesta por esta rica Mansión
la que forzó esta guerra.

Con mis aspiraciones truncadas y mi vida frustrada
ya la esperanza era escasa,
fue así que resolví buscar en esta opulenta morada,
cuyo amo destruyó mi casa.

Tenía que buscar y recuperar lo que me fue robado:
¡Mi futuro!, ¡mi más caro anhelo!
Con fuerza moral luché el estigma de ser emigrado,
y al trabajo duro, y al hielo.

Un profano me dijo que rezar en mi lengua era vano
pues su dios no me entendía,
presto acepté el reto haciendo los libros mi hermano
y superé éso que me detenía.

Fui dicho que en esta casa hay oportunidad para todos,
que su amo trata a todos igual,
pero al color de mi piel le echaban inmundicia y lodo,
y me discriminaban por ilegal.

Es la comodidad y la vida fácil la panacea de esta Mansión,
la frivolidad y trivialidad su pasión;
han olvidado la moral llamando libertad a la depravación,
y drogas y sexo ¡su gran obsesión!

Qué si no me gusta ¿por qué vine a parar este lugar?
me dicen mis hermanos malinches...
Yo no vine por mi gusto, se me robó y vine a recuperar,
aunque no me guste el berrinche...


Tamen