8/28/2013

Desde La Diáspora: La Selecta y sus Jueces Corruptos

El fútbol para El Salvador y el resto de Latinoamérica y el mundo –excepto los países que el imperio ha invadido- es una pasión sublime, divinizada, inmaculada… Y hasta fue excusa para irnos a la guerra en 1969... Cualquier cosa en exceso desastrosa, horripilante, súper bajera que pudiera ocurrir a la nación, nada superaría un atentado de cualquier índole al fútbol.
Esta es la estocada a la pasión colectiva en mi terruño con los alegatos ocurridos sobre los amaños en fútbol…. Y está siendo usada de nuevo, para desviar, camuflar, esconder corrupciones de más envergadura.
Irónico que en la misma semana que el ministro de hacienda denunció que hay dos empresas de “alto prestigio” que le deben ¡100 millones de dólares! en impuestos a El Salvador…, y otras millonadas de muchas otras empresas…, ¡puta!, la misma semana en que un comité de diputados investigando la movida ENEL-CEL acusó al dolarizante ex presidente pupú, al nicaragüense Baterías Récord Miguel Lacayo, al oligarca Guillermo Sol Bang (casado a la articulera estrella del pasquín de quiquito) y otros por enriquecimiento ilícito…, salen los amaños de los que se han ronroneado por meses.
Pero es evidente que los amaños en fut opacan todo.
En fin, estas noticias de corrupción del sistema neoliberal impuesto a huevos por Arena para mi gente “minuspensante”, y para los medios de información de la derecha capitalista que nos tiene como estamos, no es “ni mierda” -como comentó alguien-… comparado a la “traición de la Selecta”.
Es como si fuésemos la mamá de Tarzán en fútbol.
El fiscal chafa vio la oportunidad de mostrar “eficiencia” con nano pececillos y manda sus columnas con gran despliegue publicitario, -y sin decir “avisa, avisa”-, a las casas de los seleccionados “buscando pruebas”… pero no se conmovió igual al chilazo cuando se comenzó a saber los amaños en el contrato CEL-ENEL.
Y no es que este amaño ENEL-CEL y los investigados sean onda nueva. En mayo 2005 el mismo ministro Cáceres, que hoy denuncia la hueviadera de 100 millones, estando de macizo en Probidad en la Corte Suprema de Justicia, solicitó informes bancarios de los tres señalados… y de María Eugenia Brizuela de Ávila, Juan José Daboub Abdalá, Carlos Mauricio Duque González, Edgar Ramiro Mendoza Jerez , Ruy Cesar Miranda González, Enrique Molins Rubio, Aldo Vinicio Parducci Meléndez, Carlos Quintanilla Schimidt, Mauricio Ramos Falla, Flavio Villacorta Ibarra.
Fueron estos tétricos 13 en total, todos reconocidos areneros, los cuales sus ingresos y cuentas bancarias no furulaban.
Eduardo Cáceres, hoy ministro de Hacienda, fue despedido de Probidad por el entonces presidente de la CSJ Agustín García Calderón, el títere de Arena de la Corte de esos días.
Allí está este individuo Miguel Lacayo, de nuevo, nicaragüense, que con su fábrica de Baterías Récord, contaminó el Sitio del Niño y aún no paga por ese delito…
Allí está el oligarca Alfredo Cristiani, que con su droguería esta acaparando medicinas para que los precios estén por la nubes y con su monopolio agro industrial hoy es señalado como principal responsable de envenenar con insecticidas prohibidos San Luis Talpa. ¿Resultado? Salvadoreños humildes están muriendo de insuficiencia renal debido a la ambición, monopolio y carencia de sentar precedente contra estos corruptos y ambiciosos.
Dos extranjeros: Cristiani y Lacayo, que debido a que les pela la verga el pueblo humilde salvadoreño, porque ellos nunca nos aceptarán como suyos, y porque gracias a que controlan un mayoritario partido político, no se tocan los cojones para hacerle lo que le han hecho al pueblo salvadoreño.
La mayoría de “patricias y respetables” familias “salvadoreñas” han hecho su fortuna, y ganado “respetabilidad”, a través de amaños.
Los Regalado, Dueñas, Dutriz, Altamirano, Poma, Simán…, y demás fauna “respetable”, “creadores de empleo” “ejemplos de la sociedad salvadoreña” que Roque Dalton menciona en su Monografía Salvadoreña han hueviado, amañado, corrompido, podrido, conspirado, impuesto, bully a la nación cuzcatleca desde su paja independentista.
Ninguno de estos malacates, ni sus lacayos, tienen solvencia moral de prejuzgar, enjuiciar o condenar a 22 salvadoreños que debido a la migaja que reciben por su talento, y a la corrupción imperante de su clase privilegiada y líderes políticos serviles, se metieron a tranzar la pasión de los salvadoreños.
Tamen