7/30/2013

Una Joya del Libre Mercado: La Dolarización



Mi suegro tiene 85 años, un retirado pensionado que trabajó para el gobierno, y que ha residido toda su vida en el terruño. Ha sido un ferviente arenero desde que esta banda evasores de impuestos hizo este partido político… y toda su vida ha votado por ellos.

Desde 2001, con mi suegro, nunca más hemos hablado política cuando yo llego de visita al terruño porque es un asunto acordado, después de una ligera charla confrontativa en 2001 debido a la dolarización llegamos al convencimiento que yo nunca lo iba a convencer de la ruindad de su partido y la dolarización, ni él iba convencerme de hacerme arenero.

Pero cuando él nos visitó en Houston, a inicios del 2009, comiendo y hablando en general sobre la vida en el terruño espontáneamente me dijo con gesto doloroso y colérico “la dolarización es la que vino a jodernos y encarecer la vida….”.

Hubo un silencio, yo no respondí, no dije nada. Aparentemente él había olvidado la razón por qué no hablábamos política.

Yo estaba viviendo en El Salvador en 2001 cuando el gobierno de uno de los peores presidentes, de los muchos que ha tenido el terruño, introdujo a huevos la dolarización, sin discutirla y ponderarla, pero con un nombrecito fancy: “ley de integración monetaria”.

Mi suegro me platicó de los beneficios que esta onda turbia iba a traer al país, pero yo, rebatiéndole, le vaticiné que la clase media, y especialmente los pobres, iban a comer mierda y el rico y millonario, o sea, el 3 % de la población, mayoría extranjeros y criollos extranjerizados, iban a llegar a ser más millonarios.

La ley se aprobó gracias a que el nefasto PCN llegó a un acuerdo bajero con ARENA, y yo seguí este tramafás leyendo y viendo por Tv.

La movida fue que el PCN daba sus 15 votos a cambio que su diputado, ex presidente arenero Francisco Merino, no fuera juzgado por haber disparado y herido, súper a verga y en pelazón, a una mujer policía hacía un tiempo atrás.

Históricamente este baje al pueblo salvadoreño es conocido como “el merinazo”… El Salvador fue dolarizado, no por una necesidad sino porque el rico y potentado lo exigió… y por salvar un oscuro individuo de ir a la cárcel.

Y para más burla al pueblo salvadoreño, este diputado Francisco Merino, cuando era vicepresidente del explotador extranjero Cristiani Burkard, y faltándole tan sólo dos meses para terminar su mandato, hizo que el ISTA le cediera gratuitamente 1,168.65 metros cuadrados de un lote a la orilla del mar.


Los tres presidentes del ISTA antes de Funes, todos altos areneros y provenientes de familias areneras, regalaron 514 hectáreas de tierra destinada para campesinos pobres en el programa de Reforma Agraria, a familiares, compas areneros y hasta a sus guardaespaldas…
 
El nuevo fiscal hace poco los dejó ir diciéndoles como Jesús a la Magdalena "vayanse y no pequen más"

“Chico” Merino sigue siendo diputado, vicepresidente de la Junta Directiva y sigue chupando la sangre del pueblo cuzcatleco… nunca ha sido indiciado o investigado por el robo de tierra…. Y gracias a la dolarización se salvó ir a la cárcel por disparar y herir un policía..., delito que aquí en gringolandia tuviera cadena perpetua.

Hoy está paloma deshacerse de la dolarización y Manuel Hinds, quiquito Altamirano, Essersky, el duque Dutriz…, toda esta gente que con trompeta y matraca anunciaban prosperidad y felicidad gracias a la dolarización sabían que era mentira y que iba ser catastrófico.

Es gente como esta quienes engatusaron a mi suegro y al pueblo humilde con la paja dolarizante demostrando ser incondicionales lacayos del extranjero oligarca millonario.
 
La dolarización, la joya de la corona del modelo neoliberal, ha demostrado ser un rotundo baje.

Pero no se puede revertir tan chichemente como se aprobó... Correa en Ecuador, el otro país dolarizado de Latinoamérica, un economista educado en gringolandia, lo ha dicho a calzón quitado: no se puede revertir así por así sin causar daño a la economía del país. Punto.

Mi suegro me dijo esa vez en 2009 que iba a votar por el FMLN por vez primera para ver si quitaban la dolarización, yo le dije que eso no iba a pasar por ésto y aquello…, y que hoy lo único que queda es vivir con ese baje…

  Y hacer de ello tripas corazón.

Tamen
.